Test de la pareja: qué significa mi dibujo

Yamila Papa · 23 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 11 marzo, 2018

Esta prueba también llamada test de la pareja permite revelar cuál es el vínculo con la pareja real o el deseo de encontrar el amor. A su vez puede determinar qué imagen tenemos de nosotros mismos y del otro, cuáles son los roles de cada uno y qué esperamos de las relaciones.

Se trata de un test de la pareja proyectivo donde no importa nuestra calidad como artistas o dibujantes, sino lo que reflejemos en el papel. Es capaz de mostrar cuál es el vínculo con el que fantaseamos, cómo sería nuestra pareja ideal y, como todo test proyectivo, algunos de los aspectos que guardamos en el subconsciente sobre nuestra pareja.

“Dibuje una pareja”

Esa es la consigna para realizar esta prueba, aunque hay algunos analistas que quizás digan una consigna parecida, “dibujar a dos personas cualquiera” y otro marque “dibujar una pareja”. Pero hasta allí llegan los datos. El participante recibe una hoja, un lápiz y una goma de borrar. Lo más habitual es dibujarse a uno mismo junto a la persona más importante en ese momento (casi siempre, un amor).

En el caso de que el “dibujante” no esté en una relación se mostrará a él con una persona que fuera de su agrado y probablemente sería la que en ese momento sintiera más próxima. Es decir, según este test de la pareja, en la hoja se mezcla la interpretación de la realidad con una proyección de los deseos y sueños.

Pero, no todo tiene que ver con la pareja sino también con cómo nos vemos a nosotros, la imagen que tenemos de nuestro cuerpo, de nuestros roles y de nuestras fortalezas. Es probable que resaltemos aquello que nos agrada (los ojos, las piernas, el cabello) y que “nos olvidemos” de los defectos o de lo que no nos gusta.

Dibujo de una pareja con corazones rojos

Cuenta la historia de la pareja

Una vez que se ha terminado el dibujo, el analista pide que se escriba o relate un cuento para señalar las principales características de esa pareja: qué hacen, dónde se conocieron, qué les sucede, qué sienten, etc.

Nuevamente las diferencias son notables entre aquellos que se encuentran en una relación y los que no. Los primeros probablemente contarán su propia experiencia, le darán atributos personales a los dibujos y hablarán de datos reales, aunque estén un poco disfrazados. En el segundo caso narrarán sucesos potenciales, como por ejemplo “se conocieron en una discoteca o en el metro” y todo aquello que esperarían que les suceda al enamorarse.

Dibujo de una pareja sentada en un banco

Con todos los datos recopilados por el analista (el dibujo más la historia) se puede tener un perfil bastante fiel del examinado. La interpretación del test de la pareja básicamente tiene en cuenta las percepciones y proyecciones del que dibuja y no se basa en la calidad de trazo. Se analizan las alturas, si las personas están juntas o separadas, si hay otros componentes en la hoja (por ejemplo un camino, el sol o un árbol), etc.

La pareja interna en un dibujo

La apuesta va más allá de dibujar a dos personas que puedan ser reales o no. Jaime Bernstein indicó, en 1958, que este test de la pareja sirve para explicar los aspectos internos del sujeto analizado. Esto quiere decir cómo somos con nosotros mismos o qué necesitamos de quien tenemos al lado.

La “pareja interna” es realmente interesante porque nos ayuda a darnos cuenta de lo que nos hace falta y lo que ya tenemos “cubierto” al estar solos. A nivel fantástico podemos comprendernos un poco más, aunque pensemos que estamos simplemente dibujando a dos personas comunes y corrientes.

Dibujo de una pareja con el hombre borroso

Con frecuencia el que dibuja relata su situación actual de manera consciente (si está de novio, casado, le gusta una colega de la oficina, se acaba de separar) pero lo que realmente importa en este test de la pareja es lo que se proyecta o se dice “entre líneas”. Los deseos, los sueños, las añoranzas y la vida ideal se plasman en el papel.

Durante la evaluación se tienen en cuenta los contrastes entre el dibujo y la realidad, la diferencia de altura entre cada persona, las posturas, si están cerca una de otra, si además se añaden otros aspectos o elementos y los detalles que se le agregan a cada uno.

Si las personas no saben que el dibujo va  a ser analizado posteriormente, son más abiertas a mostrar sus emociones actuales, aunque sea a través de dos figuras hechas en lápiz. Es fascinante descubrir lo que sienten o desean con algo tan simple, tanto que parece un juego de niños. ¿Te gustaría proba con tu pareja o con otra persona este test de la pareja?

Las críticas de los Tests Proyectivos

Como se ha mencionado anteriormente, el test de la pareja se trata de un test proyecto. Este tipo de tests no están exentos de polémica. Según Fernando Sabogal (2004), si los test se juzgasen con las normales de la psicometría clásica, éstos serían excluidos de las pruebas psicológicas por tres razones:

  1. No tienen calificaciones cuantificables.
  2. Carecen de estimación de consistencia interna (confiabilidad).
  3. No hay posibilidad de datos normativos adecuados.

Estas críticas se podrían traducir en los tests proyectivos miden la información de forma adecuada. No existe un resultado objetivo que ponga de relieve un constructor interior individual como puede ser la depresión o la ansiedad. Y también se critica que los resultados pueden variar dependiendo de quién los evalúe.

A pesar de las críticas, los tests proyectivos se siguen utilizando y se siguen investigando. La psicología sigue en constante crecimiento, por lo que la investigación es fundamental. Es por ello, que cualquier herramienta que sirva para arrojar luz sobre nuestra forma de ser será investigada desde la ciencia. De esta forma, se podrá ofrecer una ayuda mucho más completa y de calidad.