Pocketing: cuando tu pareja te esconde ante los demás

Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Marián Carrero Puerto
¿Alguna vez has tenido la sensación de que tu pareja te esconde ante los demás? ¿Solo quedas con ella a solas? Si es así, tal vez seas víctima del pocketing.
 

En la actualidad, son muchos los nuevos términos que están apareciendo relacionados con las nuevas tecnologías y que se hacen notar en las redes sociales. Hoy vamos a ocuparnos de uno de ellos, que si bien por el nombre puede parecer algo nuevo, lleva más tiempo con nosotros de lo que pensamos: el pocketing.

Este término hace referencia a cuando tu pareja te esconde ante los demás. Por ejemplo, no te presenta a sus amigos, siempre encuentra una excusa cuando le propones hacer planes con otras personas o si se cruza con algún conocido por la calle crea distancias para no dar explicaciones de quien eres. Ahora bien, ¿por qué lo hace? ¿cuáles son sus intenciones?

«El amor deja de ser un placer cuando deja de ser un secreto».

-Aphra Behn-

Mujer molesta de mal humor con su pareja

¿De dónde proviene la palabra pocketing?

La palabra pocketing proviene del inglés pocket y quiere decir ‘bolsillo’, añadiendo -ing tenemos el significado de la acción, que sería «embolsando o meter en el bolsillo«. Esto aplicado a las relaciones de pareja hace referencia a cuando tu pareja te esconde frente a las personas de su círculo o entorno.

 

Quienes practican pocketing van más allá de evitar ese momento temido de conocer a los padres de su pareja. Como explica la psicóloga y entrenadora de vida Ana Jovanovic: «el pocketing es una situación en la que una persona con la que estás saliendo evita o duda en presentarte a sus amigos, familiares u otras personas que conocen, en persona o en las redes sociales, a pesar de que has estado saliendo por un tiempo. Tu relación parece inexistente a la vista del público«.

En resumen, a nivel público, vuestra relación no existe, está oculta y solo es visible cuando estáis solos. Algunos lo atribuyen a que es una forma de crear espacio y distancia en la relación, de ahí que las quedadas suelan ser a solas y por supuesto fuera de lugares públicos o concurridos.

«Qué sabe del amor quien no ha tenido que despreciar precisamente lo que más amaba».

-Friedrich Nietzsche-

Me gustas, pero te oculto: ¿Qué hay detrás del pocketing?

Son muchos los factores a tener en cuenta sobre el pocketing, ya que no existe una razón clara por la que las personas lo practican. No obstante, algunas de ellas pueden ser:

 
  • Haber salido hace poco de una relación y pensar que es demasiado rápido para incluirte en el círculo de personas queridas y cercanas. Probablemente la causa sea el miedo a que no funcione y que después la ruptura sea más dolorosa.
  • Otra razón puede ser que su entorno tenga una imagen de ella completamente distinta a la que tú tienes y eso hace que no quiera mostrar todas sus «caras».
  • También puede ser que le guste llevar una relación a escondidas. Tener la sensación del riesgo a ser descubierto le hace sentirse bien.
  • Quizás tengan algo que ver las razones culturales o religiosas.
  • O puede ser que se encuentre en un momento de su vida en el que no se sienta preparada para contar al mundo que tiene pareja.

A pesar de que hemos expuesto algunas razones, las razones del pocketing dependerán de la situación en la que cada persona se encuentre, sobre todo a nivel emocional, y de su historia personal.

«Un amor secreto es hermoso, dulce y sagrado cuando solo se trata de una infatuación ligera; pero cuando esa persona se acerca y te toca en el corazón, haciéndolo vivo de una manera que nunca ha conocido, ese amor secreto se vuelve aterrador, porque nunca puedes hacer que te amen, nunca querrás hacer que te amen … Pero de todos modos, sin importar de qué lado lo veas, no te quieren … y tu corazón no sabe cómo vencerlo».

-Stefanie Schneider-

 

Persona guardando un corazón en el bolsillo

Señales para identificar el pocketing

Algunas de las señales que podrían ayudarte a detectar este tipo de situación son las siguientes:

  • Tu pareja nunca hacen planes contigo y con otras personas.
  • Pone excusas por las que no puedes conocer a sus amigos y familiares.
  • Soléis quedar en lugares apartados, discretos o íntimos. 
  • No habla mucho de las personas de su círculo social.
  • No apareces en sus redes sociales
  • Si te encuentras con alguien que conoce, no suele presentarte e incluso te aparta a un lado.
  • Sus amigos y familiares nunca han oído hablar de ti. 

Si en algún momento has podido observar estas señales, quizás sea el momento para exponerle tus dudas sobre ello, hablar sobre la relación que tenéis y conocer si los dos vais en la misma dirección.