Tratamiento transversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP)

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Alicia Escaño Hidalgo
7 agosto, 2019
Presentamos uno de los tratamientos transversales más novedosos para tratar los problemas emocionales de niños y adolescentes: el tratamiento trasversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP).

Cada vez más niños son diagnosticados de diferentes trastornos emocionales, sobre todo los de ansiedad, en los que las cifras de prevalencia alcanzan el 15%. El tratamiento transversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP) pretende enseñar a los niños y adolescentes a manejar las emociones y las circunstancias del día a día.

El ritmo de vida frenético, las exigencias académicas, el estrés de los padres o la vulnerabilidad genética para padecer desordenes de tipo emocional son algunos factores que pueden llevar a los niños a padecer cualquier trastorno psicológico. Desde esta perspectiva existen multitud de tratamientos encaminados a dar una solución a dichos trastornos.

Lo habitual era contar con algún tipo de tratamiento cognitivo-conductual destinado a una patología en particular. Por ejemplo, para la depresión infantil, la psicología podía contar con el Programa PEAC de Méndez o el ACTION de Stark, entre los más relevantes.

En la actualidad, está tomando cada vez más interés el abordar varios trastornos psicológicos de manera transversal. Se parte de la base de que muchos de estos trastornos comparten un núcleo común. En este sentido y para la población adulta, podemos mencionar el tratamiento cognitivo conductual transdiagnóstico de Norton o el Protocolo Unificado de Barlow.

En ambos programas se buscan los factores comunes a diversas patologías emocionales (ansiedad, depresión, trastornos somatomorfos…), de manera que se aborden de forma conjunta con las técnicas y estrategias más eficaces y eficientes.

Esta práctica está actualmente extendiéndose al ámbito de la psicología infantil, con programas testados como el tratamiento transversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP).

Niño triste

Características del tratamiento transversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP)

Jill Ehrenreich, psicóloga de la Universidad de Miami y directora del Child and Adolescent Mood and Anxiety Treatment Program, ha desarrollado y probado con éxito un novedoso programa transversal para tratar los problemas emocionales en niños: El tratamiento transversal basado en la educación y manejo de las emociones (EDTP).

Parte de la base de que la línea que separa los diferentes trastornos que pueden padecer los niños es muy delgada. De hecho, al igual que pasa con los adultos, es muy frecuente que la ansiedad y la depresión sean trastornos comórbidos.

Según un estudio publicado en línea en la revista Cognitive and Behavioral Practice, la gravedad de la ansiedad y la depresión se redujo significativamente entre los niños que recibieron tratamiento con EDTP.

El objetivo principal de la intervención es identificar las debilidades de cada paciente, así como trazar un plan para que estas no supongan un obstáculo insalvable a la hora de resolver problemas. El novedoso programa de tratamiento está basado, sobre todo, en técnicas cognitivas, aunque también incluye estrategias conductuales eficaces. Sus pilares son:

  • Educación sobre las emociones. Aprender a identificarlas y a reconocer el papel que juegan.
  • Cómo manejar las emociones. Enseñarles la relación entre los pensamientos, las emociones y las conductas. Explicarles que la intervención en uno de los tres planos tiene efectos en los demás.
  • Habilidades para resolver problemas. Se les instruye en la técnica de solución de problemas de D’Zurilla y Goldfried pero aplicada a niños pequeños
  • Estrategias para evaluar situaciones. Saber identificar cuándo una situación es aversiva, neutra o positiva.
  • Entrenamiento de padres. A veces los problemas infantiles se mantienen por las actitudes paternas, sobre todo por el reforzamiento negativo. Por lo tanto, el papel protagonista otorgado a los padres es esencial para controlar esta variable. 
  • Activación del comportamiento. Es una estrategia clásica empleada en el tratamiento de la depresión. El objetivo es aumentar los refuerzos positivos de la persona en su ambiente. 

Niña triste

Desarrollo del estudio

Los investigadores reclutaron a 22 niños de entre 7 y 12 años para participar en el estudio. Cada niño tenía un diagnóstico principal de trastorno de ansiedad y un problema secundario de depresión.

Una vez a la semana, los participantes del estudio asistieron a la terapia grupal de EDTP durante un total de 15 semanas. Los resultados apuntan que, de los 18 niños que completaron el programa, 14 ya no cumplían con los criterios para el trastorno de ansiedad. Además, solo 1 de los 5 niños a quienes se asignó un trastorno depresivo antes del tratamiento siguió cumpliendo con estos criterios después del programa.

Uno de los hallazgos más sorprendes fue la mejora de la depresión comórbida con la ansiedad. Es común que la depresión, unida a cualquier otro trastorno psicológico, ralentice el tratamiento o lo dificulte. Este es un problema de calado ya que la mayoría de las terapias actuales no están diseñadas para tratar varios problemas emocionales de forma conjunta.

La hipótesis de los investigadores, basada en los resultados de Peter Norton, exponía que si se abordaba el trastorno principal desde una perspectiva más amplia, incluyendo estrategias propias para la depresión, está última también mejoraría. La clave, como apunta Norton, sería encontrar el núcleo subyacente a todas las problemáticas y alejarse de las «distinciones artificiales».

 

  • Rattue, G. (2012). Novel Intervention Helps Kids Suffering From Depression And Anxiety. Medical News Today