Sonreír puede hacernos vulnerables

Sonia Viéitez Carrazoni · 26 septiembre, 2012

Una mirada o una sonrisa, son gestos que pueden delatar nuestras emociones más escondidas. El FBI, o la CIA, emplean un  método  en la Unidad de Criminología, que  se basa en descifrar el lenguaje facial a través de técnicas específicas de observación.

Miles de señales  y mensajes  a través de nuestro comportamiento nos dejan en evidencia  y nos delatan  ante todos los que nos rodean. El 90% de nuestra comunicación es a través del lenguaje corporal. Nuestras emociones  nos dejan al descubierto.

Podemos detectar una mentira, o  engaños  a partir de la voz, palabras, y gestos del rostro. Para camuflar una emoción nuestro cuerpo utiliza caretas. La más utilizada, es la sonrisa: porque  se intercambia socialmente,  puede realizarse de manera voluntaria, empleando un movimiento sencillo,  lo que no sucede  con otras expresiones faciales más complejas.

Podemos  saber si  una sonrisa es falsa porque no  reflejará acciones de los  músculos orbiculares de los párpados, las mejillas no se elevaran,  ni descenderán las cejas, ni apreciaremos, los surcos  que se forman tras una sonrisa sincera, llamados "patas de gallo".

La asimetría facial, la falta de suavidad en la forma, las micro expresiones, (movimientos faciales veloces), que se diferencian  porque  ocupan todo el semblante y sólo permanecen en el rostro  unas dos décimas de segundo, pasando absolutamente inadvertidos, son algunas de las armas que detectan la falsedad de una sonrisa.

Las mentiras que se acompañan de una emoción son las más fáciles de descubrir, debido a que  la lucha interna entre lo que se siente realmente y la emoción falsa,  traiciona al mentiroso”, El psicólogo Paul Ekman, autor del libro “¿Qué dice ese gesto?”,   es el mayor especialista del mundo en lenguaje facial.

Su método empleado por FBI, CIA, y  jueces en Estados Unidos, establece a través de un código de gestos,  la  forma de evaluar de manera científica los movimientos musculares de la cara. El rostro puede generar más de 10.000 expresiones y se pueden detectar signos que descubran la mentira. Nuestro  cuerpo y nuestro cerebro  emiten expresiones faciales y corporales. 

Sólo es necesario saber interpretarlas…De la misma manera que hay diferentes rasgos para evaluar la ira,  el miedo, la tristeza,  existen diferentes perfiles que nos exponen a ser vulnerables ante miradas ajenas.

Ejemplos  de algunas expresiones corporales habituales y su significado.

Entrelazar los dedos: Indica (Autoridad)

Toquetear la oreja:(Inseguridad)

Mirar hacia el suelo:(Duda de quién nos habla)

Frotar las manos:(Impaciencia)

Tocar la nariz ligeramente:(Duda, mentiras)

Caminar erguido(Confianza en sí mismo)

Jugar con el pelo(Ausencia de confianza en sí mismo e inseguridad)

Comerse las uñas(Inseguridad y nervios)

Manos entrelazadas en la parte baja de la espalda:(Furia, ira, rabia)

Caminar con las manos en los bolsillos y hombros caídos (Abatimiento)       

Para triunfar, sentémonos ante el espejo, aprendamos a descifrar los gestos de nuestra cara. Y desconfiemos, si  nos sonríen y no observamos en la expresión “patas de gallo”, tal vez  esa sonrisa: sea un engaño.