¿Qué es un coach? Diferencias con un psicólogo

22 noviembre, 2012
Este artículo fue redactado y avalado por Sara Clemente

La palabra coach significa “entrenador”. Y se refiere a una persona que se ha formado para motivar, para enseñar técnicas que ayuden a alcanzar las metas que se quieren conseguir. Si nos fijamos en los entrenadores de fútbol, veremos cómo su verdadera misión no es ganar, sino ayudan a jugadores para que aumenten sus habilidades. Ése es, según los estudios, el verdadero coaching.

Desarrollo y ayuda

No obstante, estos conceptos tienden a confundirse. Así, es necesario entonces diferenciar qué es un coach y qué es un psicólogo. Pongamos un breve. ejemplo. Un entrenador puede hacer brillar a una persona que sepa jugar a fútbol, es decir, puede hacer que desarrolle las habilidades que ya posee. Pero, ¿puede este coach hacer algo por un futbolista que no juegue bien al fútbol?

Esto mismo se podría extrapolar a prácticamente cualquier otro problema. Si una persona tiene las herramientas para conseguir una meta, un coach puede ayudarle a mejorar, a usar de una manera efectiva sus potencialidades. Incluso hacerle ver el camino por el que pueda darles un uso más eficiente. Sin embargo, si alguien no cuenta con las herramientas de antemano o no cree en ellas, un coach no será tan útil como un psicólogo, que tiene conocimientos más profundos de la mente.

El objetivo de esta reflexión no es desmerecer ni mucho menos el coaching. De hecho, los entrenadores profesionales tienen un verdadero don para ayudar y entrenar a la gente. Cada persona tiene que buscar lo que mejor le vaya y se adapte a su situación, dependiendo en cada caso de la dificultad a la que tenga que hacer frente en cada momento.

 

Hombre ascendiendo con ayuda de un coach

La importancia de saber qué es un coach

Tener claro que es un coach te ayudará a diferenciar a los profesionales. Un coach es una buena opción cuando te sientes bien, pero estás estancado y no sabes cómo conseguir tus objetivos y qué herramientas utilizar para alcanzarlos.

Será una relación de igual a igual, en la que tienes claro lo que te pasa, la meta que quieres conseguir. Necesitas que te guíen, acompañen y motiven, pero no esperes que responda tus dudas existenciales ni resuelva conflictos emocionales. Se centra en el presente y en cómo usar tus herramientas de la manera más eficiente y efectiva.

«Nada puede parar al hombre con la actitud mental correcta de conseguir su meta; nada en la tierra puede ayudar al hombre con la actitud mental equivocada.»

-Thomas Jefferson-

La diferencia con un psicólogo

 

Consulta de un psicólogo

Un psicólogo sería tu elección cuando no te sientes bien, tus emociones pueden contigo y tu salud se ve resentida en algún sentido. Indagará en tu mente para mejorarte y hacer que te conozcas mejor.

Será una relación de autoridad. Una relación en la que no solo buscas a alguien que te entrene para mejorar, sino que también te ayudará a conocerte mejor y a solucionar tus problemas.

Es complicado explicar la tarea de un psicólogo, porque los hay de tantas corrientes que habría que analizar el problema concreto. Los hay que se centran más en el pasado, otros en el presente, o en ambos. También los hay que, además de ser psicólogos, se han formado como coach.

Aspectos que hay que tener en cuenta

En los últimos años, han aumentado significativamente las personas que se dedican a ofrecer servicios de coaching. Si te decantas por un coach, asegúrate de que tiene la formación necesaria para ejercer. Hay muchos que se disfrazan de coach, cuando en realidad tienen una formación muy escasa. Ven una puerta abierta para aumentar sus ganancias y la utilizan, ofreciendo un servicio de poca calidad.

En cambio, si te decides por un psicólogo fíjate en que tenga número de colegiado. También debes tener en cuenta su experiencia y que, además de la carrera, haya participado en cursos o masters. No hay que olvidar que una carrera de psicología es muy global. Tras los estudios universitarios es necesario seguir con la formación para especializarse en algo más concreto.