Terapia de esquemas emocionales de Robert L. Leahy

Nuestros problemas para entender y regular las emociones están en la base del malestar psicológico. Todos hemos dado validez a ideas sobre la tristeza, la ansiedad, el miedo o la vergüenza que son erróneas. ¿Qué tal si reformulamos esos esquemas?
Terapia de esquemas emocionales de Robert L. Leahy
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 18 noviembre, 2022

¿Cómo te sientes hoy? ¿Qué emociones te acompañan en este mismo momento? Una experiencia compartida por muchos de nosotros es pensar que estados como la ansiedad, el miedo, la angustia y la tristeza durarán eternamente. Cuando nos sucede un evento adverso y complicado, como es la pérdida de un ser querido, damos por sentado que ese sufrimiento será constante.

No nos equivocamos si señalamos que la mayoría de nuestros problemas en materia psicológica proceden de la idea de que buena parte de nuestras emociones escapan a nuestro control; son vergonzosas, incomprensibles e inaceptables. Nos turban, nos anclamos a ellas hasta ser eternos cautivos de un malestar que casi nadie nos ha enseñado a manejar.

De este modo, y casi sin darnos cuenta, adquirimos unas estrategias de regulación deficientes que perpetúan ideas y conductas que no nos benefician. Lo que hacemos es integrar en nuestro registro mental unos esquemas emocionales dañinos y poco saludables. Esta es la conclusión a la que llegó el psicólogo Robert L. Leahy.

Para abordar esta realidad que se encontraba a diario con sus pacientes, elaboró una nueva terapia. Es una estrategia terapéutica que integra la perspectiva cognitiva-conductual con unas interesantes reformulaciones en materia emocional. Dicha particularidad hace de ella un modelo psicológico de gran interés.

Todos los trastornos psicológicos implican dificultades para tolerar o experimentar emociones. 

Mujer llorando sentada en el suelo
Uno de los objetivos de la terapia de esquemas emocionales es enseñarnos que estamos obligados a lidiar con el estrés y las adversidades.

¿Cuál es el objetivo de la terapia de esquemas emocionales?

La terapia de esquemas emocionales es un modelo sociocognitivo que nos enseña cómo las personas interpretamos, evaluamos y respondemos a las propias emociones y a las de los demás. Tal y como explica el propio doctor Robert L. Leahy en un estudio, este enfoque tiene como propósito demostrarnos que todos arrastramos una serie de creencias (esquemas) acerca de las emociones que no siempre son las más propicias para el bienestar.

Asimismo, otro propósito esencial es facilitar las herramientas correctas para regular y alinear a nuestro favor todo ese complejo universo emocional. Por otro lado, es interesante saber que la manera en que manejamos nuestras emociones está mediada por varios escenarios.

Por una parte, está nuestra familia y la manera en que nos han educado. Nuestros progenitores actuaron como esos modelos primarios que facilitaron o vetaron ese valioso aprendizaje. Seguidamente, están nuestras experiencias y el modo en que interpretemos cada sensación, sentimiento y emoción. Esto puede hacer que, a menudo, demos por sentado que estados como la desesperación, la angustia, la vergüenza no tienen sentido.

También solemos reforzar la creencia de que solo nosotros lidiamos con esas realidades internas que son, además, incontrolables. Los esquemas emocionales a los que hayamos dado validez a lo largo de nuestra vida son los que median en la mayoría de nuestros trastornos psicológicos.

Propósitos

El propósito esencial de la terapia de esquemas emocionales no es retirarnos por completo el malestar o la infelicidad. Lo que se busca con este enfoque es desterrar ideas equivocadas y empoderar a la persona para que construya una vida más saludable. Esto implica entender que las experiencias (emociones) adversas e incómodas son algo común que debemos aceptar y afrontar.

Por ello, las metas que integra esta terapia son las siguientes:

  • Mejorar la autoeficacia del paciente.
  • Potenciar la autoconciencia emocional
  • Facilitar que desarrollen una visión más saludable y útil sobre las emociones.
  • Ayudarles a asumir riesgos sin miedo.
  • Mejorar su habilidad para resolver problemas.
  • Orientación al futuro y a la planificación de metas.
  • Tolerar la frustración.
  • Desarrollar una autoevaluación más positiva.
  • Potenciar la responsabilidad e independencia de la persona.
  • Reducir la impulsividad.

El objetivo de la terapia de esquemas emocionales es empoderar a la persona para que la correcta regulación y visión de sus emociones actúen a su favor.

¿Cuáles son las características de este modelo terapéutico?

El modelo terapéutico diseñado por Richard L. Leahy no busca que el paciente se sienta bien en cada momento y circunstancia. Lo que desea es que se entiendan funciones de las emociones y que sepan cómo transitar por cada una de ellas. Para lograr tal meta usa las siguientes estrategias:

  • El diálogo socrático.
  • La validación emocional.
  • Los experimentos conductuales (hablar sobre comportamientos y experiencias para analizar las emociones).
  • Explorar los valores de la persona para darle un propósito vital.

Asimismo, es interesante comprender qué características define este interesante trabajo terapéutico entre el psicólogo y el paciente. Por lo general, se abordan las siguientes cuestiones:

1. Validación/Invalidación emocional

Las personas solemos invalidar la manera en que nos sentimos porque la emoción que hay detrás nos resulta incómoda. La terapia de esquemas emocionales nos ayuda a corregir esta idea para que entendamos que todas esas experiencias caóticas cumplen un fin.

2. La incomprensibilidad

Esta idea se relaciona con la anterior. Muchos de nosotros solemos preguntarnos para qué nos sirven estados tan problemáticos como la ansiedad, la vergüenza o la melancolía. Lograr una comprensión válida y útil sobre cada emoción nos facilitará reaccionar mejor ante lo que nos sucede.

3. Corregir ideas simplistas sobre las emociones

“¿Cómo puede ser que pueda amar y odiar a mi pareja? ¡Eso no es posible!”. “La ira es una emoción negativa que debería evitar, pero no puedo dejar de sentirla, hay algo malo en mí”.

Todos hemos dado validez a ideas del todo distorsionadas sobre las emociones que deben revisarse. Esa es una de las finalidades de la terapia de esquemas emocionales.

Hombre mayor en terapia de esquemas emocionales
La terapia de esquemas emocionales nos empodera para tener una vida más plena que no se bloquea ante la adversidad.

4. El control y la represión emocional

Es todo un clásico. Cuando estados como el miedo, la ansiedad o la tristeza nos atenazan, tememos perder el control y, en consecuencia, tendemos hacia la represión. Sofocamos, desviamos o evitamos la emoción incómoda para hacer como si no estuviera. Es un error.

El bienestar psicológico no está en el control o la represión emocional, sino en la regulación de la emoción sentida. Se trata de comprenderla, aceptarla y llevar a cabo una respuesta adecuada para situar ese estado a nuestro favor.

La comprensión de las emociones requiere tiempo para desarrollar una adecuada autoconciencia de ellas, saber expresarlas y ser validadas.

5. La racionalidad excesiva

Hay quien orienta su conducta hacia lo que define como comportamiento «racional», dando por sentado que las emociones entorpecen sus decisiones y actuaciones. La necesidad de ser práctico, lógico y racional veta la importancia de atender lo que sentimos. Y esto, tampoco es útil ni tampoco creíble.

Las personas somos seres emocionales que razonan y no podemos eliminar de esta variable ni el plano emocional ni el racional.

6. No, las emociones no duran para siempre

Hay experiencias complicadas que nos hacen pensar que ese dolor que desprenden durará para siempre. Sin embargo, ni el miedo, ni la ansiedad, ni el dolor por una pérdida o una ruptura, son eternos.

7. La expresión emocional

¿Te cuesta expresar lo que sientes? ¿O eres quizá de los que apenas ponen filtros y se dejan llevar por la emoción sentida? El bienestar psicológico también depende de cómo expresemos aquello que sentimos. Hacerlo de manera equilibrada, adaptada, es todo un arte.

La terapia de esquemas emocionales es un modelo enriquecedor para la comprensión de una parte de la realidad que se nos escapa. De su valor aplicado desciende todo su valor, ese del que nosotros nos podemos aprovechar.

Te podría interesar...
Terapia familiar enfocada en las emociones (TFCE): objetivos y características
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Terapia familiar enfocada en las emociones (TFCE): objetivos y características

La terapia familiar enfocada en las emociones es muy efectiva para abordar cualquier diferencia o relación conflictiva. Profundicemos en ella



  • Leahy, R. L. (2015). Emotional schema therapy. New York: Guilford.
  • Leahy, RL Introducción: Esquemas Emocionales y Terapia de Esquemas Emocionales. J Cog Ther 12 , 1–4 (2019). https://doi.org/10.1007/s41811-018-0038-5