3 condiciones que propician la insatisfacción laboral

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 19 octubre, 2018
Pedro González Núñez · 22 octubre, 2018
Conocemos tres señales de insatisfacción laboral marcadas por un profesional de las finanzas, Patrick Lencioni.

Por desgracia, las condiciones que propician la insatisfacción laboral existen, están ahí y no siempre actuamos a tiempo frente a ellas. Por otro lado, hablamos de un tema de actualidad, ya que muchas personas dicen sentirse muy insatisfechas con su trabajo. Además, esta insatisfacción no es exclusiva de un sector social, ni tampoco está determinada por condiciones laborales en las que todos podíamos pensar en un primer momento, como el sueldo o las vacaciones.

Según diversos estudios, la insatisfacción laboral tampoco es característica de un sector concreto. En la actualidad podemos encontrar a personas que se sienten “desgraciadas” en el sector servicios, en la manufactura e incluso en los más altos niveles de dirección.

Por qué se producen las señales de insatisfacción laboral

Hay muchos motivos por los que aparecen estas señales de insatisfacción laboral. El problema principal es la falta de realización personal y profesional del individuo, lo que baja su productividad y su nivel de felicidad.

Si atendemos al libro The Three Signs of a Miserable Job, del escritor y orador Patrick Lencioni, no se trata de tener un mal o un buen trabajo, en muchos casos el individuo cree que tiene un trabajo miserable que le convierte en una persona igual de miserable.

Mujer agobiada con su trabajo

Así pues, no es el trabajo en sí lo malo, sino cómo lo percibe la persona que lo ejerce. Por eso la insatisfacción laboral no la determina el sueldo, la cantidad de horas que se dediquen u otros factores que a primera vista podrían resultar salientes. En muchos casos, la piedra angular de este desencanto se encuentra cuando el trabajo no contribuye a cubrir una necesidad universal: la autorealización.

Además, Lencioni añade que este sentimiento no es racional. Es un sentimiento de miseria que no conoce límites. Por eso, aunque alguien esté ganando una millonada, ese empleo está actuando como una especie de ‘tumba vital’.

Las tres señales de insatisfacción laboral según Patrick Lencioni

Para Patrick Lencioni, hay tres señales básicas de insatisfacción laboral. Si se presentan, el desgaste físico y moral puede ser muy elevado, lo que hace que la inversión de energía para terminar con el estado emocional de desencanto sea más complicada. Por otro lado, aunque desde fuera las medidas a tomar puedan parecer claras y sencillas, recordemos que dentro el cielo parece muy nublado.

Anonimidad

Son personas que se sienten ignoradas. Es decir, no son conocidas ni reconocidas en su puesto de trabajo. Así pues, si no hay alguien en un puesto de mando y autoridad que lo aprecie y lo comprenda por sus cualidades específicas y por su esfuerzo, el empleado puede percibir su invisibilidad. Se convierte en uno más, alguien anónimo y genérico incapaz de amar lo que hace.

Irrelevancia

Lencioni destaca otro signo de insatisfacción laboral que asocia a la irrelevancia. Ocurre, como su propio nombre indica, cuando una persona no conoce la relevancia real de su trabajo.

Según este autor, todos necesitamos saber que nuestro trabajo es relevante para alguien. Si un empelado no es capaz de percibir la importancia de su trabajo, ya sea a gran o a pequeña escala, es probable que aparezca la insatisfacción laboral. De hecho, una de las estrategias más perversas para hacer mobbing (acoso laboral) a un trabajador es llenar su jornada laboral de tareas totalmente improductivas.

Hombre con estrés en el trabajo

Imposibilidad de medición

Veamos ahora la tercera señal de insatisfacción laboral que menciona Lencioni en su obra y que está muy relacionada con la anterior. Esta ocurre siempre que un empleado no puede evaluar de una manera objetiva su contribución al proyecto común.

O sea, que es importante que un trabajador sea capaz de medir por sus propios méritos no solo su nivel contributivo con el empleo, sino también el progreso que va realizando en el desempeño del mismo. Es decir, cuando el trabajador percibe una evolución en su desempeño es más improbable que aparezca el desencanto.

Así pues, cuando el éxito de un trabajo acaba por depender de opiniones subjetivas o caprichos de otras personas, sean o no benevolentes o dignas con el empleado, es difícil que este se pueda sentir realizado en su desempeño.

Es decir, Lencioni informa de la importancia de implementar medios tangibles que permitan evaluar el éxito o el fracaso de las acciones que se llevan a cabo. De lo contrario, la motivación puede erosionarse y crecer la sensación de falta de control. ¿Has notado alguna de estas señales de insatisfacción laboral? Si es así, tal vez hay ciertos detalles que te deberías replantear respecto al desempeño de tu empleo.

“Disfruta la satisfacción de hacer bien las cosas pequeñas”.

-H. Jackson Brown, Jr.-