¿Qué es un colegio de psicólogos?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 20 abril, 2018
Alejandro Sanfeliciano · 20 abril, 2017

En muchas ocasiones habremos escuchado que existen colegios de psicólogos, farmacéuticos, médicos, abogados, etc. Pero, ¿qué es exactamente un colegio de psicólogos? En pocas palabras, se trata de un colectivo de profesionales asociados para velar por la buena praxis de su disciplina y para ayudarse mutuamente en su labor profesional.

Si observamos atentantemente, las profesiones que se agrupan en colegios suelen se aquellas relacionadas con la salud o aquellas que afectan en gran medida a las personas. Esto es así porque los colegios nacen como la necesidad de regular la deontología de estas profesiones. Para evitar que las disciplinas encargadas de promocionar la salud o el bienestar de las personas se desvirtúen por culpa de profesionales que realizan una mala práctica.

En el presente artículo vamos a hablar en de dos aspectos relacionados directamente con los colegios de psicólogos. El primero de ellos será su función deontológica, por qué y cómo esta institución regula la aplicación de la psicología. Y el otro aspecto será acerca de los grandes beneficios que reporta la colaboración conjunta de profesionales.

La deontología del colegio de psicólogos

La función principal de un colegio de psicólogos es establecer un código deontológico que regule la actividad profesional de los colegiados dentro de unos márgenes ético-morales. Dicho código es elaborado o actualizado por el colectivo de psicólogos pertenecientes al colegio. Esto puede derivar en que cada colegio tenga una normativa distinta, la cual debe cumplir los colegiados del mismo. Ahora bien, para que un psicólogo pueda ejercer es necesario que se encuentre colegiado en algún colegio.

Grupo de psicólogos

Una pregunta que se nos puede plantear ahora es: ¿cómo se aseguran los colegios de que se cumplan los principios deontológicos? Para responder esto hay que entender que el colegio de psicólogos es una institución de derecho público; esto significa que se trata de una identidad de carácter privada, pero con funciones públicas, en concreto con función jurídica. El colegio tiene una comisión deontológica con capacidad para juzgar y sancionar a aquellos colegiados que hayan cometido una infracción.

Las sanciones del colegio pueden ser de diversa naturaleza, y variarán en función de la gravedad de la sanción; puede ir desde pequeñas multas hasta la retirada temporal o permanente de la capacidad de dedicarse al ejercicio de la psicología. Es esencial que el colegio haga cumplir la normativa deontológica para así lograr que la calidad de la psicología aplicada no se disvirtúe y así evitar un daño para el paciente/cliente y proteger el prestigio de la propia práctica.

Los colegios aparte de tener una comisión sancionadora, también suelen contar con un departamento de atención al colegiado. Este se encarga de ayudar o defender a los colegiados en situaciones de infracciones deontológicas. Asumen principalmente de aquellos casos en que los profesionales se encuentran instigados o extorsionados para infringir el código deontológico. Por ejemplo, si un jefe obliga a un psicólogo empleado a realizar un acto en contra de la normativa ético-moral.

Los beneficios de la colaboración

A parte de la función de la regulación deontológica, la colegiación también supone grandes beneficios derivados de la cooperación profesional. La psicología es un campo muy amplio con muchas vertientes aplicadas y académicas, por lo que es esencial que los distintos profesionales se apoyen entre sí. Y el colegio de psicólogos aporta el contexto y los recursos necesarios para que esta colaboración exista.

Chica con su psicólogo

Los colegios aportan muchos beneficios a sus colegiados; el ingreso económico que recibe el colegio a través de las aportaciones de los socios, subvenciones, actividades, etc., permite la financiación de diversas ayudas o la realización de actividades formativas o de encuentro interprofesional. Multitud de colegios se centran en formar a sus colegiados, dándoles becas y ayudas, aumentando así el valor profesional de los mismos.

Además las actividades o dinámicas dirigidas al encuentro interprofesional son de gran ayuda para los psicólogos, sobre todo para aquellos que se dedican a la investigación científica. Estas permiten a los profesionales compartir y debatir sus reflexiones, experiencias y avances en psicológia. El trabajo conjunto ayuda en gran medida a seguir progresando, aunando fuerzas entre todos los colegiados.

Así, el colegio de psicólogos es una institución de gran importancia que regula y apoya a todos los profesionales que se dedican a la psicología. En gran medida estas instituciones son las responsables de que la psicología progrese como ciencia y mantenga el prestigio en su aplicación.