¿Qué ha descubierto la ciencia acerca del amor?

28 Febrero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera
La ciencia nunca dejará de sorprendernos, sobre todo cuando aporta nuevos datos que permiten una mejor comprensión del amor y las relaciones humanas. ¿Por qué amamos?

Afortunadamente, la mayoría de las personas en el mundo aprendemos el significado del amor a través de la experiencia personal, gracias a la familia y a otros seres queridos. No obstante, incorparamos muchos datos y experiencias a través de fuentes alternativas. Por ejemplo, a través del cine, la publicidad, la música…

En general, estas fuentes de información tienen algunas cosas en común:

  • Por un lado, hablan del amor como algo exclusivo de una persona, íntimo, y que se da entre sus seres más cercanos y queridos.
  • Por el otro, tratan de expandir la experiencia en el tiempo, como algo duradero, “eterno”, que se vive “para siempre”

¿Qué ha descubierto la ciencia acerca del amor?

Yendo al terreno científico, Barbara Fredrickson (Profesora de Psicología y Directora del Laboratorio de Emociones Positivas y Psicofisiología de la Universidad de North Carolina at Chapel Hill), sostiene que, según estudios de psicología positiva, debemos ver al amor, más que bajo el halo del “romance”, como una suma de micro-momentos de conexión con otras personas.

Desde este punto de vista, el amor es un micro-momento en el que dos personas se sumergen en una conexión especial. Así pues, se se produce la excitación de un determinado grupo de neuronas que liberan gran cantidad de neurotransmisores que producen sensaciones de bienestar, placer y deseo de estar con esa persona.

Los micro-momentos de amor no son exclusivos para una única persona

Tendemos a pensar que lo correcto es amar a una sola persona. No obstante, las investigaciones sugieren que estas conexiones pueden darse con varias personas. Esto tiene una parte negativa y otra positiva:

  • La negativa es que, bajo este punto de vista, podemos tener esa conexión especial con más de una persona. Por lo que podríamos llegar a enamorarnos o a querer a más de una persona
  • La positiva es que si creemos en esta capacidad, podremos vivir el amor como una cualidad general que nos conecta con el resto de la humanidad

Una pareja comparte miles de micro momentos durante su relación

Si bien somos capaces de vivir esta emoción en común con muchas personas, podemos decidir formar una pareja con alguien en particular. Entre ese alguien y nosotros deben darse miles de micro momentos que pueden ser fomentados y revividos, lo que hará de la relación algo muy especial.

El amor sí entra por los ojos

El contacto visual es vital, al menos en nuestra cultura, para que se dé la conexión necesaria para el amor. Está muy claro que mucho se mira lo que mucho nos gusta. Además, la forma de mirar a alguien dice mucho de nosotros. Mirarse a los ojos, sugerir con la mirada, etc. es indispensable para generar relaciones entre los individuos.

El amor te hará vivir mejor

Aquellos que aman saben el valor de dar, compartir, ser generoso, agradecido y muchas otras sensaciones que, sin duda, mejoran nuestro estado anímico. Se sabe que las emociones influyen en nuestra salud. Obviamente, a mejores emociones, mejor salud en general. Por lo tanto, a mayor salud, mayor bienestar físico y mental. Es un circuito que se retroalimenta.  

Ser más sano te hará amar más

Efectivamente, la relación se da en ambas direcciones. Las personas físicamente saludables están en mejores condiciones para establecer micro-momentos de amor con las personas de su alrededor. Las personas somos capaces de producir un círculo de salud-amor-salud que nos lleva a disfrutar la vida de forma más plena.

En resumen, muchas personas sostienen la creencia que se materializa en aquella famosa frase de Blas Pascal, “El corazón tiene razones que la razón desconoce”. Sin embargo, resulta muy interesante conocer estos hechos que la ciencia comienza a desvelarnos sobre el amor.