7 señales de que tu vida gira alrededor de tu pareja

Cuando la pareja se convierte en el foco de nuestra vida, presentamos comportamientos poco saludables y adaptativos. A continuación, te decimos cuáles son y cómo evitar que sigan sucediendo.
7 señales de que tu vida gira alrededor de tu pareja
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Okairy Zuñiga

Última actualización: 01 agosto, 2022

¿Cómo saber si tu vida gira alrededor a tu pareja? Antes de responder a esta pregunta es importante que tengas en cuenta que una relación, especialmente al comienzo, suele cambiar nuestro estilo de vida. Especialmente porque tenemos a otra persona con quien pasar el tiempo.

Sin embargo, en el mejor de los casos, habrá una buena adaptación y cada quien aceptará la individualidad del otro. Pero, también es posible que nos dejemos gobernar por el enamoramiento y permitamos que la relación sea el foco de nuestra vida.

Si quieres saber cuál es tu caso, a continuación te mostramos las señales que denotan una sobrevaloración de la relación y, seguidamente, te decimos cómo evitar que siga sucediendo.

7 señales de que tu vida gira en torno a tu pareja

Si tu vida gira en torno a tu pareja, es probable que te sientes identificado con los siguientes indicadores:

1. Sientes la necesidad de estar todo el tiempo con esa persona

Una cosa es querer estar con la pareja y otra muy diferente es necesitarlo. Por tanto, si te molesta, irrita o aflige no estar con él o ella, es muy probable que se trate de una necesidad.

Si este es tu caso, es importante indagar por qué tu bienestar depende de la presencia de tu pareja y trabajar en ello para cambiarlo. Muchas veces esta conducta esconde un carencia emocional que pretendemos llenar con la relación. Sin embargo, a la larga, se fomenta la dependencia en la pareja y se profundiza el malestar.

2. En todas tus conversaciones hablas de tu pareja

Aunque a ti te parezca la persona perfecta y quieras que todos vean lo maravillosa que es tu pareja, lo ideal sería evitar hablar de ella en todo momento. Ya que este exceso puede ocasionar que terminen aborreciendo tu relación, al grado de que sientan una aversión hacia tu compañero/a.

Esto no significa que nunca hables de tu pareja con los demás, sino que lo hagas de forma moderada. Además, es mejor dejar que tus seres queridos la conozcan y se formen una opinión propia.

3. Tus amigos ya no saben nada de ti, ni tú de ellos

Esta es otra de las señales de que tu vida gira alrededor de tu pareja. En estos casos, te distancias de tus amigos porque prefieres estar más tiempo con tu amor. 

Por tanto, si les cancelas constantemente a aquellos amigos que solías frecuentar; te hacen saber que ya no compartes con ellos; o si las pocas veces que los ves, te das cuenta de que ellos hablan de anécdotas que desconoces, puede que sea el momento de prestarles más atención.

Recuerda que, independientemente de que sea una relación de noviazgo o matrimonio, siempre es importante tener un espacio exclusivamente tuyo; y una forma de fomentarlo es manteniendo el contacto con los amigos y estar cerca de ellos.

4. La llamas o envías mensajes constantemente

Si pasas todo el día mensajeándole todo lo que haces, o llamándola para saber qué está haciendo, es probable que tu vida gire en torno a tu pareja.

Esta actitud se desprende de la necesidad de tener a la pareja cerca en todo momento, lo cual es perjudicial para la relación; pues terminas abrumándola. Así que aprovecha aquellos momentos en donde no están juntos para enfocarte en lo que tienes al frente y cultivar tu individualidad.

5. Incluyes a tu pareja en todos tus planes

Sueles incorporar a tu pareja en todas tus actividades cotidianas y tiendes a cancelarlas si él o ella no puede o no quiere estar presente. De hecho, es posible que aplaces actividades que solías disfrutar porque no estarás en compañía de esa persona.

Por ejemplo, puede que disfrutabas reunirte con tus amigos una vez a la semana después del trabajo; pero si tu pareja no puede ser parte de ello, entonces ya no tiene sentido seguir acudiendo.

6. Sientes un profundo temor de que la relación se termine

Si crees que no podrás ser feliz sin tu pareja, entonces es muy probable que tu vida gire en torno a tu pareja. En estos casos, es común que controles sus acciones, la celes constantemente, o le ocultes cosas para no incomodarle. Todo ello, con el fin de mantenerla a tu lado.

Esto es un indicador infalible de dependencia emocional, por lo que hay que trabajar en la carencias emocionales y fomentar el amor propio.

7. Tu crecimiento personal se ha visto afectado

Si tu vida gira en torno a tu pareja, también es probable que tus calificaciones académicas, tu desempeño laboral, o cualquier proyecto personal se hayan visto perjudicados. Especialmente porque inviertes demasiado tiempo y energía en la relación, dejando de lado aquellos aspectos que te hacen crecer como persona.

¿Cómo evitar que tu pareja sea el foco de tu vida?

A todos nos encanta pasar tiempo con nuestra pareja, pero debemos ser conscientes de la importancia de nuestro espacio personal. En la medida que cultivamos nuestra individualidad, seremos capaces de establecer relaciones más sanas y duraderas.

Dicho esto, te aconsejamos:

  • Siempre aparta un espacio en tu agenda para hacer actividades sin tu pareja y que disfrutes. Como por ejemplo, salir con familiares y amigos, realizar algún pasatiempo, meditar, etc.
  • Enfócate en tus metas personales. Esta bien tener metas en común con la pareja, como mudarse juntos, casarse, tener hijos, etc. Sin embargo, también es necesario que cada uno tenga objetivos individuales, como estudiar una carrera, aprender otro idioma, viajar, entre otros.
  • Conócete a ti mismo. Muchas veces las relaciones de pareja se establecen desde las carencias emocionales, lo que genera vínculos de dependencia y codependencia. Por tanto, es vital que cada uno sepa cuáles son sus necesidades, sus deseos y expectativas en una relación. Y, a partir de allí, sanar lo que se deba sanar.
  • Trabaja en el amor propio. Si no nos amamos a nosotros mismos, será dificil que amemos a un otro, ya que nos estaremos relacionando desde la necesidad de ser queridos. De allí, el miedo al abandono y la tendencia de colocar a nuestra pareja como el foco de nuestra vida.
  • Acude a psicoterapia. Algunas veces requerimos de la asistencia de un profesional para darnos cuenta de nuestras heridas y sanarlas. En este caso, trabajar en nosotros mismos nos ayudará a establecer relaciones más sanas y equilibradas.

Para concluir, queremos recordarte que la prioridad en tu vida debes ser tú mismo, siempre. Solo así podrás amar genuinamente a aquellos que te rodean.

Te podría interesar...
Eres naranja entera: educar para evitar la dependencia emocional
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Eres naranja entera: educar para evitar la dependencia emocional

Nos damos cuenta de que la dependencia emocional es un problema cuando la vivimos de cerca o nos vemos involucrados. Pero, ¿es posible educar para ...