Te puedes enamorar de cualquiera - La Mente es Maravillosa

Te puedes enamorar de cualquiera

Arantxa Alvaro Fariñas 21 agosto, 2015 en Psicología 83 compartidos
Te puedes enamorar de cualquiera

Nos enamoramos de forma totalmente inconsciente, intuitiva. No es necesario que realicemos complejas operaciones matemáticas, ni listados con los argumentos a favor y en contra, para que alguien nos arrebate el corazón.

Nuestra intuición está entrenada para que no pensemos demasiado si nos gusta alguien o no, para que tomemos una decisión rápida. Por eso, sabemos de forma inconsciente que alguien nos atrae o que nos podríamos enamorar de alguien.

36 preguntas para enamorar

El psicólogo Arthur Aron, de la Universidad de Nueva York, en 1997 elaboró un test de 36 preguntas con el que afirmó que nos podemos enamorar de un desconocido en 45 minutos, generando intimidad.

El test de Arthur Aron, volvió a salir a la luz el 9 de enero de 2015, porque Mandy Len Catron publicó un artículo en The New York Times, en el que narraba cómo se había enamorado con el test de las 36 preguntas de Aron.

Aron buscaba crear intimidad entre desconocidos y realizó un estudio entre varias personas para lograr descubrir las preguntas que podían hacer que nos enamorásemos de una persona que no conocemos.

Finalmente, Aron eligió a varias parejas heterosexuales para que contestaran las preguntas y descubrió que las personas afirmaban que habían logrado una gran intimidad en cada pareja. Completó el test con la necesidad de que la pareja se mirara a los ojos durante 4 minutos.

Enamorarse inconscientemente

¿Por qué nos enamoramos de una determinada persona?

Cuando nos enamoramos de una persona y no de otra, actuamos en base a nuestra intuición. Comprendemos que esa persona nos gusta sin necesidad de acudir a la lógica.

Simplemente sentimos una sensación que nos hace ver con claridad que es esa persona y no otra, la que nos gusta. Esa intuición depende de dos factores fundamentales, uno psicológico y otro químico.

El sistema de creencias es el factor psicológico que nos hace elegir a una determinada persona. Por lo general, buscamos personas con gustos afines, con formas de ver la vida que sean parecidas a la nuestra. A veces, buscamos inconscientemente personas que se parecen a familiares o amigos cuyas cualidades admiramos.

Nos enamoramos de alguien que suele estar a nuestro alrededor e influye mucho el momento en el que estemos, es decir, tenemos que estar dispuestos a enamorarnos para que suceda.

Pero nuestra atracción por una persona, es también una cuestión de química. La química del amor está compuesta por todos los procesos hormonales y de neurotransmisores que se desencadenan cuando dos personas entran en contacto físico.

Helen Fisher, investigadora del Departamento de Antropología de la Universidad de Rutgers, EE.UU., sostiene que los hombres se enamoran más rápido que las mujeres.

Fisher afirma que en base a sus investigaciones descubrieron que en los hombres existe una mayor actividad en una parte del cerebro asociada a los estímulos visuales. En este sentido, las mujeres han intentado durante mucho tiempo agradar a los hombres estéticamente.

Sin embargo en las mujeres, se detectó una mayor actividad en tres áreas diferentes, relacionadas con la memoria y la capacidad de recordar. Para saber si un hombre podía ser un buen padre o un buen marido, una mujer tenía que recordar cómo se había comportado, qué había dicho etc.

descubrir el

¿Por qué nos podemos enamorar de cualquiera?

Aron realmente creó el test de las 36 preguntas para probar que se podía generar intimidad entre dos personas desconocidas en 45 minutos.

Cada pareja debe hacerse alternativamente todas las preguntas del test, que están divididas en 3 grupos y son cada vez más íntimas. En la fase final del test figuran preguntas como:

  • ¿Cuándo fue la última vez que lloraste en frente de otra persona? ¿Y tú solo?
  • Dile a tu pareja algo que ya te guste de él o ella.
  • Comparte un problema personal y pídele consejo a tu pareja de cómo él o ella lo manejarían. También, pídele a tu pareja que te refleje cómo pareces estar sintiéndote acerca del problema que escogiste.

El experimento consiste en ir respondiendo las preguntas y que se vaya generando una complicidad con la otra persona, de forma paulatina. Son preguntas que se van haciendo cada vez más personales, por lo que vamos a ir conociendo en poco tiempo a otra persona de forma profunda.

De ese conocimiento íntimo y profundo puede surgir la intimidad necesaria que nos lleve a enamorarnos.

Parece una forma acelerada de enamorarse, pero realmente se potencia el aspecto concreto que nos hace conectar con una persona y no con otra: la intimidad. Y la intimidad, nos puede llevar al amor.

“Mi estrategia es que un día cualquiera,

no sé cómo ni sé con qué pretexto pero por fin me necesites.”

-Mario Benedetti-

Arantxa Alvaro Fariñas

Escritora y licenciada en derecho, apasionada por la literatura y por la psicología. Dejo volar mi imaginación para mantener los pies a unos centímetros del suelo y poder hacer realidad mis sueños.

Ver perfil »
Te puede gustar