¿Qué es un compañero de vuelo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 9 diciembre, 2017
Pedro González Núñez · 14 diciembre, 2015

Un compañero de vuelo es hoy en día una figura necesaria para ser feliz en la vida. De lo contrario, corres riesgos de transformarte en alguien demasiado solitario, con una única perspectiva de cuanto sucede alrededor, y, en muchas ocasiones, con una mirada excesivamente severa, complaciente o limitada del mundo.

¿Sabes si tienes un compañero de vuelo? A continuación podrás descubrir si tienes cerca a esa persona con la que puedes hablar de todo sin miedo a avergonzarte o ser juzgado.

Un compañero de vuelo

Un compañero de vuelo, o compañera, es esa persona que está a tu lado en todo momento. Ese ser capaz de escucharte, comprenderte, amarte sin condiciones, tenderte la mano cuando te caes o darte ese abrazo que te está faltando sin tener que pedirlo.

Y es que volar, pese a ser realmente bonito, puesto que te da una perspectiva maravillosa del mundo, mientras surcas los cielos, conlleva graves riesgos, como puede ser la caída, por ejemplo.

Pareja dándose un beso en un globo

Hay muchos motivos que te pueden hacer caer, como las dudas, las inquietudes, el estrés y los nervios, alguien que se dedica a dispararte desde el suelo porque no soporta verte por encima de él…

Por eso es tan necesario contar con un compañero de vuelo. Así, tendrás siempre a tu lado a esa persona que te comprende cuanto tienes problemas, te ayuda si te asaltan dudas, te protege si no te quieren bien, y te mantiene en el aire frente a todo tipo de inclemencias.

Cuando hablamos de un compañero de vuelo, es evidente que nos referimos a esas personas que están a nuestro lado en todo momento, de manera desinteresada, dispuestos siempre a echarnos una mano cuando hace falta, y logrando que caminemos sobre al aire por el mundo de felicidad que logran crear en nuestro entorno.

“¿Cómo entra la luz en una persona? si la puerta del amor está abierta”

-Paulo Coelho-

¿Quién puede ser un compañero de vuelo?

En realidad, hay muchas figuras en tu vida que pueden ser un excelente compañero de vuelo. De hecho, incluso tú mismo debes serlo para otra gente que te importe.

Principalmente, hay que pensar en la pareja. Esa persona con la que eliges compartir tu vida, y muchas de las facetas de tu personalidad, forma de ser y costumbres. Aquel ser al que te entregas en cuerpo y alma presa del amor es el ideal para que te ayude en todo y es el compañero de vuelo perfecto.

Sin embargo, no tiene por qué ser una pareja el compañero de vuelo que te ayude a surcar los cielos. Un familiar, como un hermano, un padre, o una madre, también son excelentes personas que te protegerán y cuidarán de ti en todo momento.

Por supuesto, un buen amigo también será un gran compañero de vuelo. Esa persona que te conoce casi como tú mismo, te apoyará siempre que estés decaído y necesites cariño, comprensión y amor.

“Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta”

-Ralph Waldo Emerson-

Amigos abrazándose

Cómo es el compañero de vuelo

Para poder distinguir a un compañero de vuelo de un farsante, debes fijarte en distintas características. Esto es importante, pues muchas personas se presentan como grandes amigos, pero en realidad crean relaciones tóxicas, de dependencia, de dominación y de intereses, haciéndote creer lo que no son y logrando que puedas caer en espirales de tristeza, rabia y malestar.

  • Un compañero de vuelo nunca te exige, pero logrará que te exijas tú mismo.
  • Un compañero de vuelo no hará nada por interés, solo porque te quiere y te aprecia.
  • Un compañero de vuelo no espera nada a cambio de cuanto hace por ti, pero saldrá de ti el dárselo porque se lo merece.
  • Un compañero de vuelo te comprende con una simple mirada, y no necesitará hablar para que sepas que estará a tu lado siempre.
  • Un compañero de vuelo es el copiloto de tu vida, y por ello estará a tu lado. Pero jamás cogerá los mandos de tu existencia, pues ese avión solo lo manejas tú, y él lo sabe.

Así que aprende a distinguir a los farsantes de los compañeros de vuelo, encuentra esa persona que te comprende y te apoya con solo mirarte a los ojos, y permite que vuele a tu lado y te haga tan feliz como tú te mereces.