Terapia existencial para la depresión: ¿cómo puede ayudar?

¿Te preocupa el sentido de la vida? ¿Sientes en tu interior un profundo vacío y una absoluta falta de interés en lo que te rodea? Entonces, es posible que la terapia existencial sea interesante para ti. Te explicamos cuáles son sus pilares básicos.
Terapia existencial para la depresión: ¿cómo puede ayudar?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 14 enero, 2023

Decía Søren Kierkegaard que la felicidad es el mayor escondite para la desesperación. Esto lo sabe bien quien lidie con algún trastorno del estado del ánimo y, en especial, con una depresión. No es fácil encontrar el bienestar y la plenitud en un mundo que, en muchos momentos, nos parece caótico y falto de sentido.

No podemos olvidar que uno de los impulsos más básicos del ser humano es encontrar un sentido a su vida, y concretamente a lo que le sucede y a lo que hace. Si nuestras circunstancias, contextos y trayectoria personal nos dificultan ese paso, emergen el sufrimiento y la angustia de la que nos hablan los filósofos. Para nuestra mente es desesperante no hallar un significado a lo que nos sucede, un propósito a lo que nos envuelve.

Es muy complicado avanzar, relacionarnos y ser productivos cuando en nuestro interior solo hay vacíos y preguntas sin respuesta. Estas características pueden erigir en ocasiones lo que definimos como depresión existencial, la cual fue descrita por primera vez en los años 50 por el psiquiatra Heinz Häfner. Esto explica por qué dentro de las psicoterapias humanistas emergió la terapia existencial orientada al tratamiento de esta condición psicológica. Cabe señalar, eso sí, que es un enfoque más filosófico que clínico, pero no por ello lo hace menos interesante. Profundizamos en ella.

“El ser humano es una síntesis de lo temporal y lo eterno, de lo finito y lo infinito”.

-Søren Kierkegaard-

Hombre mayor en Terapia existencial
El terapeuta existencial orienta a la persona para que entienda que no está definida por su historia. Algo que ofrece una gran liberación.

Objetivos de la terapia existencial para la depresión

Uno de los exponentes actuales de la terapia existencial es el psiquiatra Irvin Yalom. Precisamente ha sido él quien le ha ofrecido a este recurso un marco y una síntesis, además de una gran trascendencia. En su libro Existential Psychotherapy, 1980, definió este enfoque como un encuadre terapéutico dinámico que se centra en las problemáticas que arrastramos las personas al pensar en nuestra existencia.

De algún modo, todos en algún momento nos enfrentamos a esos eternos desafíos como son la falta de sentido o entender el porqué de la muerte. La libertad o la falta de ella, así como la sensación de vacío o de aislamiento son dimensiones potencialmente angustiantes. A veces, basta con sufrir una pérdida, una traición o una ruptura de pareja para sentir que la vida carece de sentido.

Esto explica el sustrato de la propia depresión existencial, la cual suele emerge con frecuencia tras algún evento traumático. Veamos cómo puede ayudarnos este tipo de terapia en estas circunstancias.

La terapia existencial no tiene una estrategia terapéutica estructurada o de “talla única”. La meta es proporcionar apoyo a cada individuo mientras este reconoce sus valores, sus significados y empieza, poco a poco, a tomar nuevas decisiones.

Metas generales

La terapia existencial entiende que el malestar psicológico de la persona no se debe a una única causa. No es solo haber perdido a un familiar. El desencadenante no es solo una separación, la pérdida de un empleo o no poder establecer vínculos duraderos y felices. Todos lidiamos con preocupaciones existenciales soterradas que hay que saber identificar y tratar.

El terapeuta tiene como meta general identificar las angustias existenciales de cada individuo y el tipo de conflicto que sufre en relación consigo mismo y con el mundo. Algo que debemos tener en cuenta es que la persona con depresión siente que nada tiene sentido y que carece de recursos para cambiar su vida. Se percibe indefenso, solo y vacío. La meta general del terapeuta existencial es facilitar esa reconexión con el mundo, encontrando nuevos significados vitales, reconquistando autonomías y esperanzas.

Los cuatro reinos y los objetivos concretos

Este enfoque terapéutico tiene cuatro objetivos concretos. Estos parten de la idea de que el ser humano se integra en cuatro reinos de experiencia y de existencia que deben analizarse para comprender mejor a quien sufre. Los analizamos.

  • El reino físico: ¿qué necesidades tiene la persona? ¿Cuáles son sus deseos? ¿En qué estado se encuentra su salud física (sueño, alimentación, etc.)? Una meta terapéutica será la de dotar de una adecuada armonía a la persona en esta área.
  • El reino de lo personal o los asuntos del yo: ¿qué sentido de sí mismo tiene el paciente? ¿Es consciente de sus fortalezas y virtudes como ser humano? Definirlas y lograr un buen autoconocimiento es otro propósito terapéutico.
  • Reino social: ¿qué tipo de relación tiene la persona con su entorno, familia, sociedad y cultura que lo envuelve? ¿De qué manera se le puede ayudar/orientar para que se sienta más satisfecho y feliz en ese mundo social?
  • El reino de la creación. Un propósito básico de la terapia existencial para la depresión es que la persona logre trazar nuevos significados vitales al actualizar sus creencias y confianza consigo mismo y con el mundo.

La terapia existencial entiende que la depresión no es algo que una persona tiene, es la forma en que la persona se siente existiendo en un mundo a menudo complejo y carente de significados.

Hombre caminando hacia el mar pensando en la Terapia existencial
Según la terapia existencial, para abordar la depresión debemos clarificar cómo deseamos vivir nuestra vida.

Técnicas y estrategias

La terapia existencial lleva décadas de práctica, y figuras como Irvin Yalom avalan su efectividad. Un estudio de la Universidad de Colorado Springs nos recuerda que, aunque está basada en la evidencia, necesitaríamos más investigación para comprender en profundidad sus beneficios.

Sea como sea, es un modelo terapéutico que se usa con buenos resultados tanto en depresión, trastornos de estrés postraumáticos, duelos y para pacientes que están en cuidados paliativos. Son esos instantes vitales en que, atrapados por el desasosiego, el miedo y la incertidumbre, necesitamos encontrar el sentido a la vida. Ahora bien, ¿cómo lo consigue? ¿Qué técnicas utiliza la terapia existencial para la depresión? Lo analizamos.

Aportar un espacio seguro y empático donde reflexionar

Los terapeutas existenciales construyen un entorno a modo de refugio que le sirve al paciente para sentirse seguro, entendido y libre para expresar sus pensamientos y emociones. Es un escenario cálido y nutritivo donde poder hablar de sentimientos, dudas y sensación de vacío.

En este entorno se le ofrece un marco para reflexionar y hacerse preguntas con las que adquirir nuevas perspectivas.

Centrarse en el aquí y ahora

Para la terapia existencial, el pasado de la persona no es un aspecto decisivo. Importa el presente y hacerle ver que su historia no lo define y que no está destinado a un propósito específico. La vida no siempre tiene un sentido, lo más decisivo es sentirnos libres para actuar de acuerdo a nuestros valores, aspiraciones y necesidades presentes.

Aliviar la angustia

La terapia existencial no juzga ni le ofrece a la persona una hoja de ruta estándar para lograr el bienestar y sanar su depresión. La meta es paliar la angustia, ayudando a trazar una existencia con mayor sentido, con nuevas trascendencias y esperanzas renovadas.

Entender principios fundamentales de la existencia

Las doctoras Susan Iacovou y Karen Weixel-Dixon son autoras del libro Existential Therapy: 100 Key Points and Technique. En dicho trabajo indican que en este modelo terapéutico es clave trabajar una serie de principios fundamentales. Al profundizar en ellos, los pacientes encuentran muchas de las respuestas que necesitan:

  • Entender que somos seres mortales y que la mayoría de las cosas son efímeras.
  • Solo hay una oportunidad para vivir la vida. Hagámoslo del mejor modo posible, centrándonos en el aquí y ahora.
  • Todos debemos aceptar el desafío de elegir cómo deseamos vivir. Definir qué queremos, a quién queremos y qué deseamos lograr nos será de ayuda.
  • Debemos aprender a manejar la ansiedad existencial. Para ello, debemos encontrar el coraje para vivir con la incertidumbre cotidiana.

La terapia existencial para la depresión nos ofrece aliento, nuevas perspectivas y respuestas a muchas de nuestras dudas más profundas. En un mundo que a veces parece carecer de sentido es necesario buscar en nosotros mismos los significados que necesitamos. Alcanzar una vida plena y significativa requiere de un trabajo constante de autoexploración que vale la pena intentar.

Te podría interesar...
6 beneficios de la psicoterapia online
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
6 beneficios de la psicoterapia online

La psicoterapia online brinda muchos beneficios: desde mayor confidencialidad y fácil acceso hasta comodidad y uso de recursos digitales.



  • Feizi M, Kamali Z, Gholami M, Abadi BAGH, Moeini S. The effectiveness of existential psychotherapy on attitude to life and self-flourishing of educated women homemakers. J Educ Health Promot. 2019 Nov 29;8:237. doi: 10.4103/jehp.jehp_473_18. PMID: 31867401; PMCID: PMC6905282.
  • Vos J, Craig M, Cooper M. Existential therapies: a meta-analysis of their effects on psychological outcomes. J Consult Clin Psychol. 2015 Feb;83(1):115-28. doi: 10.1037/a0037167. Epub 2014 Jul 21. PMID: 25045907.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.