Personas peculiares: ¿por qué nos resultan atractivas?

Ser peculiar no es una amenaza, es un acto de valentía. Tener carisma, estilo propio, ser inconformista y no ajustarse a los convencionalismos puede ser chocante a veces, pero también genera cierta atracción...
Personas peculiares: ¿por qué nos resultan atractivas?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 05 abril, 2022

Las personas peculiares son los bichos raros de nuestra sociedad, pero se alzan, a su vez, como las figuras necesarias. ¿La razón? Porque se atreven a razonar y actuar de manera diferente. En un mundo en el que se nos insta a ser copias los unos de los otros y a pensar de la misma manera, la peculiaridad es todo un desafío.

Puede que a más de uno se sienta sorprendido cuando descubra que en Estados Unidos, cada 10 de enero se celebra el Peculiar People Day. En efecto, y el hecho de que sea así se debe a un movimiento que surgió en internet y las redes sociales. El objetivo no era otro que concienciar a la población de la importancia de no prejuzgar.

Porque, si bien es cierto que lo singular, lo extraño y lo peculiar puede atraer, lo frecuente es que en un primer momento genere rechazo. Porque nuestros prejuicios son como el estaño; una aleación que cierra la mente. Solo cuando reduzcamos la costumbre de juzgar sin conocer, nos permitiremos descubrir a personas que pueden ser toda una inspiración.

Puede que incluso nosotros mismos seamos una de ellas sin saberlo, alguien que tiene una perspectiva diferente de los demás y a quien le agrada vivir de otro modo.

“Quiero ser importante. Por ser diferente”.

-Sylvia Plath-

Chico caminando entre montañas simbolizando a las Personas peculiares
Son muchas las personas que son peculiares, pero que en realidad no se atreven a demostrar sus singularidades por temor a ser juzgados

Características de las personas peculiares

Que existan personas peculiares es lo mejor que le puede pasar a nuestra sociedad. Al fin y al cabo, solo quien se atreve a romper el molde, a pensar de manera innovadora y a desarrollar una personalidad propia, libre de convencionalismos, aporta un avance auténtico al mundo. Sin embargo, debemos admitirlo; ser diferente en algún aspecto puede ser toda una amenaza.

Porque hay algo que debemos tener claro. Alguien peculiar no es quien usa gafas sin cristales. No es quien se pone la ropa del revés o tiene una conducta claramente asocial. En absoluto. La peculiaridad es enfrentar y percibir las cosas de manera diferente al resto. Y por lo general, de manera más efectiva y creativa. Sin embargo, cuando uno se atreve a demostrar su carácter único, es señalado, criticado y hasta sancionado.

Es como el clavo que sobresale y es golpeado por un martillo para ser igual a los demás. De algún modo, nuestra sociedad tiene ese filtro de sutil hipocresía en el que se nos insta a ser únicos y auténticos, pero cuando alguien se atreve, se le cosifica. Por ejemplo, no importa cuánto hablemos o defendamos la diversidad, el diferente sigue siendo esa oveja negra siempre criticada.

Sin embargo, a pesar de las críticas, los prejuicios y las miradas, hay un atractivo instintivo en las personas peculiares. Es común sentir por esas figuras una especie de ambivalencia psicológica: fascinan e inquietan a la vez. Atraen e incomodan. Porque todo lo diferente, lo que hace también es que terminemos replanteándonos a nosotros mismos…

Son personas que no se mimetizan con lo convencional

El doctor Joseph Henrich, de la Universidad de Harvard publicó un interesante estudio en el 2010. Algo que vale la pena saber es que la comunidad científica analiza de manera frecuente el comportamiento del ser humano. Ahondan en datos de la totalidad de las sociedades occidentales, educadas, industrializadas y democráticas. Y lo que evidencian es que hay poca variación en cuanto a conductas.

Es decir, podríamos señalar que apenas nos alejamos de lo que se puede definir como “sujetos estándar”. Las personas peculiares no abundan en exceso. Sin embargo, ¿qué características son las que definen verdaderamente a estos perfiles? Bien, un aspecto que destaca es la tendencia a no mimetizarse con lo convencional.

Son hombres y mujeres abiertos a lo diferente, curiosos de la cara oculta de la Luna (por así decirlo), personalidades que siempre buscan saber lo que no se dice, “bichos raros” que no se conforman con las opiniones generales.

Piensan de manera holística y crítica

Pensar de manera holística y crítica es la mejor herramienta que todos deberíamos aplicar. En una realidad marcada por las noticias dudosas, la información constante y a menudo sesgada; solo las personas peculiares se obstinan en dudar de todo. Su enfoque siempre es crítico y holístico.

Es decir, son capaces de abstraer nuevas ideas de lo que leen o ven, realizar comparaciones y conexiones con tal de tener una visión más amplia y unificada de aquello que analizan.

Orientados a la innovación constante

Lo normativo es aburrido. Lo convencional es el óxido que, a veces, envejece nuestra sociedad y que vuelve lentos sus engranajes. La mirada orientada a lo peculiar busca innovar, aspira a promover avances, cambios y revoluciones. Algo así lo consiguen aplicando un enfoque siempre creativo, atrevido y rompedor.

Saben que su comportamiento y actitud puede generar críticas, pero no las temen. Porque quien tiene una mente abierta, no se rinde ante la mente inflexible; la compadece y no se rinde. 

Mujer feliz con alta autoestima representando a las personas peculiares
La gente “rara” o “particular” es la que a menudo aporta a nuestra sociedad los cambios que necesita

Las personas peculiares son figuras que nos inspiran

Joseph Henrich es un profesor de biología evolutiva humana en la Universidad de Harvard. Algo que nos explica en el estudio anteriormente citado es que las personas singulares existen. No hay ninguna particularidad genética en ellas, pero psicológicamente son diferentes.

Hay particularidades en su forma de pensar, de reaccionar ante los desafíos, de relacionarse y, en esencia, de procesar la realidad. Esto hace que muchos de estos hombres y mujeres actúen como agentes dinamizadores de la propia sociedad. Nos inspiran, nos instan a romper nuestros viejos esquemas de pensamiento al hacernos reflexionar y reformular determinados aspectos.

Todo lo peculiar suele llegar a nuestra vida primero de manera incómoda. Porque nos desafía, porque nos obliga a replantearnos muchas de las cosas que damos por sentadas. Y eso no siempre es fácil ni cómodo. Sin embargo, poco a poco, nos dejamos abrazar por esa nueva corriente, por ese brío extraño pero novedoso… Por tanto, dejemos de prejuzgar y seamos capaces de apreciar lo singular.

Te podría interesar...
Personas que hacen uso del pensamiento mágico: ¿cómo son?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Personas que hacen uso del pensamiento mágico: ¿cómo son?

Detrás de las personas que hacen uso del pensamiento mágico de manera constante pueden haber distintos trastornos psicológicos.



  • Forgas, J. P. (1992). On mood and peculiar people: Affect and person typicality in impression formation. Journal of Personality and Social Psychology, 62(5), 863–875. https://doi.org/10.1037/0022-3514.62.5.863
  • Henrich, Joseph & Heine, Steven & Norenzayan, Ara. (2010). The Weirdest People in the World?. The Behavioral and brain sciences. 33. 61-83; discussion 83. 10.1017/S0140525X0999152X.