¿Qué ha descubierto la ciencia a cerca del amor? - La Mente es Maravillosa

¿Qué ha descubierto la ciencia acerca del amor?

Paula Aroca 6 abril, 2014 en Psicología 0 compartidos


Afortunadamente, la mayoría de las personas en el mundo aprendemos el significado del amor a través de la experiencia personal, en familia y con otros seres queridos. Pero también vamos incorporando muchas ideas o conceptos del amor a partir de otras fuentes. Por ejemplo, constantemente estamos recibiendo estereotipos que se transmiten sobre el amor a través de las novelas, películas o música sobre el tema.

Por lo general, estas fuentes de información tienen un par de cosas en común: por un lado hablan del amor como el terreno exclusivo de un individuo y un puñado de gente, los más cercanos, los seres amados. Por otro, tratan de expandir la experiencia en el tiempo como algo duradero, “eterno”, que se vive “para siempre”.

Ahora, yendo al terreno científico, Barbara Fredrickson (Profesora de Psicología y Directora del Laboratorio de Emociones Positivas y Psicofisiología de la Universidad de North Carolina at Chapel Hil), explica que, según estudios de psicología positiva, debemos ver al amor, más que bajo el halo del “romance”, como una suma de micro-momentos de conexión con otras personas.

Desde este planteo, el amor es un micro-momento en el que dos personas entran en una conexión especial y que se desarrolla principalmente en el cerebro. Se trata de un grupo de neuronas que, durante un instante, se reflejan en las de otro cerebro próximo, produciendo en el cuerpo sustancias que despiertan sensaciones de bienestar y el deseo de generar bienestar también en la otra persona.

Observando el amor bajo este nuevo lente, y en forma muy resumida, podemos realizar algunas afirmaciones sobre el amor verdadero y lo que este genera en nosotros:

Los micro-momentos de amor no son exclusivos para una única persona.


Tendemos a pensar que lo común o correcto es amar a una sola persona, pero las investigaciones sugieren que esos instantes en que un cerebro se comunica con otro, o con más de uno a la vez, existen entre los seres humanos en general y no están constreñidos a vivirlos con un solo individuo. Si creemos en esta capacidad, podremos vivir el amor como una cualidad general que nos conecta con el resto de la humanidad.

Una pareja comparte miles de micro momentos durante su relación.


Si bien somos capaces de vivir esta emoción en común con muchas personas, podemos decidir formar una pareja con alguien en particular. Entre este alguien y nosotros deben darse miles de micro momentos que pueden ser fomentados y revividos, lo que dará vigencia y duración a la relación.

El amor sí entra por los ojos.


El contacto visual es vital para que se dé la conexión neural necesaria para el amor. Las sociedades en que este contacto o forma de relación se evita, van cayendo en el individualismo y la frialdad. Verse a los ojos es indispensable para generar relaciones amorosas y amistosas entre los individuos.

El amor te hará vivir más.


Hay una conexión fisiológica entre el corazón y el cerebro, el llamado nervio vago, que se beneficia altamente con la experiencia de los micro-momentos de amor. Aquellos que son capaces de aumentar sus momentos de amor viven más y de forma más saludable, debido a las sustancias químicas que se intercambian durante ellos.

Ser más sano te hará amar más.


Efectivamente, la relación se da en ambas direcciones. Las personas físicamente saludables están en mejores condiciones para establecer micro-momentos de amor con las personas a su alrededor. Las personas somos capaces de producir un círculo virtuoso salud-amor-salud que nos lleva a la capacidad de disfrutar la vida de forma más plena.

Muchas personas sostienen la creencia generalizada de que nos conectamos con los demás y los amamos “sin motivo”, pues como expresa aquella famosa frase de Blas Pascal, “El corazón tiene razones que la razón desconoce”. Sin embargo, resulta muy interesante conocer estos hechos que la ciencia comienza a develarnos sobre el amor. Con estos descubrimientos, se da a conocer una visión nada convencional que viene a romper con los preconceptos tradicionales e ideas románticas y limitadas del amor, ese gran desconocido.

Más información sobre Barbara Fredrickson y su libro Love 2.0 en:http://www.positivityresonance.com


Imagen cortesía de Joshua Resnick

Paula Aroca

Ver perfil »
Te puede gustar