Tómate la vida con calma - La mente es maravillosa

Tómate la vida con calma

Paula Aroca 12 septiembre, 2013 en Psicología 13 compartidos

¿A veces sientes que crecer como persona se vuelve algo pesado?… ¡todos hemos sentido eso! En este artículo queremos brindarte algunas claves que puedes poner en práctica para que tu rutina diaria no se convierta en una larga lista de deberes que nunca termina.

Si percibes que las recompensas tardan en llegar o que los cambios positivos no se aproximan, lo primero que tienes que hacer es respirar profundamente y relajarte un poco para lograr una mejor disposición al análisis introspectivo. Es posible que te estés tomando todo tan en serio que no logres apreciar el lado divertido de “recorrer el camino”.

Prémiate

Tus experiencias pueden ser vistas de dos formas: como oportunidades para el progreso o como una serie de fracasos. El punto es que tú eres la única persona que puede decidir sobre eso porque existe el libre albedrío.

Pon de tu parte, trata de ver lo positivo y deja de culparte porque no logras cumplir tus expectativas. Sentirás frustración si las cosas que suceden no son exactamente como las imaginas, por eso es necesario que cambies esa forma de pensar y comiences a ver, al menos, los pequeños adelantos que haces todos los días.

Cada vez que algo te salga bien, consiéntete. Viajar, ir al cine, visitar un spa, cenar en un buen restaurante o salir con tus amigos… cualquiera de las actividades que disfrutas sanamente son una excelente alternativa para impulsarte hacia la motivación.

Disfruta lo que haces

Haz este sencillo ejercicio: pregúntate si la actividad a la cual te dedicas es el medio más efectivo para alcanzar tus objetivos.Si estás en un trabajo o estudias una carrera que no te gusta, tu rutina se convertirá en algo denso. Cuando nuestros deseos se encuentran en consonancia con lo que hacemos, el destino se vuelve algo secundario porque somos capaces de divertirnos mientras continuamos creciendo.

Reevalúate, tal vez hay algo especial a lo que quieras dedicarte… ¿qué tal si te das la oportunidad?


Buena compañía

En algunos momentos de la vida es más entretenido tener a tu lado personas con las que puedas contar.Compartir intereses, triunfos, metas, sueños o historias, te brindará la oportunidad de intercambiar experiencias nutritivas para el alma. Sentir empatía por alguien abrirá aún más las puertas de tu propia confianza porque podrás ser tú.

Presiones de lado

Sobreexigirse puede ser un arma de doble filo. Enfocarte desmedidamente en pensar que necesitas corregir tus defectos para poder triunfar, tarde o temprano, terminará en un terrible agotamiento mental y físico.

Todos tenemos nuestras imperfecciones y es lógico que sea importante el cambio para mejorar como personas; sin embargo, debemos querernos tal cual somos porque también tenemos virtudes que celebrar.

Corregir algunos comportamientos es una “elección” y no una “obligación”, si lo comprendes de este modo, la carga de presiones que llevas a cuestas será mucho menor. Necesitamos estar sanos emocionalmente para poder lograr nuestras metas en la vida y actuar serenamente ante cualquier obstáculo que se presente.

Ahora, ¡tómate la vida con calma!… agradece y disfruta lo que tienes y obtendrás lo que te falta.

Imagen cortesía de Daniela Vladimirova

Paula Aroca

Ver perfil »
Te puede gustar