5 estrategias para cambiar de trabajo

Raquel Lemos Rodríguez·
29 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
29 Diciembre, 2019
Cambiar de trabajo siempre es una posibilidad, que puede ser al mismo tiempo un deseo o una necesidad. Para aquellos que se encuentren en este proceso, hoy queremos daros 5 estrategias valiosas que os pueden ayudar.
 

Cambiar de trabajo no es una decisión fácil. El miedo a no encontrar otro empleo o a dejar un sueldo fijo a final de mes puede que te frene para que dejes atrás lo que ya no te está haciendo feliz.

Puedes plantearte este cambio porque no te sientes valorado, no puedes crecer dentro de la empresa en la que te encuentras o a tu alrededor solo hay personas tóxicas.

El trabajo ocupa gran parte de tu vida. Dependiendo del contrato que tengas, puede que trabajes más o menos horas. Pero no solo es una manera de ganar dinero para que puedas pagar tus gastos, sino que tu empleo se convierte en una forma de poner en práctica tus habilidades, superarte cada día, afrontar retos y sentirte realizado en el ámbito profesional.

Si sientes que nada de esto está formando parte de tu vida laboral actualmente, entonces estos estrategias para cambiar de trabajo te ayudarán a analizar la situación y a tomar medidas.

Te aseguramos que hacer este cambio no será tan difícil como en un principio pensabas. ¿Vamos a ello?

Mujer pensando mal de los demás

1. Pregúntate por qué quieres cambiar de trabajo

Puede parecer absurdo, pero es necesario que tengas claro por qué quieres cambiar de trabajo. ¿Te pagan poco? ¿Tus compañeros de plantilla son tóxicos? ¿Sientes que tu empresa no te permite promocionar?

 

La razón por la que te aconsejamos que te preguntes esto antes de tomar una decisión precipitada es porque, quizás, la situación pueda cambiar.

Habla con tu superior sobre la posibilidad de un aumento de sueldo o si te pueden enviar a otro sector de la empresa en el que puedas trabajar con otros compañeros. En el caso de que la empresa no te promocione, también puedes comentarlo. A lo mejor ¡no se lo habían planteado! Si la situación no cambia, entonces sí, vamos al siguiente consejo.

«Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida».

-Confucio-

2. Empieza a buscar otras opciones

En el momento en el que tienes claro que quieres cambiar de trabajo, ¡no te adelantes demasiado! Antes de dejar tu empleo actual y quedarte sin fuentes de ingresos, puedes buscar otras opciones.

Lee la sección de los periódicos sobre empleo, accede a las aplicaciones donde siempre hay ofertas de trabajo o búscalas tú mismo en Internet.

Puedes descubrir ofertas de empleo muy interesantes, similares a tu posición actual. Sin embargo, es muy probable que te sientas perdido, incluso abrumado, por la cantidad de opciones con las que puedes encontrarte. Aquí es importante que tengas en cuenta la siguiente estrategia.

3. Define lo que estás buscando

Te animamos a que cojas un papel, un bolígrafo y dibujes 2 tablas. En la primera vas a escribir todo lo que no te gusta de tu trabajo actual. En la segunda tabla vas a poner todo lo que quieres encontrar o deseas en tu empleo «ideal».

 

Quizás lo que estés buscando sea un trabajo en el que te permitan ser más creativo o, tal vez, uno en el que los horarios sean más flexibles. No pienses tanto en las posibilidades de lo que vas a encontrar como en lo que tú quieres. Quién sabe, a lo mejor te das cuenta de que es el momento de emprender y ser tu propio jefe.

«La única forma de hacer un gran trabajo es amar lo que haces».

-Steve Jobs-

4. Empieza a hacer entrevistas antes de cambiar de trabajo

La entrevista de trabajo no es más que un recurso en el que puedes conocer a fondo la empresa, lo que se espera de ti, lo que te ofrecen y lo que podrías aportar. Por eso, dar este paso es importante y necesario en el momento en el que te encuentras, como bien expone el artículo La entrevista, recurso flexible y dinámico.

No te comprometes a nada en el momento de hacer una entrevista. Recuerda que aún no has dejado tu trabajo, por lo que tendrás un colchón sobre el que esperar hasta que aparezca una oportunidad que mejore lo que tienes. Así que, respira y disfruta de las entrevistas.

Chica en una entrevista de trabajo

5. Disfruta de este proceso

Sabemos que, si no tienes trabajo, la búsqueda de empleo puede ser estresante y muy frustrante. Pero, este no es el caso. Quieres cambiar, por los motivos que sean, por lo que disfruta de este proceso. Te darás cuenta de las oportunidades que hay para ti, además ahora ¡cuentas con experiencia! Algo que siempre es muy valorado por parte de las empresas.

 

Cambiar de trabajo te permitirá poner en balance lo que tienes y lo que quieres, te ayudará a conocerte mejor y a enfrentarte a tus miedos. Una necesidad o deseos que, si no estás experimentando ahora, quizás experimentes en el futuro. Pero, recuerda, esto no es más que una oportunidad, así que disfrútala tanto como puedas.

  • Burón, C. G. (2007). Satisfacción laboral y tipo de contrato en España. Investigaciones económicas31(3), 415-444.
  • Puchol, L. (2006). El libro de la entrevista de trabajo. Ediciones Díaz de Santos.
  • Restrepo, A. R., Restrepo, C. R., Arroyave, C. M., Monsalve, C. M., & Sánchez, A. (2007). Cómo Conseguir Empleo.