¿Cómo podemos atender a tantas tareas sin caer en el estrés? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo podemos atender a tantas tareas sin caer en el estrés?

José Maria Tabares 27 noviembre, 2014 en Psicología 0 compartidos

Vivimos en un mundo donde nunca paramos quietos. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, siempre tenemos miles cosas que hacer que en muchas ocasiones no sabemos cómo atajar. Ante esta situación, lo mejor es tomárselo todo con calma y tranquilidad ya que así podremos atender a todos nuestros compromisos personales y profesionales de manera eficiente.

¿Pero cómo conseguirlo? Pues a través del siguiente artículo te daremos una serie de consejos para que no caigas en el estrés y la ansiedad del día a día. Respira hondo dos veces porque comenzamos:

Haz una lista con tus prioridades


Seguro que desde el principio de tu jornada tu mente ya está invadida por todas las cosas que tienes que hacer. Pero tranquilo, ante esto lo mejor es priorizar aquellas actividades que son completamente necesarias a otras que quizás no lo son tanto. Por ello, haz una lista y divídelas en tres “secciones”. La primera será con las “imprescindibles” como ir al trabajo, recoger los niños del colegio o acudir a ese compromiso profesional. La segunda constará de aquellas actividades que son “deseables” de hacer pero que no tienen tantísima importancia como hacer la compra, lavar el coche o limpiar la ropa.

Por último está la lista de cosas innecesarias y aquí estarán todas esas cosas que nos “encantaría” hacer, pero que desgraciadamente no son tan importantes como las dos anteriores. Ir al cine, ver ese vestido que tanto nos gusta, dar un paseo por el parque… las posibilidades seguro que son infinitas.

Y ojo, no me refiero con esto que no dejéis de hacer estas actividades más enfocadas al ocio. De hecho, también es importante dedicarles su tiempo correspondiente para así desconectar un poco del mundanal ruido. De lo contrario, solo encontraremos estrés y frustración de nuestra parte.

A cada logro, date un pequeño premio


De acuerdo, ya tienes una lista pormenorizada de todas tus tareas. ¿Y ahora qué? Seguro que os preguntaréis. Pues ahora tan solo hay que darle el tiempo que estimes necesario a cada una de ellas. Es recomendable que siempre te des un margen entre una y otra por si surge cualquier imprevisto.

Además, también es muy recomendable que cuando acabes una tarea realmente importante (como fianalizar tu jornada laboral por ejemplo) pues te des un pequeño premio en forma de ocio o cualquier capricho que te quieras dar. De esta forma, sentirás una sensación por el “deber cumplido” y a continuación te sentirás con muchas más fuerzas para seguir con tus respectivos deberes.

En definitiva, tienes que darte cuenta que si te organizas y te lo tomas con calma, absolutamente todo en esta vida da tiempo. Es muy importante también concienciarse de que básicamente que no estamos aquí para hacer siempre tareas como meros robots. Somos seres del mundo que hemos nacido para ser felices y vivir hasta el último momento con plenitud, algo que conseguiremos aunando el deber con el ocio del día a día.

José Maria Tabares

Ver perfil »
Te puede gustar