Por qué debes dejar de seguir a tu ex en las redes sociales

29 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Un modo de facilitar el duelo tras una ruptura de pareja es dejar de seguir a la otra persona en redes sociales. Obsesionarnos en saber qué publican, qué hacen y con quien están es una forma de sufrimiento inútil.

Una de las cosas más saludables que puedes hacer cuando rompes una relación es dejar de seguir a tu ex en las redes sociales. Puede costar, es cierto. A veces, hasta es posible que no lo veas necesario. Pero hacerlo, facilita el duelo y conforma además una estrategia terapéutica eficaz para poder pasar página mucho más rápido y reconstruir tu vida de manera saludable y satisfecha.

Ahora bien, ¿por qué hacerlo si “hemos quedado como amigos”? Dicen muchos. La verdad es que, aún a día de hoy, son muchas las personas que siguen sin comprender el impacto que puede tener mantener el contacto virtual, aún cuando la relación afectiva ha dejado de existir. Stalkear a la expareja, entendido como ese comportamiento espía en redes sociales, es una conducta que practica buena parte de la población.

Algo que sin duda sabemos es que las relaciones en la era actual ya no son como las de hace diez o quince años. El amor en tiempos digitales implica contar con más vínculos que los físicos y los afectivos. Los lazos virtuales son los menos importantes cuando tenemos una relación de pareja y sin embargo son nuestro último reducto cuando esa relación se rompe.

Persona mirando el móvil

Razones de por qué debes dejar de seguir a tu ex en las redes sociales

Las redes sociales son nuestra mirilla de la puerta para saber qué hacen y cómo les va la vida a las personas que conocemos. Vivimos un momento temporal en EL que buena parte de la población tiene un teléfono móvil y acceso a Internet y esto ha revolucionado nuestra vida y nuestras relaciones. Ahora, podemos seguir el día a día de alguien sin que esa persona lo sepa y esto, puede tener serias repercusiones.

Esta ventaja hace que nos sea posible saber qué hacen nuestros amigos y examigos, compañeros de trabajo y excompañeros de trabajo, parejas y exparejas. Así, de entre todos estos colectivos, lo más problemático a nivel psicológico es skaltear a esas personas con las que mantuvimos una relación. Ser el ojo que mira a través de la cerradura virtual eleva el malestar, cronifica los duelos y puede abocarnos a conductas obsesivas.

Estas son más razones de por qué debes dejar de seguir a tu ex en las redes sociales.

Tu mochila emocional pesará mucho más y no podrás avanzar

A lo largo de esa relación que has tenido con tu expareja has acumulado buenas vivencias y otras no tan buenas. Cuando se produce una ruptura, tu mochila emocional tiene un peso determinado. Sin embargo, el hecho de seguir a esa persona por redes sociales hará que la carga emocional de valencia negativa aumente de manera considerable.

Esa carga se elevará cada día cuando descubras una foto nueva, un nuevo comentario y las stories en las que aparece con otras personas. La felicidad del otro en ese universo virtual supondrá un desconsuelo más en tu mochila y de ese modo el proceso del duelo tras la ruptura no terminará nunca.

Debes dejar de seguir a tu ex en las redes sociales. Estás reforzando un imposible

Si no puedes dejar de seguir a tu ex en las redes sociales es por un hecho muy concreto. No solo ansías saber qué hace en su vida. De algún modo, también sigues alimentando esperanzas. Buscas indicios que te hagan percibir que te echa de menos. Anhelas señales que te hagan ver que esa persona busca una reconciliación contigo.

Una parte de tu mente sigue concibiendo que esa ruptura es algo temporal y que, en algún momento, volverá a tu lado. Sin embargo, es necesario que tomes conciencia de las evidencias. Estás alimentando un imposible y seguir a esa persona por redes sociales te imposibilita pasar página, avanzar en tu vida.

Sigues idealizando a una persona que no te quiere

Mirar los estados de la expareja. Estar pendiente de qué publica, de qué comenta, saber a qué le da like, si está en línea o que fotos sube. Aunque no te des cuenta, estás idealizando a una persona que ya no te ama, continúas alimentando un afecto que carece de sentido ni finalidad.

No podrás reiniciarte a ti mismo hasta que cortes definitivamente el vínculo que te une a ese amor imposible y sin sentido: el virtual. Salud mental es también dejar ir lo que no tiene sentido y que además se está convirtiendo en una conducta obsesiva que merma tu equilibrio psicológico.

Hombre leyendo los mensajes del móvil

Fuera de la vista, fuera de la mente. Cómo dejar de seguir a tu expareja en el mundo virtual

La problemática de mantener el contacto virtual después de una ruptura afectiva es un tema que lleva investigándose hace bastante tiempo. Ya en el 2012, por ejemplo, la revista Cyberpsychology, Behavior and Social Networking publicaba un estudio en el que se hablaba del impacto que tenían redes sociales como Facebook a la hora de de dificultar el duelo en las rupturas.

Ya en esos años se destacaba el potencial del contacto y la vigilancia que permitía esta red y cómo imposibilitaba la recuperación emocional. Desde el 2012 hasta la actualidad y con el avance de plataformas como Instagram o Tik Tok, tenemos más recursos para seguir, mirar, vigilar y con ello cronificar el sufrimiento.

¿Cómo evitarlo? ¿Cómo puedes dejar de seguir a tu expareja en las redes sociales? Estas serían algunas claves.

  • El manual del buen uso tras una ruptura nos dice lo siguiente: si está fuera de tu vista en el móvil, estará fuera de la mente. Esto debe convencerte de algo muy claro. Si deseas dejar de sufrir, dale al unfollow.
  • Usar tus estados o fotos como mecanismo de venganza solo te pone en evidencia y no sirve de nada. Toma conciencia de ello y hazlo, elimina a esa persona de tus redes.
  • Después de la ruptura, date un tiempo para ti mismo. Después de dejar de seguir a esa persona, tómate unos días de desconexión en el universo virtual.
  • Busca otras aficiones, haz amigos nuevos. Todo estímulo nuevo es una forma de mantener ocupada tu mente y de alimentarla de nuevos intereses y objetivos.

Para concluir, pocas cosas resultan más saludables y catárticas que bloquear, dejar de seguir y silenciar. Haz todo lo que necesites para recuperar el equilibrio y las riendas de tu vida tras la ruptura.

  • Tara C. Marshall. Facebook Surveillance of Former Romantic Partners: Associations with PostBreakup Recovery and Personal Growth. Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking.Oct 2012.521-526.http://doi.org/10.1089/cyber.2012.0125