Psicología clínica

La psicología clínica nos facilita herramientas para investigar, comprender y tratar trastornos mentales y otras alteraciones. Asimismo, también nos posibilita el poder mejorar nuestro potencial y desarrollo como seres humanos.

Ansiedad al despertar

La ansiedad es una contrincante complicada que concede pocas treguas. Desde luego nunca llega en el momento del día más conveniente, estando en ocasiones presente desde por la mañana. Son esos pensamientos obsesivos y circulares, esa anticipación y esa activación…

Burnout en los profesionales de la salud

Trabajar en el ámbito de la sanidad es una tarea compleja, complicada en muchas ocasiones. Los profesionales de esta área trabajan para mantener y mejorar la salud de las personas, y esto puede ser muy estresante. Lamentablemente, actualmente existe una…

¿Por qué no puedo dejar de comer?

Alimentarnos es una necesidad básica para nuestra supervivencia; pero, sin duda, también es un placer. Cuando la línea divisoria entre el hambre físico y el hambre emocional se desdibuja, pueden surgir problemas. Si en ocasiones sientes que no puedes dejar…

Fobia a la Sangre-Inyección-Daño o SID

Cuando un leve miedo o desagrado hacia una situación se convierte en algo invalidante, estamos ante una fobia específica. La fobia a la Sangre-Inyección-Daño genera gran interferencia en el día a día de quienes la padecen. Las limitaciones son varias:…

El TOC en la infancia

El trastorno obsesivo-compulsivo —o TOC— no es una patología exclusiva de los adultos. Aunque suele estar asociado a las personas ya mayores, lo cierto es que el TOC en la infancia existe. Aunque los mecanismos asociados a su aparición y…

¿La depresión se hereda?

La depresión es uno de los trastornos del estado de ánimo más frecuentes en todo el mundo y uno de los problemas mentales más tratados en las consultas de psicología y psiquiatría, que puede afectar a cualquier rango de edad,…

El síndrome de la fase del sueño retrasada

Las personas con síndrome de la fase del sueño retrasada son incapaces de adaptarse a los horarios socialmente establecidos de sueño-vigilia. Debido a la falta de información y comprensión de este trastorno, muchas veces son etiquetados como vagos o perezosos…