25 regalos maravillosos de nuestros perros

Raquel Aldana · 12 mayo, 2015

Cuando hablas a tu perro como si fuera un bebé, cuando lloras porque le pasa algo, cuando sonríes porque está feliz… Cuando te pasa todo esto y mucho más, los que no tienen perros te dicen: ¡Es solo un perro!

Pero ELLOS no saben lo que se siente cuando estás solo, pero tu perro siempre está. No saben que son los mejores seres vivos que existen y, por supuesto, desconocen la felicidad que nos dan.

Porque ellos nos enseñan el AMOR, la AMISTAD y FIDELIDAD. Sin ellos las personas no son lo mismo.

Tienen una capacidad extraordinaria para calmar nuestra mente y nuestro cuerpo, sosegando nuestra alma de manera sutilmente perceptible. Ellos son auténticos y se guían por la conexión emocional que establecen con nosotros.

Lo que nuestros perros nos dan

Niño con un perro

Los perros, puesto que tienen un vínculo muy especial con su familia, conectan de manera profunda con sus cuidadores. Ellos son el mejor regalo que pueda existir, brindándonos con sus cuerpos peludos miles de cosas maravillosas. Hoy os traemos 25 de esos regalos que nos ofrecen cada día nuestras adoradas mascotas:

1. Nos ayudan a cerrar nuestras heridas emocionales. Son especialistas en hacernos sentir bien y hacernos olvidar de nuestros dolores, tanto de cuerpo como de alma.

2. Siempre están a nuestro lado, cuando estamos tristes… y cuando estamos alegres. Son felices compartiendo con nosotros la vida y así nos lo muestran.

3. No les importa si somos ricos, pobres, altos, gordos o flacos. Nos quieren sea cual sea nuestra condición.

4. Ellos no tienen ego ni les interesan las normas sociales.

huellas de perros

5. Nunca se cansan de jugar.

6. Su amor es incondicional y nos aman por encima de todo, incluso por encima de sí mismos.

7. Nos escuchan con atención, aunque no entiendan nada o no les guste la forma en la que lo estamos haciendo.

8. Por supuesto, con ellos a nuestro lado nunca estamos solos y siempre tenemos con quien hablar.

9. Pero también una compañía que guarda y comprende el silencio que a veces necesitamos.

10. Cada día te hacen sonreír con cualquier detalle, por pequeño que sea…

Mujer paseando a su perro

11. Ellos siempre están contentos. Incluso en los días en los que están enfermos sacan las fuerzas necesarias para mover su rabito y mostrar su alegría porque nos ven o estamos a su lado.

12. Por no hablar de que, aunque bajes a comprar el pan y subas a casa, te reciben siempre con una alegría que parece que llevan años sin verte.

13. Su mayor alegría es pasar tiempo contigo.

14. Son nuestros ángeles de la guarda. Aunque pesen 2 kg son extraordinariamente valientes. Darían su vida por protegerte y que no te pase nada.

15. Se convierten en un miembro más de la familia y, por consiguiente, tienen su propio apodo cariñoso.

Perro tumbado

16. Son especialistas en sorprenderte. Sus posturas acrobáticas, sus maneras de hablarte y de pedirte comida, los ruiditos que emiten, sus expresiones… TODO.

17. Se convierten en entrenadores personales, pues te obligan a mantenerte físicamente activo. Cada día tienes que sacarlo a pasear y a jugar; así que, de media, siempre vas a caminar por lo menos 2 horas más a la semana que los que no tienen perros.

18. Compartís los mismos gustos culinarios. Tu comida favorita es también su comida favorita.

comida

19. Hacen que te relaciones y conozcas a otras personas. El mundo humano-perruno es de lo más pintoresco y divertido.

20. Los peludos te ayudan a controlar el estrés, el estado de ánimo y tu estado físico. Incluso pueden llegar a detectar con su olfato si tienes cáncer.

21. Son especialistas en darte besos que te llegarán hasta lo más profundo de tu alma.

22. Nos enseñan a contemplar la vida siendo responsables.

23. Son igual de maravillosos que los niños y, además, excelentes niñeras. Enternecen a cualquiera con sus ocurrencias y su desparpajo.

z223646398_large_large

24. Amigo es nombre de perro y lealtad su mejor apellido. Un perro será por siempre tu mejor amigo.

25. Tu perro te ayudará a dejar de buscar razones para ser infeliz y te enseñará que lo importante de la vida no es el lugar al que quieres llegar, sino el camino que estás recorriendo.

Los perros, nuestros compañeros de vida

Después de habernos dado cuenta de todo lo que nuestros perros nos dan, es fácil comprender por qué en ocasiones se les conoce como nuestro compañeros de vida. Porque no solo son mascotas, sino que nos ayudan a ser mejores personas y a seguir adelante, incluso cuando nos empecinamos en limitarnos.

Tener un perro en nuestra vida mejora nuestra autoestima y nos hace ser mucho más responsables. Ya no somos nosotros. Hay alguien a nuestro lado que merece muchos cuidados y mimos. Depende totalmente de nosotros. ¿Qué has aprendido tú de tus perros?