7 tipos de temperamento y sus características

¿Qué tipos de temperamento existen? Para hablar de ellos, tomaremos como punto de partida la clásica teoría de los 4 temperamentos de Galeno.
7 tipos de temperamento y sus características
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 27 julio, 2021.

Última actualización: 27 julio, 2021

¿Qué es el temperamento y en qué se diferencia de la personalidad? ¿Qué tipos de temperamento existen? El temperamento es la parte más biológica de la personalidad. Se define como esa disposición particular que manifestamos al relacionarnos con nuestro entorno; está muy presente en nuestras raíces y es muy poco influenciable por el ambiente.

Cuando nacemos, somos puro temperamento, mientras que poco a poco las experiencias van moldeando nuestra personalidad. En este artículo, conoceremos los temperamentos desarrollados hace muchos siglos por Galeno de Pérgamo, médico griego, a partir de la teoría de los humores de Hipócrates, y qué los caracteriza. ¡Descubre cuál es el tuyo!

¿Qué es el temperamento?

La palabra temperamento proviene del latín temperamentum, que significa ‘medida’. La RAE lo define como el ‘carácter, la manera de ser o de reaccionar de las personas’. Pero desde un punto de vista psicológico, esta definición se queda corta.

Y es que el temperamento se entiende como la forma que tenemos de interactuar con nuestro entorno; es la parte más instintiva, biológica y afectiva de la personalidad. Es algo bastante hereditario, no influido por factores externos. Cambia muy poco con el tiempo, ya que es algo muy innato.

“El carácter y la fuerza personal son las únicas inversiones que valen cualquier cosa”.

-Walt Whitman-

Mujer desconfiando de su pareja

Temperamento vs. personalidad

No es lo mismo el temperamento que la personalidad; el temperamento surge mucho antes, al mismo tiempo que se forman nuestros brazos o nuestras piernas. Los niños pequeños son puro temperamento (la personalidad se forma después).

Por eso este representa la parte más genética de la personalidad, la que de alguna manera nos une a nuestros antepasados en el plano mental. Pero, ¿qué tipos de temperamentos existen y en qué se diferencian?

Los 4 tipos de temperamento de Galeno y sus características

Galeno de Pérgamo, médico griego, desarrolló en el siglo II a.C. la teoría de los temperamentos básicos, a partir de la teoría de los humores de Hipócrates, cada uno basado en una sustancia esencial: sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra.

Según Galeno, las personas somos el producto de una combinación particular de estos cuatro humores propuestos por su maestro. Cada uno de estos elementos se vincula con un humor del cuerpo.

En función del tipo de elemento que predomine en nosotros, nuestro temperamento será uno u otro (y nuestra personalidad, también). Cada uno de los humores que proponen los autores está asociado a un elemento natural:

  • Sangre: se asocia al aire.
  • Flema: asociado al agua.
  • Bilis negra: vinculada a la tierra.
  • Bilis amarilla: le corresponde el elemento del fuego.

¿Qué tipos de temperamento definió Galeno a través de estos cuatro humores? Vamos a conocerlos:

Sanguíneo

El humor que predomina es la sangre. Se trata de personas con un humor muy variable, aunque generalmente animadas y optimistas. Son “de sangre caliente”, en el sentido de que son personas cercanas y cálidas a las que les gustan las relaciones sociales.

Buscan la compañía de los demás y se muestran afectuosas en sus relaciones. Le hacen más caso a la intuición que a la razón.

Melancólico

En las personas con temperamento melancólico predomina la bilis negra. Son personas tristes y soñadoras, melancólicas y nostálgicas. Suelen ser introvertidas y reservadas, además de observadoras. Perciben cualquier detalle de su entorno.

Son las personas que hoy, probablemente, denominaríamos PAS (Personas Altamente Sensibles). Otras de sus características son: la creatividad, el perfeccionismo y, sobre todo, la sensibilidad.

Flemático

Los flemáticos son aquellos en los que predomina el humor de Hipócrates de la flema (el agua). Se trata de personas amorosas que buscan relaciones cercanas y duraderas.

Persiguen la armonía y cuidan mucho a sus seres queridos; son un poco evitadoras (evitan los conflictos), aunque también intentan mediar en ellos. Son personas tranquilas y racionales, que pueden llegar a parecer frías. Son, además, personas muy serenas y perseverantes.

Colérico

El temperamento colérico destaca por la bilis amarilla; son personas enérgicas y muy impulsivas, aunque con una gran fuerza de voluntad. Son personas inteligentes y analíticas, muy centradas en sus objetivos.

Les gusta hablar de temas interesantes y nunca superficiales. Se muestran independientes en sus relaciones, con tendencia a estar siempre dedicándose a algo. Defienden sus puntos de vista con energía y son muy proactivas.

3 tipos de temperamento en la infancia

Hemos conocido la teoría de los 4 temperamentos de Galeno, aunque no son los únicos que existen. En la infancia, por ejemplo, se habla de 3 tipos de temperamento: el fácil, el lento y el difícil. ¿Qué caracteriza a cada uno de ellos?

Temperamento fácil

Es el más frecuente. Son niños que, generalmente, están de buen humor. Se ríen y se divierten con facilidad. Si tienen hambre o frío, por ejemplo, reaccionan de forma tranquila, y se calman cuando sus necesidades son cubiertas.

Temperamento lento

Son niños a los que les cuestan los cambios. Se adaptan muy lentamente a ellos. Así, necesitan más tiempo de lo “normal” para adaptarse a las nuevas condiciones. Son más tímidos y les gusta más observar que experimentar.

Niño pensando

Temperamento difícil

Finalmente, los niños con temperamento difícil son activos e inquietos. Se distraen con facilidad, por lo que suelen cambiar continuamente de tarea.

Suelen responder de forma enérgica ante situaciones incómodas (como por ejemplo, el sueño), y en ocasiones necesitamos con ellos una buena dosis de paciencia para frenar sus iniciativas, sabiendo que ellos todavía no saben calibrar demasiado bien los riesgos. Hacerlo bien es completar un ejercicio muy exigente, ay que si nos pasamos de restrictivos podemos lastrar sus avances hacia una autonomía responsable.

Y tú, ¿con cuál de los 4 tipos de temperamento de Galeno te identificas? ¿Y qué temperamento identificas en aquellos que te rodean?

Lo cierto es que las personas, normalmente, nos sentimos identificadas con un par de ellos. Es difícil encontrar a alguien 100 % colérico o 100 % flemático. De hecho, hoy sabemos que la flexibilidad y la capacidad de adaptarnos a las circunstancias representa una gran ventaja evolutiva.

Y con los niños ocurre lo mismo: aunque la mayoría son de temperamento fácil, eso no significa que no puedan experimentar etapas con un temperamento más difícil, por ejemplo.

Te podría interesar...
Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Diferencias entre personalidad, temperamento y carácter

Personalidad, temperamento y carácter son 3 conceptos que en Psicología se usan para expresar maneras de pensar, sentir y ser. Te explicamos las di...



  • Bermúdez, J. (2003). Psicología de la personalidad. Teoría e investigación (vol. I y II). Madrid: UNED.
  • Pueyo, A. (1997). Manual de Psicología Diferencial. Madrid: McGraw-Hill.
  • Román, J.R. (2010). El poder de la perseverancia. Motivando. Galenus Revista.
  • Suárez, D. (2013). El temperamento en la regulación de la personalidad. Revisión de tema, 7(1). https://doi.org/10.21676/2389783X.319