4 maravillosos principios de la sabiduría maya - La Mente es Maravillosa

4 maravillosos principios de la sabiduría maya

María Alejandra Castro 19 mayo, 2018 en Historias y reflexiones 0 compartidos
Pirámide Maya

Nuestros antepasados nos han dejado enseñanzas fabulosas para que apliquemos día a día. Es increíble cómo mensajes como los legados por la sabiduría maya se pueden seguir practicando hoy en día. Son maravillosos consejos milenarios que podemos seguir para afrontar las situaciones difíciles de la mejor manera.

Esta cultura se caracterizó por una gran sabiduría, de la cual aún hoy podemos seguir aprendiendo. Así, gracias a su legado tenemos un gran consejo para afrontar las situaciones difíciles, ya que estos grandes sabios hablaron de cómo afrontar la vida, llegando a la felicidad y al amor.

Ahora bien, contamos con 4 principios de la sabiduría maya que podemos aplicar en nuestro día a día. Una forma maravillosa de afrontar nuestros males y de ver la vida. Aquí te mostramos de qué trata cada uno de los 4 acuerdos ¡para que puedas aplicarlos a tu vida!

Ser impecables con nuestras palabras

Cada mensaje que transmitimos da cuenta de cómo somos, por lo tanto, es importante pensar antes de hablar para transmitir el mensaje adecuado. Aunque sea difícil los mayas proponen que ser impecables con nuestras palabras nos ayudará a relacionarnos de una mejor manera con nosotros y con los demás.

Entonces para relacionarnos mejor debemos poner cuidado a lo que decimos. Es decir, estar atentos a qué es lo que vamos a transmitir y qué es lo que queremos decir de verdad. Además, es importante saber que de esta forma somos coherentes entre lo que pensamos y lo que decimos.

Pareja hablando

También, este principio es una forma de honrar nuestras palabras y a la vez honrarnos a nosotros mismos. Un método importante que genera que tengamos mayor consciencia y autoestima, pues favorece que estemos al tanto de nosotros y que mejoremos día a día. Ahora bien, aunque estemos atentos a lo que queremos decir y cómo lo decimos, debemos ser conscientes de que no siempre podemos lograrlo.

“¡Baja la guardia!, no somos perfectos y podemos convertir cada error en un aprendizaje”.
Compartir

Nada es personal

Este es otro de los principios de la sabiduría maya y consiste en que no nos debemos tomar nada a pecho. Se trata de ser conscientes de que las otras personas tienen la libertad de actuar como deseen y esto no siempre tiene que ver con nosotros.

Este principio tiene que ver con que no nos sintamos el centro del universo, porque eso hace que estemos analizando todas las situaciones y nos sintamos aludidos o culpables por todo lo que pasa. Que nos creamos el centro no significa que lo seamos.

Además, cada persona actúa de acuerdo consigo. Debemos preocuparnos por nuestras acciones y no por las de los demás porque aunque hagan algo dirigido a nosotros, sus acciones son el reflejo de sí mismos. Cuando dejamos de tomarnos las cosas personalmente, ganamos la capacidad de ver las cosas desde otra perspectiva y de crecer como personas, por cada aprendizaje.

Más bien, podemos contar con que cada uno de nosotros es responsable de sus actos. Así, si nos centramos en ellos podemos hacernos cargo de nosotros y no estar sobrecargados con situaciones ajenas que pueden causarnos incomodidad. ¿Con cuántas cosas cargas? ¿Sólo con las tuyas o las de todos?

“Dejar fluir significa sorprendernos con lo que la vida nos traiga aprovechando cada cosa para el aprendizaje, el universo no conspira en contra nuestro”.
Compartir

Hacer suposiciones está de más

No hacer suposiciones es otro de los principios de la sabiduría maya. Cuando suponemos estamos dando paso a que se apoderen de nosotros creencias falsas, que nos generan malestar. Lo importante es ser conscientes de lo que realmente podemos saber y lo que no.

Ahora bien, cada uno tiene su propia visión de la verdad, así que si tienes alguna duda lo mejor es preguntar. Tal vez lo que tú estás pensando está sesgado. Y, lo mejor es contar con el otro para encontrar entre ambos una visión compartida.

Ten en cuenta que no siempre vas a poder saber lo que va a suceder, deja que la vida fluya. La capacidad de dejarnos sorprender nos ayuda a llevar los problemas con más tranquilidad. Además, si no está en tus manos, no puedes hacer nada. Entonces, sólo nos perjudicamos con nuestras creencias irracionales de las cosas. No puedes tener todo bajo control, el universo no depende de ti.

“Crear realidades donde no las hay sólo nos lleva al malestar. No te hagas daño, cuenta con lo que está en tus manos”.
Compartir

Chica pensando

Realizar el máximo esfuerzo

Este principio es el que engloba a todos los principios de la sabiduría maya. Si se cumplen los tres anteriores, se facilita que se pueda dar este. Por eso, ten en cuenta los demás para que puedas ofrecer el máximo esfuerzo.

Cuando los mayas hacen referencia al máximo esfuerzo, no quieren decir que luchemos hasta el cansancio. Hablan de que seamos conscientes de lo que podamos dar y lleguemos a un equilibrio. Entonces no consiste en hacer mucho o poco esfuerzo. Porque al hacer mucho terminaríamos agotados y al hacer poco también, porque lleva a la frustración.

Entonces, hay que dar en la justa medida. Y, para ello, tenemos que ser conscientes de lo que somos, de cómo nos relacionamos y de lo que podemos dar. Así potenciamos el autoconocimiento, y nos permitimos luchar hasta donde podamos, es decir, teniendo claros nuestros límites.

Ahora bien, no tomarnos nada a pecho, no suponer y transmitir lo que queremos decir de la manera adecuada, nos ayudará a saber cuánto podemos esforzarnos y en qué situaciones hacerlo. Aprovecha cada experiencia como ventana al conocimiento, aprende de ti y de tus posibilidades. Hay que saber hasta dónde podemos llegar.

Beneficios de los principios de la sabiduría maya

Los principios anteriormente narrados tienen grandes beneficios. Aquí se exponen algunos de ellos:

  • Mejoran nuestra calidad de vida. Porque promueven el bienestar a través de la conciencia y el crecimiento personal.
  • Propician una comunicación asertiva. Gracias a la transmisión de lo que queremos decir de una forma adecuada facilitando la comunicación.
  • Facilitan relaciones auténticas y fuertes. Porque ayudan a que seamos conscientes de lo que podemos dar.
  • Favorecen el equilibrio. Al enseñarnos cuáles son nuestros límites y cómo podemos superar los obstáculos.
  • Ayudan a afrontar los problemas. Porque promueven la toma de decisiones basada en nuestras posibilidades.

Mariposa posada en el dedo de una persona

La sabiduría maya es una forma increíble de afrontar las situaciones adversas y de aprender cada día lo que la vida nos ofrece. Aplicando estos principios podemos llegar a liberarnos de ciertos problemas y promover la trascendencia en las relaciones con nosotros y con los demás. Únete a esta forma de ver la vida, es un modo inigualable de conocerte y aprender.

Ahora bien, los principios de la sabiduría maya los puede utilizar cualquiera. Son un legado fantástico que podemos aplicar cuando nos apetezca. Recuerda que tener una vida más tranquila depende de ti, sólo tú sabes cómo eres, cómo actúas y cuáles son las creencias irracionales con las que puedes luchar.

María Alejandra Castro

Psicóloga y psicoterapeuta enamorada de la neurociencia, el arte y la escritura.

Ver perfil »
Te puede gustar