¿Cómo trabajan los psicólogos con las personas con demencia? - La Mente es Maravillosa

¿Cómo trabajan los psicólogos con las personas con demencia?

Lorena Vara González 19 noviembre, 2016 en Psicología 638 compartidos
Perfil con flores

Por desgracia, todos conocemos a alguien que padece algún tipo de demencia. También suele conocerse que para su tratamiento existen diferentes fármacos. Sin embargo, lo que no parece tan claro es el papel de los psicólogos en el tratamiento si las demencias son enfermedades biológicas.

Además, todos sabemos que las demencias más comunes, como la Enfermedad de Alzheimer, la Demencia de Parkinson, la Demencia por Cuerpos de Lewy o la Demencia Vascular, entre otras, son irreversibles. Por eso muchas veces es muy común preguntarse: ¿qué hacen los psicólogos con los enfermos de demencia si no les pude curar?

En este artículo pretendo describir los diferentes tipos de terapias psicológicas que pueden ayudar a los enfermos de demencia. Porque, aunque las demencias sean enfermedades irreversibles con causa biológica y desde la medicina se estén realizando muchos avances, lo cierto es que el paciente puede recibir una ayuda más efectiva si en el diseño del tratamiento y su aplicación participan diferentes profesionales. Entre ellos, los psicólogos.

La ventana del olvido

Las terapias psicológicas para el tratamiento de las demencias

Las terapias psicológicas para el tratamiento de la demencia suelen ser más eficaces en las fases tempranas. Esto es así porque la base de la intervención neuropsicológica se centra en las habilidades del paciente que aún conserva, ya sea de manera total o parcial. El objetivo es que el deterioro sea lo más lento posible.

Por ello, se comienza con una evaluación individualizada del paciente. Una vez conocido su nivel de deterioro en las distintas áreas, en base a los resultados de diferentes pruebas, se planea el tratamiento. Las pruebas son tanto test psicométricos, que miden desde aspectos cognitivos a comportamentales, como pruebas médicas de neuroimagen. Algunas de las terapias más utilizadas por los psicólogos son las siguientes:

La Terapia de Orientación a la Realidad (TOR)

La terapia de orientación a la realidad (TOR) es un conjunto de técnicas terapéuticas que tratan de que la persona, guiada por el psicólogo, tome conciencia de su situación en el tiempo (orientación temporal), en el espacio (orientación espacial) y respecto a su propia persona (orientación personal).

Proporciona a la persona una mayor comprensión de aquello que le rodea y produce un aumento en la sensación de control y en la autoestima. Tiene como objetivos:

  • Mantener el vínculo con la realidad a través de la actualidad relacionada con acontecimientos, sucesos y otros eventos presentes que a su vez puedan relacionar con su vida pasada.
  • Fomentar y desarrollar la lectura y escritura reflexiva a través del análisis de una noticia de actualidad.
  • Posibilitar un clima de interacción y fomento de habilidades sociales y de comunicación como la participación, la escucha y el respeto hacia las ideas e intereses de otros usuarios, así como a exponer oralmente ante el grupo sus propias opiniones.
  • Evitar la desconexión del paciente con su entorno y fortalecer las relaciones sociales.

Ir al psicólogo

La Terapia de la Reminiscencia

Es una terapia que trata de potenciar la memoria episódica y autobiográfica del paciente. Con ella se consigue sensación de control y estabilidad emocional en los pacientes en base a los recuerdos. Recuerdos en los que es protagonista y que de alguna manera configuran su identidad. Para ello se utilizan fotografías, música, noticias antiguas, entre otras cosas, que ayudan a que el paciente pueda responder a una pregunta clave -¿quién soy?-, sin que otra persona se lo cuente.

Se intenta provocar una evocación de situaciones del pasado (juventud o infancia), activando el funcionamiento y la reminiscencia de la memoria remota y resaltando aspectos emocionales del recuerdo como: acontecimientos históricos y personales significativos, sensaciones, olores o simplemente el reconocimiento de objetos.

Los psicólogos también son esenciales en el tratamiento emocional

Los psicólogos juegan un papel muy relevante ayudando al paciente a gestionar sus emociones, tan intensas en algunos casos -especialmente cuando la conciencia de enfermedad empieza a ser intermitente y esta aparece- que pueden desbordarle. Hablamos de las las primeras fases de la enfermedad, cuando son conscientes de la pérdida progresiva de la memoria y las emociones son muy intensas.

En algunos casos la depresión, por la tristeza de ser conscientes de lo que van a perder. En otros casos, otras emociones, como puede ser la ira o la rabia porque no pueden hacer nada ante un destino que visualizan como inevitable. También la ansiedad por la falta de control y los problemas para dormir suelen ser importantes.

Además, en algunos tipos de demencia, como la Demencia de Parkinson, los síntomas depresivos son parte del diagnóstico. En otras, como las que presentan más afectación de la zona frontotemporal del cerebro, los cambios conductuales que no pueden controlar y su falta de ética o pudor provoca malestar en los que están a su alrededor y frustración en ellos mismos porque no pueden entenderlo.

La importancia de la comunicación emocional

Atender a la familia también es importante

Los psicólogos también ejercemos un papel muy importante con la familia de los enfermos. Siempre resulta complicado asumir que un familiar tiene una enfermedad grave, pero si esa enfermedad implica que te olvide, aunque él siga estando presente, duele más.

Ante esto, explicar a la familia en qué consiste la enfermedad a la que se enfrentan resulta muy útil. Junto con tratar un posible sentimiento de culpabilidad por tener que delegar su cuidado en otros, como los centros de mayores, porque con sus trabajos no pueden hacer otra cosa. También todo lo contrario, lidiar con el síndrome del cuidador, porque primero hay que cuidarse para poder cuidar.

Todas estas intervenciones, y muchas otras, son las que realizan los psicólogos en el ámbito de las demencias. Porque no solo se trata de un abordaje médico, es multidisciplinar. Por ello en su tratamiento tanto psicólogos, como médicos, enfermeras, fisioterapeutas, trabajadores sociales y terapeutas ocupacionales tenemos la responsabilidad de jugar un papel relevante en la intervención para que esta sea óptima.

Lorena Vara González

Psicóloga General Sanitaria. La escritura es esa melodía que te transporta a otros lugares y la psicología el sendero que le da sentido. No somos etiquetas sino personas que buscan su camino.

Ver perfil »
Te puede gustar