El único signo de superioridad que conozco es la bondad - La Mente es Maravillosa

El único signo de superioridad que conozco es la bondad

Raquel Aldana 30 noviembre, 2015 en Actualidad y psicología 31275 compartidos

El único signo de superioridad que conozco es la bondad, dijo supuestamente una vez el gran Beethoven. Y es que ser buena persona es la única inversión que nunca quiebra y siempre enriquece, tanto a uno mismo como al mundo.

Hay quien dice que las buenas personas hoy en día son un descuido de la naturaleza, pero lo cierto es que cada uno, en el fondo, manejamos nuestras propias bondades, sonriéndole al mundo de la manera más bella que sabemos y podemos.

Así, la bondad se ve y se percibe en las miradas limpias, en los actos sinceros y en toda aquella sabiduría que se desprende en la cercanía y en la ilusión de cambiar el mundo, de hacer justicia y de apropiarse de la generosidad.

La confianza en la bondad ajena es el testimonio de la propia bondad

De vez en cuando llegan a nosotros oídos bonitas historias llenas de ternura y de eso que llamamos “humanidad”. Los grandes actos nos iluminan y nos estremecen, y es que son el fiel reflejo de aquello que nos une. Por eso, hoy os hemos querido acercar una recopilación de “pequeños” actos de bondad que hemos encontrado por la red y que a todos nos sacarán una sonrisa:

1-Todos podemos hacer favores porque sí

En esta ocasión alguien vio cómo un coche se mojaba por dentro porque sus dueños se habían dejado la ventanilla abierta. Entonces dedicó unos momentos de su vida para colocar unos plásticos que impidieran que el agua entrase. En la nota que se ve en la imagen escribieron puede leerse: “No quería que tu coche se mojase. Que tengas un buen día”.

Plásticos en ventanilla abierta

2-El poder de la empatía

Un hombre vio cómo dos mujeres lloraban en la mesa de al lado. Encontró una manera de contribuir a mitigar su dolor y a hacerlas sonreír pidiéndole al camarero que le pasara la cuenta de sus consumiciones.

Pago de cuenta de un cliente bondadoso

3-Pagar el café a quien lo necesite

En los últimos años se ha vuelto a la vieja costumbre napolitana de dejar cafés pagados en las cafeterías o bares para que aquellas personas que lo necesiten y no puedan costeárselo. Pregunta en tus locales habituales si puedes hacerlo y cambia el día de mucha gente.

Café pendiente

4-Ayudar antes que competir

Esta atleta prefirió ganar a su competidora antes que luchar por su propia victoria, en la cual tenía muchas posibilidades. Esta mujer se llama Meghan Vogel. Finalmente quedó la última pero estamos seguros de que para ella y para muchos otros fue la ganadora.

Atleta ayudando a otra

5-Los padres de unos gemelos de 14 semanas reparten tapones y dulces en el avión

Este acto de responsabilidad social y bondad resulta adorable. Los padres de unos pequeños repartieron estas bolsas entre sus compañeros de viaje para pedir disculpas por adelantado por el trastorno que pudieran ocasionar los pequeños durante el trayecto.

Bolsa con tapones y dulces

6-Estos dos chicos rescataron a un cordero del mar

Aquellas personas que arriesgan su vida para salvar las de los demás se merecen un aplauso inmenso. Sin duda son estas historias las que más nos emocionan y nos sensibilizan.

Chicos salvando a un cordero en el mar

7-Este perro no paró hasta hacerse amigo de este pequeño argentino

En este vídeo podemos ver cómo surge una bonita amistad. La insistencia y la comunicación entre estas dos preciosas almas nos enternecerá hasta límites insospechados.

8-Este grupo de jóvenes decidió cambiar su vestimenta para apoyar a un compañero

Estos chicos quisieron cambiar sus pantalones por faldas en apoyo a un compañero transexual. Desde luego que no es algo que veamos todos los días por eso resulta verdaderamente reconfortante.

Chicos con falda

9-Este perro maltratado encontró a su verdadero amigo humano

Este perro maltratado acudió a la casa de una buena persona en busca de ayuda y la encontró. A partir de entonces quien lo encontró le dio un verdadero hogar. Colgó estas fotos en las redes y dijo que este perro le había encontrado y que por nada del mundo iba a devolverlo. Estamos seguros de que hoy este bonito animal es feliz porque desde luego encontró el amor verdadero.

Perro maltratado

Una vez vistas estas historias no debemos olvidarnos de que el mejor homenaje que podemos tributar a las personas buenas es imitarlas, hacer nuestros sus gestos y continuar con la búsqueda de la justicia. Recordemos que si nos alimentamos de amor, los miedos y los pesares morirán rápidamente de hambre.

Raquel Aldana

La psicología no es solo mi profesión, es mi vida y mi pasión. Creo que comprender nuestras emociones nos ayuda a girar con el mundo y estoy convencida de que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Ver perfil »
Te puede gustar