Según un estudio, el trabajo cambia tu personalidad

Hay trabajos estimulantes y otros que afectan seriamente a tu salud mental. Tanto es así que aquello que te ocurre en tu puesto laboral puede cambiar incluso tu forma de ser.
Según un estudio, el trabajo cambia tu personalidad
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 03 diciembre, 2021

El trabajo cambia tu personalidad. Esto es lo que destaca un estudio reciente que ha tenido una notable repercusión. Aunque muchos ya sospechaban que las experiencias que uno vive en el ámbito laboral cincelan de múltiples maneras el carácter, la actitud hacia determinadas cosas y hasta la forma de ser.

Todo en esta vida nos aporta rodaje, perspectivas y conocimientos, nadie lo puede negar. Aprendemos con los años, de los daños y también de todo entorno estimulante. De algún modo, en esos micromundos empresariales y profesionales donde navegamos a diario también se adquieren habilidades valiosas que revierten en nuestro crecimiento personal.

Sin embargo, también hay un hecho innegable. Factores como el estrés laboral, las situaciones de acoso o arrastrar durante años trabajos precarios merman nuestra manera de ser. Se apaga el optimismo y el carácter luminoso y risueño se vuelve en ocasiones más taciturno. El extrovertido se vuelve menos abierto a los demás y el introvertido intensifica aún más su introspección y retraimiento.

Lo que hacemos cada día en el trabajo nos acaba moldeando para bien o para mal. Al fin y al cabo, pasamos buena parte de nuestro tiempo en estos escenarios.

hombre estresado para representar cómo el trabajo cambia tu personalidad

El trabajo cambia tu personalidad, pero ¿de qué manera?

Es posible que más de uno alberge dudas sobre esta idea. ¿No es la personalidad algo estable en el tiempo? ¿Cómo puede cambiar nuestra forma de ser un conjunto de hechos sucedidos en un entorno laboral?

Hay algo que debemos entender en primer lugar. La personalidad en el ser humano puede cambiar y moldearse de acuerdo a nuestras experiencias. Se estima que es en la adolescencia cuando se forja un patrón estable de conducta, emoción y estilo de pensamiento. Sin embargo, a lo largo de nuestra vida pueden variar diversos rasgos en nuestra manera de ser y actuar.

Así, algo que sabemos ahora es que las experiencias laborales tienen, por término medio, un impacto significativo en nosotros. Lo analizamos.

La influencia del trabajo durante la juventud

Nuestras primeras tomas de contacto con el mercado laboral pueden en ocasiones ayudarnos a madurar. Así lo indica un trabajo de investigación realizado por las doctoras Eva Asselmann y Jule Specht, de la Universidad Humboldt de Berlín, publicado en el  Journal of Personality.

Algo que descubrieron es que iniciarnos en la vida laboral favorece la formación y asentamiento de nuestra personalidad. Por lo general, y por lo que pudieron ver analizando una muestra amplia de personas, es que los jóvenes se vuelven más responsables, amables y extravertidos durante esos primeros empleos.

Obviamente, esto puede cambiar con el tiempo. Pero lo que parece llamativo es que ese primer contacto con el mercado de trabajo es enriquecedor para los jóvenes de 18 o 20 años.

Hay experiencias laborales que pueden afectarnos de manera permanente

Sabemos que pocas cosas son más alentadoras y gratificantes que disponer de un buen trabajo. La autoestima, la autoimagen y la identidad se fortalecen. Sin embargo, cuando el trabajo cambia tu personalidad, debilitándola y conformando un yo más vulnerable, las causas que orquestan esta problemática son múltiples.

Se ha comprobado que mantenernos en un puesto de trabajo estresante a lo largo de 5 años cambia la forma de ser. Se eleva el neuroticismo. Es decir, empezamos a sufrir inestabilidad emocional, ansiedad, pensamientos negativos, sentimientos de tristeza, etc.

Factores como la precariedad elevan la incertidumbre y esto nos impide hacer planes a largo plazo. Cuando una persona no tiene proyección de futuro debido a la inestabilidad laboral se vuelve más desconfiado, menos optimista y desesperanzado.

Los entornos de trabajo desfavorables y la precariedad tienen un gran impacto en la personalidad de las personas: se vuelven incluso menos amables.

Las empresas deberían tenerlo en cuenta

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud del Trabajo estipuló hace poco que las empresas tienen la obligación de salvaguardar el bienestar psicológico de sus empleados. Si el trabajo cambia tu personalidad, debería ser para bien, para dotarte de fortalezas, confianzas y valiosas habilidades. No para mermar tus ilusiones ni destrozar tu salud mental.

Entre los objetivos empresariales debería estar saber desarrollar un yo más positivo entre sus trabajadores. Algo así se logra creando puestos dignos con salarios dignos. Esto se consigue generando medidas que permitan a la persona aportar lo mejor de sí misma, sentirse valorada, percibirse útil, integrada y respetada.

hombre pensando cómo el trabajo cambia tu personalidad

Los trabajos estimulantes optimizan nuestra personalidad y potencial

Un buen trabajo revierte no solo en la personalidad sino también en nuestro bienestar. Los malos empleos son ahora mismo el origen de muchos problemas de salud mental entre la población. Vivir situaciones de mobbing o acoso laboral o experimentar durante años la presión de un empleo estresante no solo tiene un coste mental. También cambia muchos aspectos de nuestro carácter.

Necesitamos empleos más dignos y estimulantes, de los que nos dotan de valías, habilidades, confianzas y perspectivas vitales optimistas. Esta es sin duda nuestra cuenta pendiente, algo que deben atender no solo los gerentes. Porque el clima laboral lo crean también los compañeros de trabajo y cualquier persona que habita en esos entornos en los que pasamos gran parte de nuestra vida.

Te podría interesar...
Work-life balance: la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Work-life balance: la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal

Work-life balance es un término que se usa para designar la conciliación entre la vida laboral y la personal, que debe estar en equilibrio.



  • Asselmann, ESpecht, JPersonality maturation and personality relaxation: Differences of the Big Five personality traits in the years around the beginning and ending of working lifeJ Pers2021891126– 1142https://doi.org/10.1111/jopy.12640
  • Bui, Hong. (2017). Big Five personality traits and job satisfaction: Evidence from a national sample. Journal of General Management. 42. 21-30. 10.1177/0306307016687990.
  • Sutin, A. R., Costa, P. T., Jr, Miech, R., & Eaton, W. W. (2009). Personality and Career Success: Concurrent and Longitudinal Relations. European journal of personality23(2), 71–84. https://doi.org/10.1002/per.704