¿Por qué todos los niños quieren ser youtubers?

21 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Angela Carrascoso Tobias
¿Por qué todos los niños quieren ser youtubers, gamers o influencers?¿Tiene algo de malo? Hoy hablamos de niños y nuevas tecnologías

Los niños quieren ser youtubers, influencers y gamers. Las nuevas profesiones relacionadas con las plataformas de entretenimiento online son ambicionadas por los más pequeños. Pero, ¿por qué esta fijación en estas profesiones?, ¿es positivo que tu hijo quiera ser youtuber?

En este artículo, respondemos a estas preguntas y explicamos algunos riesgos y consecuencias del abuso de los dispositivos electrónicos en los niños.

Nuevas profesiones: los niños quieren ser youtubers e influencers

El top de profesiones más deseadas por los niños ha cambiado sistemáticamente. Aunque trabajos como futbolista, médico o policía siguen estando en la lista de las profesiones más deseadas, las relacionadas con las redes sociales o el streaming se han colado entre ellas.

No es algo para lo que tengan que esperar a ser mayores de edad, hacer una carrera o entrar en un buen club deportivo. Los niños que quieren ser youtubers conocen o tienen como referencia a chicos de su edad que ya son toda una referencia en la red.

Niña grabándose con el móvil

Hablamos de niños que quieren ser youtubers, creando vídeos sobre juegos, dando su opinión sobre diferentes temas, mostrándose como maestros en alguna de sus pasiones o compartiendo alguna faceta de su vida. Otros quieren confeccionar perfiles de contenido, esperando conseguir grandes cantidades de seguidores.

Además, otras plataformas relacionadas con los juegos en streaming han motivado a muchos jóvenes para que conviertan su destreza en los videojuegos en una fuente de ingresos. Por esta razón y otras razones más secundarias, los niños quieren ser youtubers, pero también convertirse en gamers o influencers.

¿Por qué los niños quieren ser youtubers o semejantes?

Los niños quieren ser youtubers o similares por dos razones principales. En primer lugar, las cifras relacionadas con el uso de smartphones en niños siguen en aumento de forma exponencial. Actualmente, más del 50 % de los niños menores de ocho años poseen sus propios dispositivos y los usan de forma diaria. Además, la actividad principal de estos niños se centra en el uso de plataformas como Youtube o relacionadas con videojuegos.

Además del uso de plataformas en auge, los niños quieren ser youtubers porque así lo son sus referentes. Hace unos años, los principales referentes infantiles eran ciertos deportistas o cantantes y eso les hacía ansiar profesiones como futbolista o artista respectivamente. Actualmente, la fama, fortuna o éxito de estas nuevas profesiones atrae las miradas de los pequeños.

Riesgos sobre niños y tecnología

Que un niño quiera ser youtuber o similar no tiene en sí ningún riesgo. Sin embargo, el uso de la tecnología excesivo a cortas edades sí puede convertirse en algo problemático. A continuación, te mostramos algunos de los riesgos que este uso abusivo puede provocar en niños y adolescentes.

  • La delgada línea entre la realidad y la ficción. Los niños no tienen una madurez cerebral completa hasta superada la adolescencia. Por esta razón, y sobre todo a edades más tempranas, los niños tienen dificultades para distinguir entre la realidad y la ficción. De la misma forma que los niños pequeños no pueden ver películas de terror por esta falta de madurez, tampoco deberían tener acceso a ciertos vídeos de Youtube o videojuegos violentos.
  • Agrava problemas relacionados con la tolerancia a la frustración. Las nuevas tecnologías significan inmediatez: en Youtube puedes pasar de un vídeo recomendado a otro sin tener a penas consciencia de ello. Un niño, que aún se encuentra aprendiendo a esperar el turno o regular sus propias emociones, no es capaz de frenar esta vorágine adictiva de la muchas veces no podemos escapar los adultos. Es por esta razón que muchos niños se ponen nerviosos e, incluso, agresivos cuando tienen que dejar los dispositivos.
  • La truncada necesidad de desgastar la energía físicamente. Los dispositivos tecnológicos suponen una alta activación en los niños que, a su corta edad, necesitan gestionar a través del ejercicio físico. Sin embargo, esa activación les deja sentados, sin moverse y, por esta razón, muchos niños después de su uso están muy alterados y nerviosos.
  • El cerebro no se entrena como necesita. La enorme plasticidad cerebral de los niños es lo que les permite ser esas “esponjas de aprendizaje”. Aunque con las tecnologías los niños pueden aprender muchísimo, también necesitan de la práctica de otras habilidades como la psicomotricidad, el pensamiento simbólico o las habilidades sociales.
Niño grabando un vídeo

Menos pantallas y más juego simbólico (aunque sea de niños que quieren ser youtubers)

Muchos niños hoy en día ambicionan nuevas profesiones relacionadas con las redes sociales y las plataformas de entretenimiento online. Los niños quieren ser youtubers, gamers o influencers porque así lo son sus referentes principales.

Sin embargo, el uso abusivo que hacen de la tecnología es un tema que preocupa a muchos padres y profesionales. Debido a esta problemática, muchos niños tienen problemas relacionados con la adicción a los dispositivos, escasa tolerancia a la frustración u otros problemas psicológicos relacionados con la maduración biológica y las habilidades sociales.

Aunque el uso de las tecnologías puede ser muy útil, también es cierto que los niños que quieren ser youtubers necesitan menos pantallas y más juego simbólico. Juego simbólico para desarrollar la empatía, liberar estrés y desarrollar la imaginación, incluso aunque este juego simbólico consista precisamente en jugar a ser youtuber.