5 claves para escribir una carta de presentación para solicitar un empleo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 5 noviembre, 2018
Raquel Lemos Rodríguez · 6 noviembre, 2018
Escribir una carta de presentación es muy importante ya que añade más información de la que podemos incluir en nuestro curriculum vitae. Hoy descubriremos cómo redactarla de la mejor manera.

Aunque en el momento de buscar un trabajo creamos que nuestro curriculum por sí solo basta y sobra, lo cierto es que escribir una carta de presentación para solicitar un empleo es mucho mejor. La razón está en que en ella podemos incluir cierta información sobre nosotros que no está en el curriculum y que puede marcar la diferencia entre conseguir el trabajo deseado o no.

En algunos casos, muchas empresas ya especifican que además de enviar el curriculum solicitan o valoran una carta de presentación. El problema es que nadie nos ha explicado cómo escribirla, en qué aspectos nos tenemos que centrar y qué debemos tener en cuenta para que la empresa lea nuestra carta hasta el final y esta termine sumando a nuestra candidatura.

Eso sí, no es recomendable enviar una carta de presentación sin el curriculum. Además, tal y como indica esta Guía para la búsqueda de empleo hay que cuidar los detalles de redacción y de estilo. Veamos qué debemos tener en cuenta para redactar una carta de presentación que nos favorezca.

1. Poner en contexto al responsable de la contratación

Cuando nos disponemos a escribir una carta de presentación para solicitar un empleo, una buena idea es poner en contexto al responsable de la contratación. En este sentido, lo mejor puede ser destinar el primer párrafo a hacer referencia a la oferta de empleo que hemos visto.

También, en este primer punto, es importante captar la atención del responsable de la contratación que vaya a leer nuestra carta. Para ello, expondremos cómo la empresa está demandando un perfil como el nuestro y cómo nosotros encajamos a la perfección en él. No nos extenderemos mucho más, ya que a continuación tendremos tiempo para explicar por qué somos las personas que la empresa necesita.

Mujer pensando en una cafetería en la carta de presentación para solicitar un empleo

2. Mostrar interés

Uno de los aspectos más importantes cuando vamos a escribir una carta de presentación para solicitar un empleo es que es necesario que mostremos interés por el puesto solicitado. Esto se reflejará en nuestra manera de redactar y de exponer nuestras ideas.

Debemos, en este punto, hacer referencia a nuestra experiencia, la formación con la que contamos y todos aquellos cursos que hayamos hecho y que puedan resultar un plus para el trabajo al que queramos optar. No nos podemos olvidar de los idiomas, aunque no contemos con un título, siempre y cuando podamos demostrar que nos sabemos defender con ellos.

3. Tono optimista y positivo

Durante la redacción de nuestra carta de presentación es recomendable que imprimamos al texto un tono optimista y positivo. Pero, en este punto, cuidado. En ocasiones, podemos resultar demasiado efusivos y coloquiales, y tampoco deseamos las consecuencias de este efecto.

Además, mantener un tono optimista y positivo evitará que redactemos una carta que resulte aversiva para la persona que la lee. No queremos que nos contraten por lástima, sino por nuestros logros, habilidades y disposición.

Una carta de presentación debe dejar patente nuestro interés por trabajar en un puesto determinado y nuestro entusiasmo por aportar algo que, realmente, la empresa esté buscando.

hombre escribiendo carta de presentación para solicitar un empleo

4. Puntos fuertes

En ocasiones, puede resultar complicado poner sobre la mesa todos nuestros puntos fuertes. Por eso, escribir una carta de presentación para solicitar un empleo es una tarea que merece reflexión. El texto que enviemos tiene que ser veraz, responder a muchas de las preguntas que puede hacerse el encargado del proceso de selección y en que destaque aquello que realmente queramos que prepondere.

¿Qué puntos fuertes poseemos y son importantes para desempeñar el trabajo al que queremos optar? ¿Qué habilidades tenemos que nos pueden hacer destacar por encima de otros candidatos? Responder a estas preguntas nos puede dar claves valiosas de aquellos puntos a los que tenemos que atraer al lector. Por otro lado, recordemos que el responsable de contratación no nos conoce. Es decir, tenemos en nuestras manos la posibilidad de influir de manera directa en la primera impresión que se forme de nosotros.

carta de presentación para solicitar un empleo

5. Predisposición para asistir a una entrevista

Una vez ya hemos escrito nuestra carta, es necesario redactar un cierre. En este punto, agradeceremos la atención que nos haya prestado el responsable de la contratación y mostraremos nuestra predisposición para asistir a una entrevista personal en la que responder a las preguntas que pueda tener y que con la documentación facilitada no hayan quedado cerradas.

Como decíamos antes, la carta de presentación generará una primera impresión de nosotros en la persona encargada del proceso de selección. De esta manera, lo mejor que podemos hacer es cuidarla y ser inteligentes en su redacción. Cada vez más empresas buscan candidatos que se diferencien, que sepan hacer y mandar una buena carta de presentación ya es una muestra de buen hacer. Así, es representa ese esfuerzo que nos puede da ventaja frente al resto de candidatos que opten al puesto al que optamos.