¿Sabes qué es el bud sex?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 16 enero, 2019
Cristina Prieto Rodríguez · 16 enero, 2019

Bud sex es un nuevo concepto en el ámbito de las relaciones sexuales. Se trata de un término utilizado para referirse a la práctica sexual entre hombres heterosexuales por mero placer y que, además, reivindican su condición de heteros.

Muchos consideran que es imposible realizar bud sex sin ser homosexual, mientras que otros lo ven como una actividad sexual por mero placer. La cuestión es que quienes lo practican defienden su heterosexualidad, incluso en algunos casos tienen pareja e hijos, y explican que, simplemente, lo realizan para satisfacer sus instintos.

¿Qué es bud sex?

El fenómeno del bud sex ha salido a la luz a raíz de una investigación llevada a cabo por el sociólogo Tony Silva de la Universidad de Otago. Este estudio consistía en el análisis de esta práctica entre varones de una población rural. De hecho, a partir de sus testimonios, el profesor Silva señaló algunas de las características principales en la que se basa este tipo de relación, así como el sentido que tiene para los propios actores.

Tony Silva explicó que el objetivo era estudiar el bud sex y relacionarlo con los múltiples factores que afectan a la identidad sexual como la cultura, el contexto social, el lugar, el momento histórico y las interpretaciones personales.

Piernas de hombres en la cama

Según los datos obtenidos en la investigación, los participantes de esta práctica sexual seleccionaban a sus compañeros en base a la masculinidad, raza e identidad sexual. Es decir, muchos de los hombres escogen a otros hombres “masculinos”, de su raza (blancos, pues el estudio se realizó con esta población) y heterosexuales o, secretamente, bisexuales. De esta forma, normalizaban los encuentros como heteros y normativamente masculinos (a pesar de tener sexo entre hombres), puesto que la elección de personas como ellos les hace sentir que se “alejan” de la homosexualidad.

Características del Bud Sex

En el bud sex no existe el romanticismo, aunque bien es cierto que pueden crearse algunos lazos emocionales; debido a que sus integrantes establecen los cimientos de su relación en la complicidad y la amistad. De hecho, suelen compartir hobbies, comentarios sobre la política, mujeres, etc. De esta forma, el sexo ejerce como un elemento adicional a la relación.

“El sexo sin amor solo alivia el abismo que existe entre dos seres humanos de forma momentánea”.

-Erich Fromm-

Otra de las características fundamentales del bud sex es el secretismo que rodea a esta práctica. La mayoría de los sujetos entrevistados reconocieron que necesitaban que se llevase en secreto. De esta forma, encontramos que el pilar fundamental no es tanto lo que hacen entre ellos, sino cómo lo llevan a cabo. 

Quienes practican bud sex mantienen una relación no romántica y oculta e interpretan los actos sexuales desde la heternormatividad existente para reafirmar su masculinidad.

Así, los perfiles de hombres que realizan esta práctica sexual suelen ser hombres heterosexuales, blancos, generalmente casados y con hijos, de 50 años y que han interiorizado la heteronormatividad y las reglas masculinas durante mucho tiempo. Normalmente, han vivido en una época en la que resultaba difícil expresar cualquier otro tipo de deseo sexual. Además, entienden la masculinidad como un rasgo carente de características femeninas, basado en los estereotipos de género.

Pareja de hombres besándose

El discurso homofóbico

A pesar de mantener una relación sexual con un hombre, la mayoría de ellos mantienen un discurso homofóbico. El rechazo a lo femenino se hace patente en el momento de la elección de la pareja sexual. De hecho, los hombres de apariencia afeminados son rechazados. El hecho de verse con otro varón que visibilice más abiertamente la homosexualidad, les provoca una visión de sí mismos que no concuerda con lo que han aprendido.

Por otra parte, este pensamiento homofóbico puede surgir de un pensamiento estereotipado previo, respecto a los roles femeninos y masculinos. Es decir, los atributos femeninos se han considerado como inferiores. Los masculinos, por su parte, se han valorado mucho más positivamente.

En conclusión, el bud sex es una práctica que ejercen algunos hombres para expresar su deseo sexual. Un deseo del que se han visto privados durante un tiempo. Sin embargo, la moral aprendida y las normas interiorizadas orientan su conducta. Así, la forma en que lo practican y el perfil de su pareja sexual permiten una reafirmación de sus creencias.

  • Figari, C. (2008). Heterosexualidades masculinas flexibles. Todo sexo es político.
  • Silva, T. (2017) Bud Sex: Constructing normative masculinity among rural straight men that have sex with men. Gender and Society. 31 (1), 51 - 73
  • Valcuende del Río, J. M. (2010). Sexo entre hombres: los límites de la masculinidad. Revista Internacional de Ciencias Sociales y Humanidades, SOCIOTAM20(1).