Fue tu silencio el que me dio todas las respuestas - La Mente es Maravillosa

Fue tu silencio el que me dio todas las respuestas

Arantxa Alvaro Fariñas 11 diciembre, 2015 en Emociones 0 compartidos

A veces espero tu respuesta, tus palabras… No he aprendido que no llegan, o que quizás me las ofreces de otra forma, como ausencias, como vacíos que no llenas de letras y de frases. Tu silencio encierra lo que no quiero escuchar, lo que me niego a oírte pronunciar.

Es cobarde dejar que el silencio sea la respuesta, pero a veces es lo que nos queda. Todavía no he aprendido a no esperar nada de ti, a no tener expectativas, a saber que ese vacío que creas es tu respuesta, es lo que quieres decirme.

No aprendo a descifrar tu silencio

No logro interpretar el silencio que dejas al cerrar una puerta y permitir que mis pensamientos vuelen, para lograr dar un sentido a esas palabras que no pronuncias. Necesito que des forma con tus palabras a todo ese denso vacío que creas cada vez que te vas, cada vez que callas.

mujer con barco en el cabello

Tu silencio crea una distancia entre tu y yo, un abismo que es imposible cruzar, una separación inexplicable que no merezco, que no entiendo, y que, sin embargo, debo aceptar.  Es un camino que se divide en mil posibilidades, y no puedo saber cuál es la que se adecua a tus pensamientos.

Lo que sé del silencio

Tus silencios no son siempre iguales, cambian sin apenas darnos cuenta. Hay tímidos, en los que no te atreves a hablarme, pero me miras a los ojos y tus ojos me hablan.

Hay irónicos, cuando clavas tus miradas en la mía y sonríes sin decir nada. Hay despistados, cuando te pregunto y no me has escuchado porque estás lejos de aquí sin querer. Y sobre todo, hay silencios cómplices, de los que te arrebatan el alma con unos labios que no pronuncian palabras.

Pero este silencio, el que nos separa en este momento, encierra otras cosas, lo que no nos hemos atrevido a decirnos y ha creado un profundo espacio entre lo que tenemos y lo que queremos. Y aunque ya no espero nada, me queda la duda de si logré entender todo tu silencio.

Mi respuesta a tu silencio

Puedo buscar mil respuestas a tu silencio pero sólo te puedo responder de una forma: dime lo que piensas, lo que te preocupa, estoy a tu lado para ayudarte, para entenderte. Si necesitas un abrazo te lo daré, si necesitas un beso de daré cientos de ellos, y si sólo quieres que te escuche lo haré, solo te pido que pronuncies lo que quieras decir.

Te puedo responder de muchas formas, pero no deseo crear un espacio aún mayor entre tú y yo. Puedo seguir intentando dar forma de palabras a ese silencio tuyo. O puedo, obviarlo y seguir hablándote sin recibir respuesta. Respeto tu silencio, y necesito que respetes mi incertidumbre, mi necesidad de saber, de conocer tus pensamientos.

rostro mujer surrealista

Las respuestas que me da tu silencio

Si te marchas sin decir nada, tu silencio me susurra que ya no que quieres. Si no contestas a mis mensajes, me dice que no te importa cómo me siento o lo que pienso. Si te pregunto por tus pensamientos y no contestas, tu silencio me dice que hay algo que me quieres ocultar.

Puede ser que las respuestas que quieras dar no sean esas sino que sean otras, pero no puedo conocerlas si no me ayudas a comprender lo que no dices.

Casi no recuerdo el eco de tus palabras, ya no las escucho, te mueves delante de mi como un fantasma, como alguien que no reconozco y es tu silencio el que me sugiere lo que no eres capaz de decir con palabras.

Y si de nuevo cierras la puerta detrás de ti, sin pronunciar palabra, cierra para siempre, no vuelvas, porque será en ese momento cuando entienda que sólo querías decirme adiós.

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar