Puedes contar conmigo, personas que nos ayudan a salir del abismo

5 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
"Puedes contar conmigo" tres palabras que nos alientan en los momentos que hemos perdido la calma. En este artículo hablamos de ofertas de valor incalculable.

Hay personas que son nuestro salvavidas en momentos de angustia. Aquellas que nos dicen «puedes contar conmigo», y no titubean a la hora de estar ahí para nosotros. Son maravillosos seres que nos brindan compañía y refugio.

A veces necesitamos de ellas, otras somos más independientes, aunque nos gusta contar con su apoyo. Pero, ¿cuál es el papel real que juegan en nuestras vidas? A través de este artículo hablaremos de esta cuestión. Además, mostraremos cómo son estas personas y qué se dice de ellas en la investigación actual.

Pareja abrazada

¿Cómo son las personas que dicen «puedes contar conmigo»?

Cada persona es única. Aquellas que nos dicen «puedes contar conmigo», pueden ser: quienes están siempre que lo necesitemos; las que, aunque no estén presentes nos brindan su apoyo; las que nos dan una mano, pero no están disponibles en todos los instantes.

Entonces, poder contar con alguien no significa que esté siempre presente. Puede estarlo no; en el caso de estar, además, puede hacerlo de distintas maneras. Por ejemplo, a pesar de la distancia, hay quienes nos apoyan, incluso aunque no hablemos con ellos.

Este tipo de personas podrían ser más generosas en sus relaciones. Sin embargo, no lo son porque, aunque brinden apoyo al otro, respetan su espacio. Es decir, ponen límites. Pensemos que incluso los profesionales lo hacen; aunque sea su trabajo, tienen también unas necesidades propias que satisfacer.

También pueden ser aquellas personas que están para nosotros siempre que lo necesitamos. Esto, aunque pueda resultar muy «rentable» para la persona que demanda, también puede resultar agotador para quien da, pues van cediendo poco a poco a sus necesidades propias por estar ahí para los demás.

¿Cuál es su importancia?

A veces podemos pensar que no es importante contar con el apoyo de los demás. Sin embargo, lo es, de hecho, su ausencia o carencia puede afectar nuestra salud. Por otro lado, puede que rechacemos la ayuda de los demás; un gesto que necesariamente no tiene por qué indicar que no nos sirve.

Podemos negarnos a aceptarla por otros factores. Por ejemplo, por vergüenza, o miedo a aceptar que somos vulnerables. Sin embargo, contar con un apoyo puede mejorar nuestra calidad de vida.

Resulta que el ser humano se desarrolla en distintos campos. El psicosocial es uno de ellos. Se trata del ámbito de los vínculos que establecemos con los demás. Su importancia se debe a que podemos contar con mayor seguridad, sentirnos protegidos, desarrollar empatía, expresar lo que sentimos, y motivarnos, entre otros factores.

Además, el grado de satisfacción a nivel psicosocial repercute en los otros aspectos de nuestro desarrollo: físico, emocional, cognitivo y espiritual. Esto sucede porque somos seres integrales. Así, contar con personas que nos dicen «puedes contar conmigo» puede sumar para mejorar nuestro bienestar.

Ahora bien, no todas las personas que nos acompañan con esta frase están de una manera efectiva para nosotros. Lo importante es contar con aquellas que construyen relaciones sanas, que nos brindan apoyo y cariño mientras que respetan aquellos límites que no queremos que sobrepasen.

Amigas abrazándose simbolizando la necesidad de hablar de lo que duele

¿Por qué la investigación está haciendo hincapié en este tipo de soporte?

La salud es definida como ‘el estado de bienestar físico, psicológico y social’ por la Organización Mundial de la Salud. Entonces, al contar con vínculos que nos aporten podría mejorarla, aunque también son esenciales los otros dos campos.

De estudiar esto se están ocupando diversos investigadores actuales. Por ejemplo, Nunes Baptista, Rigotto, Ferrari Cardoso y Marín Rueda, quienes publicaron el artículo «Soporte social, familiar y autoconcepto: relación entre los constructos«, en el que sugieren que hay diferencias en cuanto a la percepción del soporte social y familiar en hombres y mujeres, y que este repercute en la sensación de bienestar de la persona, y puede estar relacionado con el autoconcepto.

Otros estudios se centran en la salud y su vínculo con el soporte social. Lemos Giráldez y Fernández Hermida hablan de este asunto en su artículo publicado en la revista Psichotema, en el que revisan su influencia en la salud y sugieren que el soporte social podría llegar a ser crucial en la evolución de algunos trastornos.

Contar con alguien nos ayuda a sentirnos acogidos, nos brinda un soporte maravilloso, especialmente en aquellos momentos en los que lo necesitamos. Por otro lado, demandar esta ayuda no nos hace inferiores a nadie, no nos coloca un escalón por debajo de ninguna dignidad. De hecho, en muchos casos es un ejercicio de inteligencia y valentía.

Además, brindar apoyo puede hacer que alguien, que no veía salida para su problema, salga adelante. Sumar nuestras manos a las de esa persona podría hacer que su actitud cambiara. Entonces, nuestras palabras, nuestros abrazos y otras acciones pueden sacar a la luz a alguien que se encuentra en un profundo abismo. Todo puede comenzar por la frase «puedes contar conmigo».

Giráldez, S.L. & Fernández-Hermida, J.R.F. (1990). Redes de soporte social y salud. Psicothema, 2(2), 113-135. Baptista, M.N. Rigotto, D.M. Cardoso, H.F. & Rueda, F.L.M. (2012). Soporte social, familiar y autoconcepto: relación entre los constructos. Psicología desde el Caribe.