Solo hay un medio para matar a los monstruos, aceptarlos - La Mente es Maravillosa

Solo hay un medio para matar a los monstruos, aceptarlos

Arantxa Alvaro Fariñas 24 septiembre, 2015 en Psicología 675 compartidos
Niña observando monstruos en el bosque

Hay emociones negativas que viven en nuestro interior como monstruos que nos acechan y salen a la luz en el momento más inoportuno, como la culpa, el miedo, la soberbia, el egoísmo, la envidia, los celos…

A veces, resulta complicado superar un sentimiento de culpa por algo que hemos hecho, o es inevitable sentir miedo ante una situación que nos preocupa.

Probablemente no sea posible eliminar las emociones negativas pero sí es posible aceptarlas y gestionarlas para convivir con ellas y que no dirija nuestra vida.

Hombre enfrente de un monstruo afrontando sus miedos

Identificando emociones

Todos nosotros podemos aprender a identificar y gestionar nuestras emociones, pero además, podemos llegar a identificar las emociones de otras personas a través de la inteligencia emocional, por la que lograremos sentir lo que siente otra persona por medio de sus palabras, gestos o expresiones.

Charles Darwin analizó que los animales tienen un extenso repertorio de emociones y que esas emociones tienen una función social, ya que favorecen la adaptación al nuestro entorno.

Existen seis emociones básicas y cada una tiene su función, son las siguientes:

Miedo

Es la emoción que sentimos ante un peligro, ya sea real o imaginario. El miedo nos incita a protegernos y salvaguardarnos.

Sorpresa

Asombro que sentimos ante un suceso inesperado, ya sea positivo o negativo. La sorpresa nos permite orientarnos frente a la nueva situación.

Aversión

Es el asco que nos produce algo y que hace surgir nuestro rechazo.

Ira

Sentimiento de irritabilidad ante una situación que nos molesta. La ira es un sentimiento negativo y destructivo.

Alegría.

Euforia por algo que nos hace sentir felices y nos proporciona sensación de seguridad y bienestar. Nos incita a querer repetir esa situación que nos hace sentir bien.

Tristeza

Es el sentimiento que nos produce algo negativo. La tristeza nos conduce a superar una situación y a sacar hacia fuera nuestras emociones.

Técnicas de gestión de emociones

Existen diversas técnicas para controlar y gestionar las emociones negativas, que se agrupan en varios tipos:

Técnicas de control emocional inmediato

Son aquellas que se utilizan para controlar nuestras emociones justo en el momento en el que surgen.

Generalmente, tienen que ver con el manejo de la atención. Lo que se intenta evitar es que cuando nace una emoción negativa la expresemos y nos dejemos llevar por ella.

Técnicas para descubrir las causas de nuestras emociones

Se trata de un conjunto de técnicas que buscan comprender lo que nos hace reaccionar de una determinada manera y hallar la forma de reaccionar de forma diferente.

Se puede tratar de una falta de autoestima, una errónea percepción de la situación, de miedo etc.

Técnicas de cambio emocional permanente

Las técnicas de cambio emocional permanente proponen un trabajo en profundidad en nosotros mismos, que proporciona un crecimiento para dejar de reaccionar como no deseamos.

Sentir emociones

Cómo aceptar a los monstruos

No podemos evitar sentir emociones pero sí podemos aprender a gestionarlas y aceptarlas para que no nos hagan daño.

A continuación, os damos algunos consejos para gestionar vuestra inteligencia emocional y controlar a los monstruos:

1- Recuerda tus virtudes y éxitos

Todos tenemos muchos defectos, pero también muchas virtudes que nos diferencian y nos hacen personas únicas.

Es habitual que continuamente nos digamos cosas negativas sobre nosotros mismos: ¡Esto se me da fatal! ¡Soy un desastre! ¡Siempre llego tarde! etc.

Pero nunca nos paramos a pensar en todas esas virtudes que tenemos, en todas esas cosas que hacemos bien, en nuestros éxitos cotidianos.

2- Distrae tu atención hacia algo concreto

Cuando un bebé llora, lo primero que hacemos en intentar distraer su atención para que deje de llorar.

No dejes que tu mente divague. Si tu pareja te dice que no está seguro de la relación, no pienses en que te va a dejar, piensa en el libro que te estás leyendo.

3- Piensa en el futuro más inmediato

A veces, las emociones negativas nos hacen pensar en las consecuencias a largo plazo, pero es mejor pensar en el futuro inmediato de forma que seamos más realistas y mantengamos el autocontrol.

4- Medita de forma habitual

Meditar ha demostrado su eficacia para evitar los pensamientos negativos no sólo cuando se producen sino también a largo plazo.

Meditar y respirar correctamente puede ayudar a disminuir la ansiedad y otras emociones negativas.

5- Piensa en lo peor que te puede pasar

Si piensas en lo peor que te puede pasar, aprenderás a relativizar tus problemas y a gestionar el control de tus emociones.

Ilustraciones cortesía de Goro Fujita, John Kenn

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar