10 cosas que la depresión no quiere que sepas

2 diciembre, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
La depresión es una enfermedad dolorosa y angustiante. Pero hay ciertas acciones que podemos poner en práctica para debilitarla.

Hola, me llamo depresión. Llevamos ya un tiempo conviviendo, pues he hecho de tu cuerpo mi hogar permanente. Desde que llegué te lo he quitado todo, he ido acabando con tus relaciones, tus intereses y tu energía. Sé que me odias porque te estoy consumiendo día a día, pero has de saber que no estoy aquí para hacerte daño, sino para hacerte consciente.

Mi presencia te indica que necesitabas hacer un cambio, que ibas por el camino incorrecto. Mi compañía duele porque preciso del dolor para hacerme oír. Porque cuando los mensajes fueron sutiles no te percataste.

No estoy aquí para destruir tu vida sino para impulsarte a construir una mejor. Por ello, (y aunque confesártelo suponga mi desaparición) has de saber que existen formas de ganarme la batalla. Soy un rival duro, pero no invencible.

10 pasos para vencer la depresión

1. Apoyo social

La depresión tiende a aislarnos y apartarnos de las personas que nos quieren y desean ayudarnos. Si somos capaces de luchar contra esta inercia, comprobaremos que compartir con otras personas nos ayuda a tener distintas perspectivas de lo que está ocurriendo. Pero, sobre todo, nos recuerda que no estamos solos.

2. Actividad física

Ejercitarnos es necesario para oxigenar nuestro cuerpo y poder pensar con claridad. Abandonarnos al sedentarismo solo empeorará la situación, acabará con nuestra energía y nuestra motivación cada vez será menor. Realizar actividad física, especialmente en contacto con la naturaleza, tiene un importante impacto en el estado de ánimo.

3.Alimentación

Cuando nos enfrentamos a dificultades es fácil caer en la alimentación emocional. Es común tratar de llenar el vacío con alimentos, tratar de paliar los sentimientos negativos ingiriendo comida de escaso valor nutricional. Es necesario que aprendamos herramientas de gestión del estrés más sanas y adecuadas.

4.Aceptación de la depresión

Resulta paradójico que cuanto más tratas de luchar contra las emociones negativas, más fuertes se hacen. La única manera de superarlas es aceptando su presencia y dejándonos sentir. A pesar de resultar desagradables, son necesarias y hemos de permitirnos atravesarlas. Si las enfocamos de la manera adecuada, una vez nos hayan entregado su mensaje, se irán.

Mujer triste por depresión

5. Emociones positivas

Nuestro patrón de pensamiento es un hábito y, como tal, se puede modificar. La tendencia a pensar de forma negativa, a percibir los peligros y las dificultades es algo adquirido. Con intención y constancia podemos acostumbrar a nuestra mente a percibir los acontecimientos desde un prisma más positivo.

6. Autocuidado

Cuando la depresión entra en nuestras vidas es muy común abandonarnos tanto física como emocionalmente. Es imprescindible tomar la decisión de comenzar a cuidarnos. Ocuparnos con mimo de nuestro cuerpo y nuestra imagen, gustarnos y empoderarnos ante el espejo.

Igualmente es necesario comenzar a atender nuestras necesidades emocionales. Encontrar tiempo para dedicarnos a nosotros mismos y realizar todas aquellas actividades que nos proporcionen bienestar. A pesar de que no sientas interés por nada en estos momentos, emplearte diariamente en actividades positivas repercutirá en tu ánimo.

Mujer feliz que ha superado la depresión

7. Calma

Las emociones negativas son desagradables, dolorosas y angustiantes. Deseamos deshacernos de ellas y, ante la dificultad, asumimos que se quedarán a vivir en nosotros para siempre. Esto no es así, recuerda que todo pasa y la depresión también lo hará. Es un estado transitorio que no forma parte de quien eres.

8. Atención plena

La capacidad de vivir el presente es uno de los mayores aliados para combatir la depresión. Centrar tu atención en las actividades cotidianas no deja espacio espacio en tu mente para la vergüenza, el miedo y la culpa que esta enfermedad trata de imponerte.

9. Tratamiento de la depresión

Existen diferentes opciones de tratamiento eficaces para la depresión. Hay profesionales a tu disposición capaces de ayudarte a salir adelante. Pedir ayuda no te hace débil, te hace valiente. La vida no viene con manual de instrucciones y no tienes porqué tener las respuestas a todo. Permítete recibir la ayuda y adquirir los recursos que necesitas para volver a sentirte bien. 

10. Resiliencia

La resiliencia es la capacidad de sacar un aprendizaje y salir fortalecido de una mala experiencia. Trata de ver la depresión como una oportunidad de conocerte más en profundidad, de ponerte en contacto con tus propios deseos y necesidades. Una vez que la superes serás alguien distinto, más fuerte, más sabio y más sensible.

Menéndez, I. (2007). Alimentación emocional. DeBolsillo. Mairal, J. B. (2010). Tratamiento de activación conductual para la depresión (TACD). Descripción, técnicas y aplicación.