¿Te interrumpen mientras hablas? Esto es lo que puedes hacer

Hay usurpadores de palabras, personas que te interrumpen cuando hablas una y otra vez, que no te dejan argumentar y que no saben escuchar. ¿Qué podemos hacer ante estas situaciones tan frustrantes?
¿Te interrumpen mientras hablas? Esto es lo que puedes hacer
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 01 enero, 2021.

Última actualización: 01 enero, 2021

¿Te interrumpen mientras hablas? En efecto, hay personas con una tendencia crónica a no dejar que termines tus frases, a usurpar palabras, a bloquear tus razonamientos y a invadir tus tiempos. Algunos lo hacen sin ser conscientes de ello; sin embargo, otros hacen del arte de la interrupción una constante que roza la falta de respeto.

¿Qué podemos hacer ante estas circunstancias? Los expertos en materia de comunicación nos dan un consejo básico: no perder la calma. Lo último que debemos permitir es que un diálogo derive en discusión y que nosotros mismos perdamos el control al quedar supeditados por la frustración. Mantener la paciencia y manejar una serie de claves nos permitirá salir airosos de esas situaciones.

Se sabe que la primera ministra Margaret Thatcher era toda una experta en lidiar con estas situaciones. Estudios, como los realizados por la Universidad de York, vieron que la dama de hierro era muy hábil a la hora de aplicar lo que se conoce como superposición competitiva. Lograba que nadie la interrumpiera gracias a una comunicación firme, contundente y muy rápida.

Obviamente, no todos hemos desarrollado una habilidad tan grande en el arte de la argumentación. Sin embargo, sí que podemos tomar medidas para mejorar. Lo analizamos a continuación.

Mujer hablando sobre cuando te interrumpen mientras hablas

Qué hacer cuando te interrumpen mientras hablas

¿Mal educados? ¿Impacientes? ¿Estilo de comunicación violenta? Cuando te interrumpen mientras hablas, lo primero que experimentas es desconcierto y molestia. A nadie le agrada que interrumpan la exposición de su razonamiento para intentar echarlo abajo o, incluso, completarlo.

Lo curioso de estas situaciones es que a menudo derivan de un factor cultural. Interrumpirse es para muchas personas algo habitual en la dinámica familiar. Hay grupos de padres, hijos y hermanos acostumbrados a hablar muy rápido, a no escucharse y a interrumpirse. Este estilo de comunicación se aplica de manera inconsciente después a cualquier contexto.

Así, trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Delhi, inciden en algo interesante sobre este tema. Es importante intentar comprender por qué nos interrumpen. Hay quien se siente inspirado y motivado por nuestra conversación y solo intenta aportar sus ideas dejándose llevar quizá por la emoción y el impulso.

Por otro lado, podemos encontrarnos también al comunicador narcisista, a ese perfil que busca tener el control de la conversación y llevarla a su terreno. Es importante saber ante quién estamos para reaccionar y actuar de manera más ajustada. Descubramos por tanto qué hacer cuando te interrumpen mientras hablas.

Si durante una conversación tu interlocutor te interrumpe tres veces seguidas, actúa. No dejes pasar más tiempo. Tras esa tercera rotura en el hilo comunicativo, se evidencia ya un claro patrón orientado a asaltar tus ideas y opiniones.

Ese será el momento en explicitar las condiciones del diálogo. La primera, que una conversación supone saber escuchar para poder responder. Segundo, que cada persona dispone de un tiempo para comunicarse que el otro deberá respetar. Esos son los pilares de la comunicación, de la buena comunicación.

Explica cómo te sientes ante cada interrupción

No importa que sea un compañero de trabajo, un vecino, un amigo de toda la vida o nuestra pareja. Es prioritario explicarle a la otra persona lo que supone para nosotros que nos interrumpan mientras hablamos. Quizás no se dé cuenta del impacto de la dinámica que está imponiendo en el intercambio, pero nosotros se lo podemos hacer saber.

“Cuando me interrumpes de forma constante me siento infravalorado. Es como si no respetaras mis opiniones y razonamientos. Además, pierdo el hilo de mi argumentación, olvido lo que estaba diciendo y me siento frustrado. Esa conducta tuya es una falta de respeto y yo al menos lo vivo de ese modo”.

La importancia de la comunicación no verbal

A la hora de referirnos a las conversaciones y los procesos comunicativos, situamos toda la atención en el mensaje. Sin embargo, se nos olvidan las formas. La comunicación no verbal tiene la misma relevancia que nuestros argumentos, ideas y razonamientos. Por ello, a la hora de hablar con un ladrón de la palabra, tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Imponte. Mantén una adecuada distancia, hombros rectos, cuello firme y no cruces los brazos… No seas esa figura siempre accesible dispuesta a ceder o a priorizar la amabilidad.
  • Usa un tono de voz firme y seguro. Ideal si tus frases van al grano, sin rodeos y con gran claridad.
  • Anticípate. Intenta comprender en qué momento la otra persona va a proceder a su asalto comunicativo (interrupción) para actuar. Levanta el dedo o la mano y pide no ser interrumpido.
Amigas hablando y preguntándose ¿Te interrumpen mientras hablas?

¿Te interrumpen mientras hablas? Examina y afina tus habilidades de comunicación

Si te interrumpen mientras hablas en varios contextos (en especial el laboral y el personal), es momento de revisar tus habilidades de comunicación para evitar que esto suceda. Hablábamos al inicio de Margaret Thatcher y su habilidad en materia comunicativa durante sus sesiones en la Cámara de los Lores.

Más allá de adquirir o no las competencias en comunicación de un político, están sin duda una serie de claves muy básicas que todos podemos aprender. Son las siguientes:

  • Entrena tu habilidad mental en materia argumentativa: ten claro de manera rápida qué quieres decir antes de expresarlo.
  • Ve al grano, no des rodeos a la hora de comunicar.
  • Deja que la pasión y la emoción impregnen tus palabras.
  • Demuestra confianza en lo que expresas.
  • Deja hablar al otro y escucha. Da ejemplo, sé mejor que los demás.
  • Transmite positividad, pero exige ser escuchado.
  • Si te interrumpen, deja hablar hasta que terminen. Después guarda silencio unos instantes y demanda a la otra persona que haga lo mismo contigo. Recuérdales qué les falta mucho por aprender en materia comunicativa.

Para concluir, decía un proverbio árabe que si lo que vamos a decir no es más bello que el silencio, es mejor no decirlo. A veces, nada es más sabio que saber callar para escuchar al otro. Mejoremos al máximo ese arte que une a las personas: la comunicación.

Te podría interesar...
La comunicación emocional en la pareja
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La comunicación emocional en la pareja

La comunicación emocional en la pareja nos ayuda a expresarnos de forma eficaz y reduce notablemente las discusiones y reproches.



  • Bull, Peter & Mayer, Kate. (1988). Interruptions in Political Interviews: A Study of Margaret Thatcher and Neil Kinnock. Journal of Language and Social Psychology - J LANG SOC PSYCHOL. 7. 35-46. 10.1177/0261927X8800700103.
  • Lestary, Agustina & Krismanti, Ninuk & Hermaniar, Yulieda. (2018). Interruptions and Silences in Conversations: A Turn-Taking Analysis. PAROLE: Journal of Linguistics and Education. 7. 64. 10.14710/parole.v7i2.64.