10 pasos para ser más feliz

Paula Díaz · 22 febrero, 2015

Para conseguir aquello que deseamos existen dos ingredientes fundamentales: constancia y responsabilidad.

Tenemos infinidad de motivos para comenzar un nuevo día alegres, y también para acabarlo sintiéndonos dichosos como merecemos. Tan solo necesitas 10 pasos para levantarte y acostarte satisfecho contigo mismo y lo que es lo mismo, feliz.

Comienza a ponerlos en práctica, ajustándolos y adaptándolos a tu persona. Todos somos únicos, haz que tus jornadas sean especiales y quiérete. Estarás dando un enorme paso hacia la felicidad que buscas.

¿Cuáles son los 10 pasos para ser más feliz?

 

1. Levántate y plantéate un propósito inmediato para cumplir ese día. El secreto de nuestra motivación consiste en llevar a cabo objetivos simples que no requieran mucho esfuerzo, para así ir aumentado poco a poco, el nivel de exigencia y la calidad de nuestros propósitos.

Este proceso nos permite sentirnos realizados por llegar a nuestras metas constantemente, además de impulsarnos a seguir adelante y llevar a cabo los pasos para la realización de cada uno de nuestros sueños.

2. Sentirte agradecido por vivir un día más. La gratitud forma parte de la base por la que está constituido el amor. Si sentimos amor por nuestra vida y lo compartimos con los que nos rodean, estaremos creando un halo de positivismo que nos permitirá sentirnos dichosos y felices durante toda la jornada.

Es muy importante sentir gratitud por aquello que tenemos, y no esperar a perderlo para darnos cuenta de lo afortunados que somos. Recuerda que hay muchas personas que por infinidad de motivos, no disfrutan de lo mismo que tú, y al revés. Aprendamos a ser agradecidos.

3. Hacer una lista de las cosas que nos encantan. Un buen ejercicio para comenzar el día es empezar a realizar de manera mental una lista de las cosas que nos encantan de nuestra persona: cosas que nos hacen felices, nuestros logros personales, relaciones… cualquier cosa que solo con pensarlo nos llene de felicidad y de dicha el día.

Te animo a que lo lleves a cabo. Parece una tontería, pero si te concentras y eres consciente por unos minutos te darás cuenta de infinidad de elementos positivos que tenemos a nuestro alrededor y de los cuales no nos percatamos.

4. Escucha tus canciones favoritas. La música es una de las mejores herramientas para llenarnos de positivismo interiormente. Ponte tu género preferido mientras desayunas, o incluso antes de dormir, empléala como espacio de meditación. A mí me ayuda muchísimo en el momento de ir a la cama para desconectar la mente.

La música te estimula a tener pensamientos positivos en cualquier actividad y ejercicio que tengas que llevar a cabo.

5. Realiza una actividad reconfortante o ten un detalle con alguien durante el día. No hace falta que tenga que generar mucho esfuerzo. Un “buenos días”, “qué tal” o “cómo te encuentras” dichos de forma positiva, alegran la mañana a cualquier persona.

Y ¿sabes qué es lo mejor? La cara de felicidad que percibes en el destinatario de estas palabras de afecto y cariño mientras las dices. Tan solo ese momento te alegra la mañana, la tarde y la noche. Hazme caso.

6. Meditar 5 minutos al despertarte te permitirá dejar afuera los problemas y preocupaciones, imaginándote y proyectando como deseas que sea tu nuevo día. Te sentirás más tranquilo.

Realizar una meditación antes de dormir, facilitará conciliar el sueño y una mejor calidad de descanso.

7. Recuerda todo lo positivo que has realizado y sentido durante el día antes de dormir. Muy buen ejercicio para positivizar nuestro descanso y, en consecuencia, el comienzo de un siguiente día cargado de felicidad, es pensar en aquellas cosas buenas y útiles que hemos hecho durante el día antes de acostarnos.

Los buenos momentos y situaciones positivas con las personas cercanas a ti, también te permitirán soñar “muy feliz”.

8. Hazte amigo del ejercicio. Ya sabemos todos que el deporte es un clásico, si queremos gozar de una plenitud y bienestar en nuestra rutina vital. Permite la liberación de endorfinas, las cuales nos ayudarán a sentirnos más alegres y con mejor humor.

Realizar una actividad deportiva un ratito cada día o un paseo tranquilo, también te permitirá descansar mejor y liberar la energía acumulada.

9. Levántate y acuéstate con tiempo. Es cierto que la tranquilidad a la hora de hacer nuestra rutina, es importante si queremos no correr riesgos con posibles ansiedades o estrés innecesario.

Intenta disponer de tan solo unos cuantos minutitos más al despertarte. Realizar las cosas con prisa y estresados nos pone de mal humor y, probablemente, te quedarás con esa emoción para el resto del día. Hacer las cosas relajado te permitirá disfrutar de tus actividades personales y gozar de momentos de tranquilidad necesarios para nuestro cuerpo físico y mental.

10. Estirar el cuerpo al despertarnos ayuda a relajar los músculos, generándonos una sensación de placer y tranquilidad antes de poner un pie en el suelo y empezar tu día.

 

Fíjate que pautas tan simples. Si forman parte de tu rutina seguro incrementarán tu felicidad diaria, sintiéndote más sereno y libre. Es importante para ello ser constantes y responsables a la hora de adaptar cada una de ellas a nuestra persona. En pocos días verás los cambios que “sufre” tu vida a mejor.