3 películas para emocionarte - La Mente es Maravillosa

3 películas para emocionarte

Cristina Roda Rivera 10, Febrero 2017 en Películas 3812 compartidos
Hachicko

A menudo habrás pedido la ayuda de algún amigo cinéfilo para que te recomiende alguna película para experimentar emociones intensas. Algunas con un mayor calado intelectual, que requieren mayor digestión para poder apreciar el alcance de su argumento.

Otras sin embargo invitan a “la lagrimilla ligera y fácil”, pero no por ello son menos merecedoras de ser vistas por lo rápido que alteran tu afectividad. Para todas ellas podrás encontrar un hueco y un momento -preferiblemente nocturno- para que ellas, a su vez, encuentren en ti algún rincón escondido: una fibra de gran velocidad que te transporte a sensaciones pasadas o deseos futuros.

El encuentro con cada una de las películas que vemos a lo largo de nuestra vida puede ser fortuito, pero en él subyacen muchos de los sentimientos y palabras dormidas que albergamos. Es una cita a ciegas en la que tenemos poco riesgo de perder algo valioso pero sí de ganar un momento y espacio íntimo único. Películas para emocionarte, para que exista un hueco para la reciprocidad a solas frente a la pantalla.

Rocco y sus hermanos

Un clásico no pasa de moda por muy en blanco y negro que esté, ya que siempre guarda una especie de premonición que irá cambiando de forma a lo largo de las épocas, así su mensaje siempre estará “a la orden del día”. Luchino Visconti narra la historia de una familia de emigrantes del sur de Italia que llegan a Milán con la intención de buscar una vida mejor. Hay muchos momentos de imágenes lentas y de silencios largos.

El neorrealismo italiano es así, busca la conexión con el espectador aliándose con parquedad de accesorios y/o abalorios artísticos. El arte radica en dejar a la imaginación hueco para ser rellenado por impresiones individuales; no tanto del propio director, sino del espectador. La nueva realidad reescrita en nuestra cabeza, a través de nuestra propia vida, en conexión con lo que vemos en pantalla.

La película expone la sensación de vacío y de búsqueda de identidad del emigrante obligado a serlo, todavía más compleja cuando esta búsqueda se produce en familia. El devenir de cada uno de los miembros de esta familia cambiará la vida de todos ellos individualmente..

rocco-simone-visconti-alain-delon

A través de lo ojos de un Alain Delon (el eterno “don nadie” ante Jean Paul Belmondo), soberbio en la limpieza de su actuación, vemos la bondad y determinación absoluta de un joven por mantener la identidad familiar; honrado y valiente pero que niega continuamente las viles acciones de su hermano Simone.

La película está rematada en genialidad por el papel de la prostituta Nadia, de la que se enamoran los hermanos Simone y Rocco. Esta historia demuestra una vez más que la combinación de “chica mala” con hombre sensible es excitante y jugosa, con una química brutal entre los protagonistas.

Para recordar por siempre los planos alegóricos y chispeantes de Annie Girardot, una actriz de culto y con un talento desbordante. Película hecha a fuego lento, que puede resultar demasiado larga mientras la ves pero que echas de menos en cuanto se acaba.

Million Dollar Baby

Prepara los pañuelos que para algo el tipo duro de Eastwood hace películas de dramáticas. En esta película, como viene siendo ya habitual por parte de este director, los personajes femeninos están creados desde la exquisitez que de la honestidad absoluta.

Prueba fidedigna de que no puedes ser un gran genio en ninguna disciplina artística si retratas a la mujer de una forma ridícula e histriónica. La historia no será benévola contigo si no lo logras. Clint sabe donde se mete y lo que quiere conseguir cuando introduce un personaje femenino en la trama.

La retrata primero como ser humano con toda complejidad y la ubica en una historia creíble, de heroínas anónimas que nunca esperan ningún aplauso pero que tejen minuciosamente sus vidas. Lo hacen aunque ya haga tiempo que no puedan aspirar a hacerlo con seda. Quizás solo les queden ya algunos remiendos que puedan procurarles algún sentido a su existencia.

En esta película, Frankie Dunn, un veterano entrenador de boxeo tiene que enfrentarse con sus propios demonios. Unos demonios que creía guardados bajo siete llaves, pero que aparecen encarnados bajo el delicioso personaje de Maggie Fitzgerald,

Maggie Fitzgerald, una camarera que es todo ilusión y ganas. Montada en ellas, insiste y persiste hasta que Frankie Dunn accede a entrenarla. Además desea poder ayudar a su familia, la cual no reconoce desde la muerte de su padre. A su vez Frankie mantiene una “no-relación” con su hija desde hace años, enviándole cartas que jamás obtienen respuesta.

Progresivamente ambos experimentarán el dulce sabor de las victorias de Maggie, además de establecer una relación paterno-filial mucho más profunda que la que ninguno de los dos haya tenido nunca con sus respectivas familias.

milliondollarbabymocuishle

Frank enseña a Maggie a protegerse siempre ante sus adversarias, pero él no está lo suficientemente preparado para asumir lo vulnerable y fuerte que ha hecho la persona que entrena. Con un batín de boxeo con la inscripción en gaélico Mo Cuishle” entenderemos todo el mundo interior de Frankie al final de la cinta. Posiblemente entonces ya estés envuelto en un océano de lágrimas sin darte cuenta.

Siempre a tu lado, Hachiko

Respetando a todos aquellos que no sientan especial predilección por los perros, pocas películas pueden emocionarnos tanto como Hachiko. Si no tienes suficiente con el argumento y con la deliciosa película, sencilla y hermosa donde las haya, la emoción se puede intensificar cuando sepas Hachiko existió de verdad.

Los perros no dejan de ser un animal, pero su mirada parece transmitirnos algo distinto. No “venimos” de ellos, jamás seremos como ellos….solo están aquí para acompañarnos y dar cariño. La lealtad de un perro no debe malentenderse: un perro huye y desprecia a su cuidador si este lo maltrata o lo ignora.

El amor incondicional de un perro hacia la persona que lo acompaña solo se entiende de verdad cuando se ha establecido un vínculo de reciprocidad y el cariño es una especie de regalo que se instala en el espíritu de ambos. Romper ese vínculo a veces es demasiado duro, y en la película vemos como un animal alberga a veces sentimientos de respeto y lealtad recomendables para todos los seres humanos.

Cristina Roda Rivera

Psicóloga,Especialista Máster en Psicología clínica y social.

Ver perfil »
Te puede gustar