Los 4 tipos de personalidad, según Helen Fisher, para entender la atracción

¿Por qué te enamoras de un tipo de persona y no de otra? Según Helen Fisher, el estilo de nuestra personalidad define nuestros patrones de atracción. ¡Descubre cuál es el tuyo!
Los 4 tipos de personalidad, según Helen Fisher, para entender la atracción
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 06 mayo, 2022

Exploradores, negociadores, constructores y directores. Hay cuatro tipos de personalidad, según Helen Fisher, perfiles que podrían darnos respuesta a la clásica pregunta de por qué nos enamoramos de unas personas y no de otras. Estos constructos psicológicos estarían orquestados por interesantes procesos neuroquímicos, lo cual hace aún más especial a esta teoría.

Quien más y quien menos ya ha oído hablar de la doctora Fisher, la gran experta en la misteriosa maquinaria del amor. Además de ser una reconocida antropóloga, se alza como una de las divulgadoras más importantes de nuestra actualidad. Libros como Por qué amamos: naturaleza y química del amor romántico o El primer sexo son un ejemplo de ello.

Asimismo, si por algo destaca su labor, es por permitirnos entender las relaciones de pareja, la atracción, el afecto y hasta los temas de género desde un punto bioquímico. Quizá, por ello, en el 2009 quiso profundizar en una cuestión que nos interesa a todos: ¿por qué nos sentimos atraídos por tipo de hombres o mujeres y no por otros? La respuesta nos la dio en su ensayo Why him? Why her?

Los sistemas cerebrales que la doctora Helen Fisher definió para su prueba de personalidad son los mecanismos orquestados por la dopamina, la serotonina, el estrógeno y la testosterona.

Corazón iluminado para representar los 4 tipos de personalidad, según Helen Fisher
Nuestra personalidad está relacionada con una química cerebral concreta que nos orienta a sintonizar con un tipo de personas y no con otras.

Los 4 tipos de personalidad, según Fisher

¿Por qué hay personalidades que nos fascinan? ¿Qué hace que sintamos atracción por determinadas personas aún sabiendo que, tal vez, no nos convienen o no nos harán felices? Es un eterno dilema, pero también uno de los enigmas más fascinantes. Sabemos que el factor físico tiene un gran poder, así como determinadas variables evolutivas, genéticas y hasta experienciales.

Ahora bien, la antropóloga y bióloga Helen Fisher va más allá y señala que el mecanismo de la atracción estaría orquestado por la química cerebral. Según nos explica en su interesante trabajo, Why him? Why her?, hay cuatro constelaciones de personalidad que están dominadas en mayor grado por un tipo de neurotransmisor. Hay quien se deja llevar más por la dopamina, otros la testosterona, algunos por la oxitocina o la serotonina.

Asimismo, en este ensayo aporta en su inicio un cuestionario con 56 preguntas. Se trata de un instrumento validado científicamente que nos permite comprender cuál es nuestra personalidad predominante. Porque, aunque todos tenemos rasgos de las cuatro tipologías, siempre hay una variable que resulta más significativa.

Según Fisher, solo cuando sabemos cómo somos, comprendemos quién se ajustaría mejor a nosotros mismos.

“Las investigaciones demuestran que las parejas que tienen muchas similitudes, incluyendo compatibilidad neuroquímica, terminan quedándose juntas”.

-Helen Fisher-

1. El explorador, la personalidad curiosa (dopamina)

Creativos, enérgicos, impulsivos, divertidos, atrevidos, independientes, amantes de las novedades, inspiradores, entusiastas… Entre los 4 tipos de personalidad, según Helen Fisher, destaca al explorador, cuya conducta está dominada siempre por la dopamina.

Son personalidades muy magnéticas, de las que quieren transformar el mundo y movilizan a cualquiera, son hombres y mujeres muy activos que inspiran y buscan experimentar placer, descubrir, aprender…

Cabe señalar que no es fácil convivir con ellos. Su carácter inquieto hace que no todos les puedan seguir, son corazones ávidos de sensaciones, buscadores de aventuras… Solo alguien con su mismo patrón de personalidad pueden estar en sintonía con ellos.

  • ¿Qué tipo de pareja es la más idónea?

Los exploradores buscan “compañeros de juegos”, personas igual de curiosas, de enérgicas y aventureras que ellos. Por tanto, su pareja ideal es otro explorador.

2. El negociador, la personalidad imaginativa e idealista (estrógeno)

Alguien con un patrón de personalidad negociadora es intuitivo, compasivo, con buenas habilidades sociales, comunicativas y empáticas. Saben manejar muy bien a las personas, conectan muy bien con ellas, se preocupan por comprender, por atender y ser cercanos. Su conducta está motivada por la hormona del estrógeno y define a mujeres y hombres por igual.

Son perfiles muy conciliadores, de los que evitan el conflicto y detestan discutir. Suelen pensarse muchísimo las cosas, son rumiantes, muy imaginativos, creativos e idealistas. Buscan promover el bienestar de todo su entorno.

  • ¿Qué tipo de pareja es la más idónea?

El negociador busca a su “alma gemela”. Partiendo del ensayo de Helen Fisher, este perfil sintoniza con el perfil directivo.

3. El constructor, la personalidad familiar (serotonina)

Entre los 4 tipos de personalidad, según Helen Fisher, muchos se identifican con el constructor. Son leales, fuertes, comprometidos, amantes del orden, y de los que necesitan tener su vida bien organizada. Son defensores a ultranza de los suyos, de su familia, de sus amigos, de esas personas que forman parte de su entorno social.

Como característica singular cabe señalar que los constructores suelen ser reservados y adoran ayudar, ser útiles a los demás.

  • ¿Qué tipo de pareja es la más idónea?

El constructor busca a su aliado de vida y su apoyo del día a día. Su pareja perfecta es otro “constructor”.

4. El director (testosterona)

En nuestra sociedad abunda la personalidad dominada por la testosterona. El “director” define un tipo de perfil muy analítico, competitivo, y con tendencia a la contención emocional.

Aman con intensidad, lo darían todo por el ser amado, pero reprimen expresar abiertamente sus sentimientos, y esto los convierte en figuras algo complicadas a veces. Son muy persistentes y perfeccionistas.

  • ¿Qué tipo de pareja es la más idónea?

El director busca la persona que lo complemente, alguien que piense y sienta como él. Así, y según Why him? Why her?, la pareja ideal del director es un negociador.

Manos de una pareja agarrada
Nuestra pareja ideal, según la doctora Fisher, es aquella que nos aporta aquello que necesitamos.

Para concluir, tal y como insiste la doctora Fisher, cada uno de nosotros albergamos ciertos rasgos de estos cuatro tipos de personalidades. Sin embargo, siempre destacamos en unos más que en otros. Es esto lo que define y explica nuestro comportamiento, nuestros anhelos, manías y necesidades.

Algo que señala también en su interesante ensayo es lo siguiente: tendemos a enamorarnos de alguien que puede darnos lo que necesitamos a cambio de darle lo que ellos necesitan. Así es como, al fin y al cabo, tendemos a complementarnos los unos con los otros.

Te podría interesar...
Mi pareja no me demuestra afecto, ¿qué ocurre?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mi pareja no me demuestra afecto, ¿qué ocurre?

Si mi pareja no me demuestra afecto esto puede indicar que hay problemas personales o dificultades en la relación que necesitamos abordar. Descubre...



  • Fisher, Helen (2010) Why Him? Why Her? Holt McDougal.