5 claves para generar buenas relaciones

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 28 marzo, 2015
Raquel Aldana · 28 marzo, 2015

El amor incluye, no excluye.  Multiplica y suma, no divide.

Acerca, no aleja.  Abraza, no patea.

Comprende, no juzga.

 

Crear relaciones de calidad no siempre resulta sencillo. De hecho, la gran mayoría de nosotros vivimos tan sumergidos en la rutina que no tenemos ni siquiera opción de pensar en generarlas.

Y es que a esto se le añade una dificultad inmensa y es que, ante todo, antes de generar nuevos buenos amores tenemos que haber conseguido querernos a nosotros mismos.

No es habitual el hecho de que una relación de pareja comience con conflictos y experiencias negativas por lo que partimos de la base de que todo comienzo es bueno. Sin duda es en este sentido que tenemos la pelota en nuestro campo cuando empezamos a jugar.

Vivimos en una continua vorágine de emociones, de relaciones caducas y de prisas sentimentales. ¿Qué es lo que podemos hacer para generar relaciones de calidad? A continuación te hablamos de los principios básicos que no pueden faltarte:

 

1.No somos uno, somos dos.

 

¿Sabes eso de que es inútil buscar a nuestra media naranja? Las naranjas son enteras o no son naranjas sino pedazos de ellas… Busca a una persona completa e íntegra con la que puedas rodar en todos los sentidos.

En una relación amorosa debe de haber  dos personas compartiendo la vida, apoyándose en sus proyectos, planes y sentimientos.

 

2. La comunicación es la clave.

 

Escucha en vivo a tu pareja de forma reflexiva y equilibra tus pensamientos. En la era de la tecnología la mayor parte de las parejas se han acostumbrado a comunicarse a través de mensajería instantánea o redes sociales.

Esto, sin lugar a dudas, ha hecho mucho daño por varias razones. Una de ellas es que se ha creado una necesidad de comunicación constante, de fiscalización y de control; lo peor de todo es que se trata de una comunicación vacía, rutinaria y nada pasional que puede llevar a generar malentendidos extremadamente perjudiciales para la confianza.

 

3. Dejar ir nuestro pasado. 

 

Todos tenemos experiencias pasadas buenas y malas que nos condicionan en el presente. Perdónate a ti mismo, a los demás y deja ir los malos sentimientos. El pasado ya fue, recoge tus sentimientos pasados y deja de comparar tu realidad presente con la anterior.

Se trata de que, de vez en cuando, nos paremos a revisar nuestra mochila para deshacernos de lo negativo e innecesario. Se trata de ser conscientes de lo que lo que hacemos está fuertemente determinado por lo que llevamos dentro y que es de suma importancia que periódicamente emprendamos un nuevo viaje con el equipaje renovado.

 

4. Usa las palabras correctas.

 

Cuando de amor se trata hay palabras mágicas que abren el corazón. No se trata de que le recitemos poesía diariamente a nuestra pareja sino de mantener una comunicación comprensiva y una actitud cariñosa como base de nuestra relación. Así, es importantísimo que el buenos días no sucumba a la rutina y que los te quieros sean sinceros y con pasión.

Tampoco debemos dejarnos llevar por los enfados y faltarnos al respeto, este aspecto es fundamental e incuestionable. Nada ni nadie justifica un comportamiento agresivo y totalitario con la persona a la que amas.

 

5. Da lo que quieres recibir y habla desde el corazón

 

Es otra de las premisas que muestran unión, cariño y el reconocimiento del otro. Demuestra tu interés, haz reír a tu pareja, dale amor y, sin duda, es lo que recibirás.

Estas son cinco claves que permitirán cimentar una relación sana y duradera. Recuerda tu objetivo y no pierdas de vista que, como señaló Robert Holden, el propósito final de una relación es convertirte  en la persona más amorosa que puedas ser.

 

Imagen cortesía de  Pavinee Chareonpanich