¿Tienes depresión?

24 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago Sobral

¿Crees que tienes depresión? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es una enfermedad que padece más de 300  millones de personas en todo el mundo. Esta puede suponer en un problema de salud muy serio, que afecta significativamente en el día a día.

Por ello, es de suma importancia saber identificar esta enfermedad desde el principio para poder ponerse en tratamiento lo antes posible.

¿Tienes depresión?

Si crees que tienes depresión pero no estás completamente seguro, ya que sólo estás pasando una etapa mala de tu vida, y crees que pasará lo antes posible, ten cuidado. Puedes estar pasando por un proceso depresivo que se puede agravar con el mero paso del tiempo.

Así que presta mucha atención a las siguientes líneas ya que en este artículo relataremos algunos de los síntomas de la depresión, para que así sepas si coinciden con los tuyos. Pero, ten en cuenta que no puedes hacer tú mismo tu propio diagnóstico de la enfermedad, así que si tienes alguna sospecha acude de forma inmediata a un especialista de la salud mental.

Síntomas característicos de la depresión

En primer lugar, una de señales que caracterizan más a la depresión es la sensación de vacío, tristeza o melancolía. Las personas depresivas sienten que ya no son útiles para la sociedad y entran así en un estado de letargo y desidia, que lo único que hace es agravar la situación.

Esto le suele pasar mucho a la gente desempleada, que tras quedarse sin su puesto de trabajo, ve que ya no le quedan más expectativas en la vida. Tras este síntoma puede aparecer otro de irritabilidad y culpabilidad.

Y es que, el mero hecho de sufrir depresión, provoca que la persona en cuestión se sienta mal consigo misma y que su autoestima quede por los suelos. Una forma de evitar esto, es no darle muchas vueltas a la cabeza y cultivar el cuerpo y  la mente con actividades que se nos den realmente bien.

Por otro lado, la depresión también puede manifestarse como síntomas físicos en forma de dolores de cabeza, problemas circulatorios o incluso malestar digestivo que en muchas ocasiones no se pueden tratar farmacológicamente.

Todo esto provoca que perdamos el apetito y también el interés por absolutamente todo lo que nos rodea, (familia, amigos, trabajo, hobbies, etc.).

Si crees fehacientemente que reúnes estos requisitos, te recomendamos encarecidamente que te pongas en manos de un profesional cualificado para que te ayude a superar esta enfermedad que cada vez sufren más personas en el mundo. Con tesón y esfuerzo por tu parte, seguro que la superas y sigues hacia delante.