Sesenta y cinco motivos para ser feliz

Valeria Sabater · 27 mayo, 2014

Suele decirse que la felicidad es algo etéreo, que se saborea de vez en cuando y de forma breve. Pero nosotros no estamos de acuerdo con esta idea, en absoluto. La felicidad está en las pequeñas cosas y en la cotidianidad de cada día, solo hace falta saber verlas. Te invitamos a descubrirlas, a seguir esta lista con muchos motivos para ser feliz. Y seguro que hay otros tantos que puedes descubrir por ti mismo y añadir a los que te damos.

“La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.”

-Benjamin Franklin-

Pequeños motivos para ser feliz…

 

1. Descubrir un poema y leerlo cien veces para enfundarnos en sus metáforas.
2. El olor de la tierra mojada tras una tormenta.
3. Un libro por empezar.
4. La sonrisa de un desconocido al pasear por la calle.
5. Despertar cada mañana descubriendo que te quedan unas horas más para dormir.
6. Un sueño por cumplir.
7. Un deseo que pedir ante esa vela nueva en cada uno de nuestros cumpleaños.
8. El ronroneo del mar en una noche de verano.
9. Desvelar un secreto, que te susurren otro al oído.
10. Aprender algo nuevo cada día.
11. Descubrir que la pena de ayer ya no es hoy tan dolorosa.
12. Abrir una ventana y dejarnos envolver por la brisa.

Chica con motivos para ser feliz

13. Llegar a casa y ser recibidos con la alegría desbordante de nuestro perro.
14. Despeinarnos con el viento una tarde de verano.
15. El olor fugaz de una flor con espinas.
16. Proyectar un viaje. Emprender el viaje.
17. Encontrarnos con viejo amigo por la calle.
18. Las risas de nuestros hijos.
19. El olor de las páginas de un libro.
20. Un beso inesperado.
21. Nuestras huellas en la arena de una playa.
22. Recordar un olor de infancia.
23. El sabor del chocolate.
24. Ese cuadro que jamás dejaríamos de mirar.
25. Aprender. Desaprender.
26. Una ducha caliente.
27. El ronroneo de nuestro gato en nuestro regazo.
28. El alivio de las lágrimas.
29. El dolor en el estómago de tanto reír.
30. Esa película que jamás nos cansamos de ver.
31. Una caricia en silencio.
32. Un viaje sin apenas equipaje a ningún lugar.
33. El olor del césped recién cortado en verano.
34. Las tormentas de verano.
35. Las tardes luminosas de primavera.
36. La dulce melancolía del otoño.

… y grandes motivos para ser feliz

 

37. Una mirada que nos observa. Una sonrisa que nos seduce.
38. Seducir. Conquistar.
39. Terminar un libro. Empezar dos más a la vez.
40. Abrazar tu hijo.
41. Escuchar esa canción que tanto te gusta.
42. Llegar a casa.

Madre abrazando a su hija con motivos para ser feliz

43. Escribir una carta. Enviar esa carta.
44. El rocío de la mañana en los helechos.
45. Vernos atractivos/as ante el espejo.
46. Descubrir un sabor nuevo.
47. Un desayuno en la cama.
48. Adoptar a un animal necesitado.
49. Las risas de tus amigos, su complicidad.
50. Un instante de soledad.
51. Una estrella fugaz surcando una noche despejada.
52. Un deseo cumplido.
53. Sentirse libre.
54. Sentirse unido a alguien.
55. Vencer un miedo.
56. Un te quiero a media noche.
57. Una arruga en el rostro, un proyecto nuevo cada día.
58. Desvertirse de las preocupaciones.
59. Guardar los miedos en un baúl y salir a pasear de la mano con esa persona a quien amas.
60. Fabricar buenos recuerdos cada día.
61. Descubrir una palabra nueva.
62. Apagar tu teléfono móvil y mirar a quien tienes delante.
63. Ser niño cinco minutos al día.
64. Llorar de la risa
65. La voz de las personas que quieres.

Todas son motivos para ser feliz, pequeños detalles o grandes gestos que te harán ver la vida de otra manera. Nunca te olvides de tenerlos bien presentes.

“Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.”

-Leon Tolstoi-