5 causas del narcisismo exagerado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 23 enero, 2018
Edith Sánchez · 23 enero, 2018

Las causas del narcisismo exagerado tienen que ver con carencias y con excesos durante la infancia. A veces lo que prima es un patrón de falta. Se careció de los afectos o estímulos correctos. En otras ocasiones, la nota predominante es el exceso: los padres fueron más allá en la satisfacción de las necesidades de los niños.

Los problemas asociados con el narcisismo tienen distintos niveles. A veces se trata simplemente de un área o una parte de la forma de ser. En otras ocasiones, lo que hay es un trastorno de la personalidad narcisista, lo cual es más grave. En este último caso, la grandiosidad y el egoísmo invaden toda la personalidad. Y puede haber rasgos antisociales.

La timidez tiene un extraño componente de narcicismo: la creencia de que a los demás realmente les importa nuestra forma de vestir o nuestra forma de actuar”.

-André Dubus-

Dependiendo de cuáles sean las causas del narcisismo exagerado, dejará una impronta u otra en la personalidad. En todos los casos hay algunos rasgos en común, aunque de diferente intensidad.

En general, lo que predomina es la grandiosidad, arrogancia, explotación de otros y problemas interpersonales. También puede haber muchos rasgos ocultos que denotan sentimientos de inferioridad. Sea cual sea el caso, las principales causas del narcisismo exagerado son las siguientes.

Abuso, una de las causas del narcisismo exagerado

A veces se cree que quien ha sufrido de abusos durante su infancia se convierte en alguien completamente apocado. Esto no siempre es cierto. En muchas ocasiones ocurre exactamente lo contrario. Es decir que la víctima desarrolla una personalidad narcisista. Todo el tiempo quiere estar por encima de los demás.

Niño mirando tras un cristal representando las futuras causas del narcisismo exagerado

El abuso es una de las causas del narcisismo exagerado más complejas. Lo que ocurre en este caso es que este rasgo opera como un mecanismo de compensación y de defensa. Se forja la idea de “nunca más seré víctima de otro”. Por eso se “infla” la imagen propia, de manera que termina convirtiéndose en una exagerada exaltación del yo.

Abandono

Cuando hay abandono, ocurre algo similar a lo que pasa con el abuso. La persona experimentó una sensación tan grande de vulnerabilidad en su infancia que decide levantar un muro entre ella y el mundo. Ese muro es el narcicismo. La principal consecuencia del abandono, en este caso, es una profunda dificultad para experimentar empatía.

Lo que ocurre en estos casos es que el narcisismo actúa como una coraza. Además, dentro de esa coraza se esconde una persona extremadamente débil. Por eso es usual que este tipo de personas sientan verdadero terror frente al rechazo de los demás. O que tengan fuertes sentimientos de vergüenza por cómo tienen ordenado su interior. El narcisismo solo sirve para ocultarlos.

Inconsistencia de los padres

La inconsistencia de los padres es una de las causas del narcisismo exagerado. La inconsistencia es una falta de congruencia. Puede darse entre las palabras y las acciones o entre las acciones mismas. Corresponde a los padres que dicen una cosa, pero hacen otra muy diferente. O a los que son erráticos y nunca se sabe cómo van a actuar.

Esto es característico de padres ansiosos. Da lugar a una fuerte inseguridad en los niños. Esta clase de padres prodigan alabanzas exageradas a sus hijos. Al mismo tiempo, les hacen críticas demasiado severas. El narcisismo es la respuesta a la angustia que provoca el estar en manos de un criterio cambiante e incoherente.

adolescente representando el futuro efecto del narcisismo exagerado

Sobrevaloración vacía de los padres

Este mecanismo es muy típico de los padres que cargan con sentimientos de culpa. Quizás no prestan suficiente tiempo y atención a sus hijos. Saben que esto es incorrecto. Así, para compensar el daño, tratan con frecuencia y de manera poco acertada de destacar ciertos rasgos que piensan que sus hijos atesoran, con independencia de que los tengan o no, ya que los conocen muy poco.

Lo hacen mediante excesivas alabanzas y costosos regalos. Es una manera de compensar y de encubrir su falta de afecto verdadero. Se sienten obligados a celebrar cualquier cosa que su hijo haga, para que en ese sentido nadie pueda dudar del afecto que sienten por ellos. Así, el niño puede irse formando una imagen idealizada de sí mismo, nada cercana a la realidad.

Bloqueo defensivo

La sobreprotección es una forma de maltrato. Transmite un mensaje de miedo y ansiedad. Instala un pensamiento en la mente del niño: es incapaz de afrontar las vicisitudes de la vida. También hace que piense que en él hay “algo especial” que debe cuidarse constantemente, una debilidad inmanente a su ser. Esto alimenta tanto la inseguridad como el narcisismo exagerado.

Con el tiempo, se produce un bloqueo defensivo. La persona se instala en una burbuja. Piensa que los demás, si lo quieren, deben protegerlo y ponerse al servicio de sus necesidades. Se vuelve indolente a las necesidades de otros.

chico en una burbuja a causa del causas del narcisismo exagerado

Muchas de las causas del narcisismo exagerado tienen que ver con el propio narcisismo de los padres. A veces quieren reparar las heridas de su autoestima a través de sus hijos o realizar sus propios deseos narcisistas. El problema es que terminan logrando todo lo contrario. En este sentido, recordemos que la psicoterapia puede contribuir decisivamente a reestructurar un amor propio que sea sano y tenga una verdadera fuerza.