4 claves para sobrevivir a los compañeros trepa - La Mente es Maravillosa

4 claves para sobrevivir a los compañeros trepa

Alejandro Rodríguez 19 marzo, 2018 en Coaching y liderazgo 0 compartidos
Mujer en el trabajo con estrés por su relación con los compañeros trepa

Una de las principales causas de malestar en el mundo occidental es el estrés laboral. Aunque esta incómoda sensación se puede producir por muchos motivos, uno de los factores más importantes que contribuye a su aumento son los compañeros trepa.

En el entorno de las empresas modernas, donde es tan necesario trabajar en equipo, es muy fácil sentirse desmotivado debido a las estrategias que ponen en marcha este tipo de trabajadores. Los compañeros trepa harán lo que sea para quedar bien, incluso mentir, por lo que resulta muy difícil colaborar con ellos sin salir escaldados.

Por ello, si quieres mejorar tu satisfacción en el trabajo y liberarte de ese estrés que tanto te domina, tendrás que aprender a gestionar las relaciones que mantienes con este tipo de personas. El objetivo es conseguir que no te afecten, aprendiendo a poner límites y distancia. En este artículo te dejamos las mejores claves para conseguirlo.

1- Independízate de tus compañeros trepa

La forma más sencilla de sobrevivir a los compañeros trepa es consiguiendo que aquello que hagan no pueda afectarte. Si eres el único responsable de tu propio proyecto, o si tienes un equipo de trabajo formado por personas en las que confías y a quienes respetas, tus compañeros tóxicos no tendrán ningún poder sobre ti.

El problema de los compañeros trepa no es que existan, sino que les otorgues la capacidad de afectar a tu vida. Por ello, si tienes ocasión, emprende tus propios proyectos en solitario; o si eres más bien una persona que necesita trabajar en equipo, asegúrate de asociarte con personas con las que puedas establecer una relación de interdependencia.

Manos unidas de equipo

2- Siéntete libre de ignorarles

La mayoría de las personas nos sentimos obligados moralmente a ayudar a los demás. Cuando alguien está en apuros, aunque se trate de algo que no afecta a nuestra vida, tendemos a preocuparnos por esa persona y poner todo lo que está en nuestra mano para sacarle las castañas del fuego. Incluso aunque hacerlo nos perjudique.

Los compañeros trepa saben esto perfectamente y se aprovechan de ello. Como no les importa utilizar a los demás para conseguir sus propios fines, les piden ayuda sabiendo que se la van a proporcionar pase lo que pase. Si quieres sobrevivir a esta clase de persona, el segundo paso que tienes que dar es aprender a decirles que no.

Aunque al principio te cueste ser asertivo con tus compañeros trepa, es necesario que pienses en tus intereses y sobre todo, en cómo va a afectarte ayudarles, a pesar de que te están haciendo daño.

3- Aprende a controlar tus emociones

Según la psicología cognitiva, lo que nos afecta no es lo que nos pasa, sino lo que nos decimos a nosotros mismos sobre lo que nos pasa. En el caso de los compañeros trepa, el asunto está bastante claro: el problema no es que ellos se comporten de una forma desagradable, sino que nos dejemos afectar por ello.

Tu siguiente tarea es intentar que su forma de comportarse no te haga sentir mal. Para ello, lo más sencillo es centrarte en encontrar las ideas irracionales que tienes sobre cómo deben ser tus compañeros de trabajo contigo.

Compañeros de trabajo discutiendo sin resolver un conflicto

Lo más común ante la presencia de los compañeros trepa es pensar que “deberían comportarse de otra forma”. Mantener esta creencia te genera malestar, al fin y al cabo, la realidad no es como tú quieres que sea. Sin embargo, en lugar de tratar de cambiar sus comportamientos (algo muy difícil de conseguir), tu mejor baza es aceptar que la realidad es como es. De esta manera, te darás cuenta de que tus emociones negativas disminuyen rápidamente.

4- Separa el trabajo del resto de tu vida

La peor consecuencia que puede tener trabajar con compañeros trepa es dejar que su presencia te amargue la vida, incluso fuera del trabajo. Esto nos ocurre muchas veces cuando estamos estresados o enfadados por temas laborales: llegamos a casa y seguimos dándole vueltas al asunto, de tal forma que no solo lo pasamos mal en la oficina sino en nuestra vida personal.

Para evitar este problema y desconectar del ruido laboral puedes hacer deporte, practicar algún ejercicio de relajación o mindfulness. Se trata de desviar tu atención de los problemas laborales y aprender a vivir en el presente conectado contigo. Aunque puede ser un poco complicado al principio, estas estrategias te servirán para sobrevivir a tus compañeros tóxicos y sentirte mejor contigo mismo.

Alejandro Rodríguez

Psicólogo y coach, además de un apasionado de la escritura y el desarrollo personal. Desde hace varios años, escribe artículos sobre temas como relaciones de pareja, inteligencia emocional y comunicación para ayudar a las personas a ser más felices en su día a

Ver perfil »
Te puede gustar