El amor genuino necesita espacio para respirar

Las relaciones de parejas más felices y estables (genuinas) se benefician de los instantes de distancia en los espacios personales. Es así como se consolidan los vínculos a largo plazo: construyendo compromisos en común, pero sin perder la individualidad.
El amor genuino necesita espacio para respirar
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 19 mayo, 2021.

Última actualización: 19 mayo, 2021

Decir que el amor genuino necesita espacio para respirar puede llamarnos la atención. ¿Por qué las parejas más consolidadas y felices van a necesitar de esas horas de independencia personal con la que poner distancia el uno del otro? En realidad, esta es posiblemente la clave de la satisfacción en su vínculo afectivo, permitirse espacios propios, momentos con uno mismo sin dejar de atender el vínculo relacional.

El tema no es nuevo, pero seguimos sin manejar bien esta dimensión. Son muchas las parejas que orbitan alrededor de la dependencia como esclavos de un amor distorsionado. Ese donde pensar que es necesario coincidir en todo, que compartir juntos el máximo de horas posibles es sinónimo de complicidad y felicidad. Sin embargo, muchos han descubierto que esta fórmula no es higiénica.

La distancia ocasional y los espacios individuales son parte de esos ingredientes que sustentan las raíces de las relaciones satisfechas. Es más, en ocasiones hasta la pasión se ve reforzada por estas dinámicas.

El amor genuino necesita espacios para respirar para poder así seguir avivando la chispa de la pasión y la complicidad que se nutre de la confianza. Es respetar tu individualidad para contribuir a nuestro compromiso.

Pareja hablando sentados en el suelo

¿Por qué el amor genuino necesita espacio para respirar?

Parejas individualistas y parejas dependientes. Los extremos nunca son buenos. Sin embargo, aun situándonos en ese centro en el que procuramos respetar identidades mientras buscamos espacios compartidos, la cosa sigue siendo complicada.

Un ejemplo, si en un momento dado nuestra pareja nos señala que necesita tiempo para sí mismo, entramos en alerta. Al momento, damos casi por sentado que esa demanda no es más que el preludio de una ruptura.

Pedir espacio, solicitar tiempo para nosotros mismos o proponer pasar unos días por separado se interpreta en ocasiones de forma negativa. Nos olvidamos de que el amor genuino, entendido como el afecto sincero que trabaja a diario por el bienestar mutuo necesita de todas esas dimensiones. Profundicemos un poco más en ello para comprenderlo mejor.

A veces estando juntos estamos a mil años luz el uno del otro

Este dato es llamativo y la mayoría lo conocemos bien. Son muchas las parejas que pasan gran parte del tiempo juntas, pero el compartir espacios comunes las 24 horas del día no garantiza la felicidad. Más bien al contrario.

Algunos estudios, como los realizados en la Universidad de Oxford, afirman que el fenómeno de “estamos juntos, pero nos sentimos solos” se da con excesiva frecuencia.

Es más, ese tiempo en común sigue evidenciando notables diferencias de género. Por término medio y no en todos los casos, es más frecuente que ellas se dediquen a las tareas de la casa o cuidado de los hijos, mientras los hombres prefieran otras ocupaciones más lúdicas.

Así, en el momento en que uno de los dos diga aquello de que necesita tiempo para sí mismo en soledad, es común que se malinterprete o se vea como una amenaza para la relación.

El amor genuino necesita espacio para respirar

El amor genuino necesita espacio para respirar. Así de simple y al mismo tiempo tan difícil de comprender y de llevar a la práctica en algunos casos.

Vale la pena recordar aquí lo que definió una vez el psicólogo y gran experto en relaciones de pareja John Gottman. Según él, las relaciones felices se esfuerzan en construir lo que definió como “mapas de amor”.

Esta dimensión consiste en tener un amplio conocimiento de las inquietudes y expectativas del otro. Ahora bien, no basta con saber qué quiere y a qué aspira la pareja que quiero, implica también procurar que lo logre. Porque si el otro es feliz, también yo lo soy.

En ese mapa de amor, procurar espacios privados y propios para cada uno es clave de bienestar y de felicidad. Ahora bien, pero ¿qué entendemos en realidad por “espacios para respirar”?

  • Espacios para respirar es respetar —y apoyar— los proyectos profesionales que tenga cada uno.
  • Un espacio para respirar es permitir que la pareja disfrute de sus horas de soledad o de compañía con amistades y familia, sin desconfiar. Sin preocuparse. Sin dar por sentado que nos van a traicionar.
  • El amor genuino necesita espacio para respirar y hasta días por separado. Sin embargo, nada de eso altera los sentimientos por la otra persona. Realizar viajes en algún momento del año sin la propia pareja no tiene por qué ser una traición.

No se quiere menos a una persona por querer pasar unos días sin ella. A veces, ese tiempo de distancia nos sirve para sentirnos mejor con nosotros mismos y también para volver con mayor ganas y pasión a la propia relación.

Mujer leyendo arropada

El amor genuino se alimenta del afecto a fuego lento

A menudo, damos por sentado que el amor apasionado es el más auténtico, el que más plenitud puede darnos. Sin embargo, ese tipo de relaciones de gran efusividad se apagan de manera temprana en muchos casos. Así, cuando decimos que el amor genuino necesita de espacios para respirar no es por casualidad.

Este tipo de vínculos saben que la estabilidad y la satisfacción necesita de ese fuego lento y cotidiano que no quema, sino que sabe ser hogar. Es entender que, aun estando separados horas, días o semanas, el cariño sigue reconfortándonos.

Como bien suele decirse a menudo, todo buen fuego necesita oxígeno para mantener la combustión. Darnos espacios y aire para respirar, no es traicionar al otro, es poder amar con mayor intensidad y autenticidad.

Te podría interesar...
Las promesas de amor, ¿nutren o solo ilusionan?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Las promesas de amor, ¿nutren o solo ilusionan?

Las promesas de amor muchas veces se hacen sin pensar que en realidad es muy difícil cumplirlas en toda su extensión. Quizás deban pensarse mejor a...



  • Ben-Ze’ev, A. (2019). The arc of love: How our romantic lives change over time. University of Chicago Press.
  • Vagni, G. Alone Together: Gender Inequalities in Couple Time. Soc Indic Res 146487–509 (2019). https://doi.org/10.1007/s11205-019-02135-7
  • Prévost, M. (2012). John M. Gottman, The Science of Trust: Emotional Attunement for Couples. Transcultural Psychiatry49(1), 142–144. https://doi.org/10.1177/1363461512437143