5 estrategias para lidiar con personas complicadas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 9 febrero, 2017
Alicia Escaño Hidalgo · 9 febrero, 2017

¿Qué es una persona complicada? La verdad es que no sabría definirlo muy bien, de hecho creo que es algo bastante subjetivo. Quizás para mí alguien sea muy difícil de tratar e intente evitar su compañía y, por el contrario, para ti, esta persona sea tu mejor amigo.

Está muy a la orden del día el concepto de “persona tóxica“, pero creo que el ser humano es bueno por naturaleza. También pienso que en el trascurso de su vida, va aprendiendo ciertas maneras de comportarse que no son las más acertadas. Unas formas que a su vez pueden generarle problemas con la gente con la que se relaciona.

Según mi punto de vista, la gente tóxica no existe, más bien hay ciertas personas que a veces, pueden equivocarse en su forma de ver la vida o de tratar con los demás.

Sea como sea, desde la psicología podemos emplear algunas estrategias que pueden desarmar a este tipo de personas e incluso permitir abrir un camino hacia la amistad o, por lo menos, el trato cordial.

No olvidemos que aquel que se muestra agresivo o cascarrabias con nosotros, aquel que es envidioso o altivo o quien intenta por todos los medios pisotearnos es, en el fondo, una persona que está demandando amor y ahora analizaremos por qué.

Personas complicadas y vacíos que no han sido cubiertos

Si nos fijamos bien, las personas felices, con una autoestima adecuada, suelen contar con un apoyo social de calidad calidad: se llevan razonablemente bien con sus familiares, tienen amigos y son agradables con aquellos que las atienden. Ya sea en un restaurante, tienda, etc.

Por el contrario, las personas complicadas carecen de todo esto, cuando en realidad es lo que más desearían. Las personas complicadas llevan puesta una máscara que esconde sus debilidades, inseguridades y vacíos.

Hoy es el día de dejar atrás la envidia

Probablemente, tuvieron una infancia complicada, han aprendido maneras erróneas de actuar debido a experiencias tempranas desagradables, como un acoso escolar, o bien están atravesando por un período estrenaste en sus vidas.

Tienen, dentro de sí, un vacío que necesitan rellenar con atención, aprobación y en definitiva, con amor. Algo que en el fondo buscamos todos, con o sin la compañía de la ansiedad.

Como su autoestima es más bien baja -aunque pueda parecer lo contrario- no llenan ese hueco con su propia estima, sino que la buscan afuera. El problema es que, por su manera de buscar, terminan sintiéndose aún más vacíos.

Algunas estrategias que podemos usar con las personas complicadas

Muéstrales una sonrisa

La sonrisa es contagiosa debido a nuestras neuronas espejo. Con ella expresamos amistad y abertura hacia el otro. Piensa que es difícil que una persona que intenta relacionarse con nosotros de forma agresiva o altanera no acabe desarmándose si le ofrecemos nuestra mejor sonrisa, acompañada de amabilidad y educación.

No entres a discutir con ellos

No merece la pena porque no llegaréis a ningún sitio. Lo único que conseguirás es que el enfado se intensifique y que la discusión se trasforme en “personal”.

Piensa que hay pocas verdades absolutas y que no es cuestión de llevar siempre la razón. Es más importante tener una relación agradable y sosegada y dejar que la razón caiga por su propio peso.

Quizás esa persona complicada intente discutir contigo, pero tu inteligencia emocional ha de estar por encima y no devolverle la pelota nunca, si no quieres que el juego continúe.

Ponte en su lugar y abandona tu ego

Cuando te topes con alguien envidioso, egocéntrico, iracundo…piensa que es alguien que o bien lo ha pasado realmente mal o está sufriendo en la actualidad. Nadie que es feliz o se quiere a sí mismo va por el mundo con cara larga y metiéndose con los demás.

Por lo tanto, aunque a ti también pueda dolerte lo que te digan y necesites poner límites, procura antes de nada colocarte en sus zapatos e intentar sentir lo que el otro siente desde sus circustancias.

Si es familiar o amigo, dale un abrazo

Si tienes confianza con esa persona y ves que está en un momento de cólera, simplemente dale un abrazo, un beso, una caricia o cualquier muestra de cariño. Te aviso que es complicado porque nuestro ego también emerge y rechazamos a esa persona, pero has de hacer un esfuerzo por mostrarle tu amor. Es mágico, esa persona se desarmará por completo.

pareja abrazada

Usa el humor

El humor es importantísimo en las relaciones sociales ya que amortigua los conflictos. Puedes intentar contar un chiste que venga al caso si estás en medio de un conflicto. Eso sí, sin faltar nunca el respeto a esa persona y siempre que tengamos confianza.

Si lo haces de forma correcta y sobre todo con cariño, verás como esa persona termina dibujando una pequeña sonrisa en su rostro y el conflicto pasa a un segundo plano.

Todo esto lo conseguiremos hacer de forma correcta, si previamente hemos cuidado nuestra autoestima, si somos capaces de deshacernos de nuestro orgullo y si entre nuestros deseos está construir una vida plagada de buenas vibraciones.