4 señales para descubrir a un narcisista

Belén Gisbert Vercher · 21 marzo, 2015

El narcisismo es una característica de la personalidad, que se nutre de la necesidad constante de admiración, un sentimiento de grandiosidad y la incapacidad de ponerse en el lugar de los otros, junto a una autoestima muy vulnerable a las críticas de los demás.

Las personas narcisistas exageran sus logros y capacidades, sintiéndose superiores e importantes. Viven envueltos en una atmósfera de ilimitado éxito, belleza y poder, con un amor desmesurado hacia sí mismos

Cuando eras niño, puede que te hayan comprado alguna vez alguna chocolatina, tipo conejito de pascua o figura de Reyes Magos, el cual era una gran pieza de chocolate envuelta en un llamativo papel. Como inocente que eras, la primera vez que te lo regalaron, quizás te esperabas que en su interior hubiera más chocolate o un delicioso relleno y, cual era tú amarga sorpresa al descubrir que su interior estaba… ¡hueco!

De igual modo, se puede describir a una persona narcisista. Su presencia es magnética: son inteligentes, encantadores y populares cuando son el centro de atención. Sin embargo, con el tiempo descubres que esa persona realmente es hueca en su interior, ya que no es tan fascinante como creías o parece ser en verdad.

Esto se debe, a que un verdadero narcisista, carece de cualidades internas necesarias para una unión sana como la toma de perspectiva empática, una conciencia moral, una confianza estable, y la capacidad de ser íntima y genuina con otro ser humano.

Estar cerca de un narcisista (sobre todo si no te das cuenta de que lo es) puede hacer que te sientas sin valor y/o emocionalmente agotado.

Entonces, ¿cómo puedes saber si la persona que esta cerna de ti, es una persona narcisista? ¿tengo que esperar hasta que mi relación se deteriore para averiguarlo? No necesariamente…

A continuación, te ofrecemos algunas señales que pueden indicar que esa persona que está a tu lado, tenga tendencias narcisistas, y los efectos negativos que esos comportamientos de él/ella pueden tener sobre ti:

1. Se presenta como “el hombre o la mujer más interesante del mundo.”

Un narcisista, puede inicialmente intrigarte con su aparente autoconfianza, fanfarronería, o audacia, que se ha labrado con historias sobre sus logros, codeándose con gente influyente o sus innumerables talentos y dones.

Él o ella puede parecer divertido y magnético, siempre es el centro de atención y el alma de la fiesta, pero esto puede ser en realidad una fachada: una estratagema para satisfacer la necesidad patológica de elogio y consuelo.

Puedes descubrir que las historias son exageradas (o totalmente falsas), su confianza es artificial y frágil, y su necesidad de atención pueden estar dirigida por el buen juicio o necesidades de los demás.

2. Tú eres peor.

Debido a que los narcisistas carecen profundamente de autoestima, casi todo lo demás en sus vidas está orquestado para ocultar sus debilidades y darles un sentido temporal del poder y del éxito. Esto puede tomar la forma de insultos sutiles o comentarios despectivos, sobre tu comportamiento o apariencia, tapando los suyos propios, con la intención de seguir sintiéndose superiores.

Utilizan un lenguaje corporal altanero, marcando superioridad y distancia, además de presentar un discurso carente de emoción, exigiendo reverencia e idealización hacia él, por parte de los demás.

3. Actúa como la víctima.

El narcisismo se caracteriza también por egocentrismo extremo. Todo lo que está fuera de la experiencia del narcisista o que contradice sus creencias es malo, tonto o loco. Por esta razón, un conflicto con un narcisista casi seguro que terminará con toda la culpa dirigida a ti.

A los ojos de los narcisistas, eres de alguna manera responsable de su tristeza, ira, o incluso un comportamiento inmoral.

Evitan toda responsabilidad de lo que hacen, desplazándola hacia el otro y transformando todo lo sucedido según le convenga.

4. Tu relación es unilateral y superficial.

Es poco probable llegar a compartir, tener emoción o intimidad en una relación con un narcisista, descubriéndose así el efecto hueco del narcisismo.

Un narcisista es probable que pase el tiempo contigo cuando le conviene, según sus necesidades emocionales, físicas o sexuales, y desprecia o ignora tus necesidades, deseos y preferencias. En el momento que no es el centro de atención, deja de presar interés a personas o cosas.

Si algunos de estos puntos parecen describir tu relación actual, no te asustes. De hecho, aprovecha la oportunidad de reflexionar y evaluar a tu pareja, amigo o familiar. Estas advertencias pueden ayudar a arrojar luz sobre la disfunción que estás teniendo y te guíen lejos de sufrir más dolor.

Si quieres que las cosas funcionen, hay muchas maneras de lidiar con quien vive o se relaciona con un narcisista, incluyendo el desarrollo de habilidades de resolución de conflictos y el fortalecimiento de la propia confianza y la autoestima.

En última instancia, el conocimiento es poder. Ser consciente de los signos de narcisismo, te permite estar preparado para tomar decisiones informadas sobre la relación.