Stresslaxing: cuando relajarte te produce estrés

¿Alguna vez has decidido tomarte la tarde libre y has acabado con más estrés del que empezaste el día? Esto tiene nombre y aquí te lo contamos.
Stresslaxing: cuando relajarte te produce estrés
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 29 diciembre, 2022

Acabas una larga jornada de trabajo, montas en el metro, está lleno, llegas a casa, sacas al perro, llega la noche y quieres ponerte una serie y relajarte, pero en el momento en el que tu cuerpo toca el sofá, aparecen en tu cabeza todos los pensamientos negativos del día y sientes aún más agobio. ¿Te suena? Podríamos estar hablando de stresslaxing.

Esta palabra, acuñada recientemente, hace referencia a la ansiedad inducida por tratar de relajarnos. Aunque parezca contradictorio, el 30-50 % de las personas que tratan de entrenarse en técnicas de relajación sufren más síntomas de estrés y relajación, es decir, que no es un fenómeno tan inusual. Incluso algún paciente refería tener síntomas físicos, como las palpitaciones y la sudoración.

Esta vida a la que todos estamos sometidos, agresiva y vertiginosa, afecta a los ritmos naturales del cuerpo. Como te imaginarás (y quizá experimentes), pasar de 100 a 0 no es sencillo en medio de esta vorágine, así que aquí podrás comprender un poco mejor en qué consiste el stresslaxing y qué hacer para evitarlo. Vamos con ello.

Mujer estresada
La autoexigencia puede impedir relajarse cuando disfrutar del tiempo libre se convierte en una obligación, aunque parezca una contradicción.

¿Qué se esconde tras el stresslaxing?

Si te estresas, cuando te estás intentando relajar, necesitas replantearte la situación. A continuación, tienes algunas de las posibles causas de este efecto y una pequeña descripción sobre en qué medida afectan a las personas.

1. Negación

La negación del estrés es una de las vías de escape más habituales, pero de las menos efectivas. Aunque en periodos cortos ayuda a asentar y ordenar emociones de manera natural (como en un fallecimiento de alguien cercano), usarla de forma recurrente es muy perjudicial.

En ocasiones, esta negación se aplica al propio estrés continuado. No se trata de una afirmación voluntaria, sino de una manera inconsciente de huir hacia delante. Se crea la sensación de que la mejor manera de acabar con el estrés es terminando todas las tareas que la provocan, pero dichas tareas nunca terminan, de manera que se cae en un círculo vicioso. 

2. Activación fisiológica

Como quizá hayas escuchado, el estrés es una respuesta natural a una situación de peligro. El cuerpo se activa gracias al sistema simpático para responder a ella y vuelve a su homeostasis gracias al parasimpático. No obstante, cuando el estrés se alarga en el tiempo, la activación fisiológica también, ocasionando problemas de salud.

Por tanto, el cuerpo no se relaja automáticamente cuando aparece un hueco de tiempo libre. Cuando la norma es sudar para completar todas las tareas del día, el organismo entiende que ese momento de relax es otra tarea más: “tengo que relajarme, que mañana tengo mucho trabajo”, “si paro ahora, mañana voy a tener que hacer el doble”. ¿Te suena?

3. Autoexigencia

La ansiedad y el estrés esperan a la vuelta de la esquina para todos aquellos que se exigen más de lo que pueden dar. Personas que trabajan enfermas, que revisan los correos en vacaciones, que salen con su pareja a pesar de caerse de sueño, son víctimas de sí mismas debido a una idea inconsciente: “debo darlo todo”.

Por eso, cuando se comprende que los momentos de relax también son necesarios para vivir, estos acaban por convertirse en una obligación más. Así, la mente y el cuerpo siguen esforzándose por cumplir el “objetivo” de relajarse y aparece el stresslaxing.

4. Presión social y stresslaxing

Todos sabemos que la presión social es contradictoria. Se nos insta a cuidar nuestra salud sin dejar de producir al máximo, a ser los más felices, los más guapos y los más comprometidos.

Y también sabemos que cumplir con todo ello es imposible, no solo por la contradicción intrínseca que acarrea, sino porque es materialmente imposible trabajar 12 horas, ir al gimnasio, atender a tus hijos, hacer voluntariado y conseguir que tu casa no parezca una cueva. Al menos, no sin explotar.

Esas exigencias pueden convertir el ocio en una tarea más a cumplir. Es decir, si no tienes un momento para ti, es porque eres un workaholic. Así, te toca buscar un momento para relajarte y tratar de equilibrar tu vida.

Chica estresada
La opinión de los demás, aunque conscientemente no nos afecte, sí puede propiciar que el entorno se configure de una manera opresiva.

¿Qué hago si creo que estoy sufriendo stresslaxing?

Cuando hasta relajarte te produce estrés, es el momento de acudir al psicólogo. Aquí es donde realmente tendrás una pausa para explorar tus propias causas y adquirir recursos para combatir el stresslaxing. Las soluciones pueden ir desde cambiar de trabajo hasta elaborar una rutina de autocuidados, pasando por el entrenamiento en técnicas de relajación o un tratamiento médico.

En definitiva, se sabe que la inquietud por liberarnos del estrés puede llegar a convertirse en un motivo más de angustia. Para gestionarla, en medio del frenesí que nos imponen, es necesario tomar plena consciencia de uno mismo, pero también apoyarse en los demás.

“En un mundo donde nos señalan como los únicos artífices de nuestro destino, dejemos de ser islas”.

-Anónimo-

Te podría interesar...
El extremismo psicológico: cuando una necesidad se vuelve abrumadora
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El extremismo psicológico: cuando una necesidad se vuelve abrumadora

El extremismo psicológico es la adopción de conductas extremas por una falta de regulación en otras necesidades humanas.



  • Heide, F. J., & Borkovec, T. D. (1983). Relaxation-induced anxiety: Paradoxical anxiety enhancement due to relaxation training. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 51(2), 171–182. https://doi.org/10.1037/0022-006X.51.2.171
  • Dijkstra, M. T., & Homan, A. C. (2016). Engaging in rather than disengaging from stress: Effective coping and perceived control. Frontiers in psychology7, 1415.
  • Dalpé, J., Demers, M., Verner-Filion, J., & Vallerand, R. J. (2019). From personality to passion: The role of the Big Five factors. Personality and Individual Differences138, 280-285.
  • de Bruin, W. B., Parker, A. M., & Strough, J. BRIEF REPORT Choosing to be happy? Age differences in ‘maximizing’decision strategies and experienced emotional well-being.
  • Oró Palau, P. (2016). Efectos de un entrenamiento basado en mindfulness (atención o conciencia plena) sobre la salud psíquica y las habilidades de autocuidado y cuidado de otros en estudiantes de medicina (Doctoral dissertation, Universitat de Lleida).
  • Kim, H., & Newman, M. G. (2019). The paradox of relaxation training: Relaxation induced anxiety and mediation effects of negative contrast sensitivity in generalized anxiety disorder and major depressive disorder. Journal of affective disorders259, 271-278.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.