El sombrero verde de Edward de Bono: ¿qué nos enseña?

El sombrero verde favorece el pensamiento creativo. Edward de Bono lo eligió porque ese color representaba el crecimiento de las plantas, de las nuevas oportunidades que germinan cuando vencemos el estancamiento.
El sombrero verde de Edward de Bono: ¿qué nos enseña?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 04 diciembre, 2021

“Las escuelas desperdician dos tercios del talento innato de los niños y las universidades acaban con el resto”. Esta frase la decía con frecuencia uno de los pensadores más audaces del siglo XX. Hablamos del psicólogo y filósofo Edward de Bono, quien siempre recordaba a sus alumnos en la universidad que cuando se vieran estancados y estresados se colocaran el sombrero verde.

Ahora bien, ¿a qué se refería con lo de ponerse el “sombrero verde”? Si por algo fue conocido Edward de Bono fue por aportar y desarrollar teorías para mejorar las habilidades y actitudes de exploración, creatividad y transformación personal. Su célebre libro Los seis sombreros para pensar publicado en 1985 fue toda una revolución en el campo del pensamiento y la innovación.

El método era el mejor avance para el pensamiento humano en los últimos 2300 años, según él. Así lo escribió en el prefacio y así lo esperaba. No era un hombre precisamente humilde, pero lo cierto es que su intención era noble, aspiraba, ni más ni menos que a dar mayor potencial y libertad a las personas mediante la creatividad y la habilidad para resolver problemas.

Conozcamos cuál era para Edward de Bono el sombrero más importante en su teoría.

“No hay duda de que la creatividad es el recurso humano más importante de todos. Sin creatividad, no habría progreso y siempre estaríamos repitiendo los mismos patrones”. 

Edward de Bono-

Edward de Bono creador de la teoría de los 6 sombreros y el sombrero verde

Características del sombrero verde de Edward de Bono

Edward de Bono, médico, psicólogo, filósofo y hasta inventor, llegó a decir que la forma en que las escuelas educaban a los niños solo les incitaba a dejar los estudios en algún momento. La educación rígida y estandarizada, señalaba, hace creer al estudiante que es estúpido. Cuando en realidad, los pequeños llegan al mundo con un potencial innovador insuperable.

Él mismo lo evidenció en los años 70 en un estudio que recogió en un libro titulado Los niños resuelven problemas (1972). En este trabajo se hizo eco de las respuestas que chicos y chicas le dieron a una serie de cuestiones que él mismo les planteó: diseñar una máquina para dormir, otra para pesar elefantes, crear un sistema para construir una casa y otro para diseñar un cohete.

La creatividad es algo innato en el ser humano, pero la educación tradicional la debilita. Dejamos de pensar de manera innovadora y esto es un serio problema. Por ello, diseñó el método de los Six Thinking Hats. Y fue un éxito. Tanto es así que grandes empresas como Motorola, IBM y Boeing informaron de que habían reducido la mitad del tiempo en sus reuniones al aplicarlo.

Así, entre todas esas estrategias para pensar de manera original, el sombrero verde es la que mejor simboliza este objetivo. A continuación, profundizamos en esas tácticas que nos legó Edward de Bono.

Cuando te notes estancado o bloqueado, es momento de ponerse el sombrero verde para romper los viejos patrones de pensamiento y visualizar nuevas perspectivas.

Y tú, ¿ya usas el pensamiento lateral?

Muchos hemos oído hablar del pensamiento lateral, pero no todos recuerdan que quien acuñó este término fue Edward de Bono. Según él explicó, este modo de razonamiento se aleja de esa lógica “vertical”  y más ortodoxa a la hora de resolver problemas.

Es decir, en esta estrategia cognitiva se opta por buscar opciones innovadoras, hacernos preguntas, pensar de manera desafiante, usar analogías, acertijos, etc.

Pensar de manera provocadora

Cuando nos colocamos el sombrero verde de Edward de Bono quedan prohibidos los convencionalismos. No vale con dar ideas o soluciones que sean complacientes para los demás. Tampoco con generar opciones que, aunque originales, no cambien demasiado nuestra realidad.

Hay que atreverse a desafiar el pensamiento establecido para alcanzar la excelencia a través de la innovación. Algo así solo se logra siendo críticos y desafiantes con las ideas imperantes.

Buscar alternativas, cuantas más mejor

Si te enfrentas a un problema o encrucijada personal o profesional, no pienses en una solución. Proponte cincuenta soluciones. A la hora de buscar una resolución a ese desafío que tienes por delante, lo mejor es contar con múltiples estrategias y no con una sola.

Promover el sentido del humor

El sentido del humor disuelve el estrés, calma la mente y descorre ante nuestra mirada nuevas perspectivas innovadoras. Este estado emocional es muy propicio para la creatividad y siempre es bueno promoverlo.

Así, Edward de Bono creó una palabra que podíamos introducir en nuestras propuestas para inducir el humor y el pensamiento innovador. El término mágico era “po”.

  • Los ejecutivos de la empresa Po son nuestra competencia y tenemos que crear una nueva estrategia Po de márketing.
  • La estrategia Po será la más exitosa porque (…)
Amigos pensando el sombrero verde

Es importante hacer uso del resto de sombreros

Como bien sabemos, el sombrero verde es el que debemos ponernos para tener ideas innovadoras y creativas ante cualquier problema. Sin embargo, no podemos olvidar que la innovación solo será posible cuando hayamos dominado esos otros enfoques de pensamiento, esos que nos propone el modelo de los seis sombreros para pensar.

El control de las emociones, valorar los riesgos o tener en cuenta toda la información disponible es decisivo a la hora de ser originales y creativos. Por ello, nunca está de más recordar la función de los otros cinco sombreros restantes que nos propuso Edward de Bono:

  • Sombrero azul: nos ayuda a dirigir el proceso de pensamiento y a valorar cada avance.
  • Sombrero blanco: nos permite centrarnos en la información de la que disponemos.
  • Sombrero rojo: uno de los más importantes, nos ayuda a poner las emociones a nuestro favor y no en nuestra contra.
  • Sombrero amarillo: nos facilita el poder pensar de manera positiva.
  • Sombrero negro: es clave para valorar los riesgos, peligros u obstáculos.

Para concluir, no importa el tiempo que haya pasado desde que Edward de Bono nos expuso este modelo. Sigue siéndonos de gran utilidad y debería estar presente en cada escuela, en cada empresa, en cada biblioteca particular…

Te podría interesar...
La técnica de los seis sombreros para pensar, de Edward de Bono
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La técnica de los seis sombreros para pensar, de Edward de Bono

La técnica de los seis sombreros para pensar, desarrollada por Edward de Bono, es una herramienta de comunicación y razonamiento muy efectiva.



  • de Bono, Edward (2012) Seis sombreros para pensar. Paidós.
  • de Bono, Edward (1967) El pensamiento lateral práctico. Paidós.
  • Sternberg, R. J. & Lubart, T. L. (1999). "The Concept of Creativity", in ed. Sternberg, R. J.: Handbook of Creativity. Cambridge University Press.
  • Moseley, D., Baumfield, V., Elliott, J., Gregson, M., Higgins, S., Miller, J., Newton, D. (2005). "De Bono's lateral and parallel thinking tools", in ed. Moseley, David: Frameworks for Thinking. Cambridge University Press.