5 frases de Alfred Binet sobre la inteligencia

Raquel Lemos Rodríguez·
09 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas al
09 Diciembre, 2019
Alfred Binet es un de los psicólogos más importantes en el campo de la educación. De él destacan su visión optimista de la inteligencia y su interés por medirla para mejorar la educación, personalizando las formas de docencia, especialmente en aquellos alumnos con más problemas.

Las frases de Alfred Binet hablan sobre una de las partes que más le cautivó a este pedagogo y psicólogo francés: la inteligencia. Tanto fue así que se convirtió en la primera persona en crear el test de inteligencia en el contexto educativo.

Alfred Binet nació en el año 1857 y falleció en el 1911. A pesar de que se le conoce como pedagogo y psicólogo, también fue grafólogo. Durante años, se dedicó a investigar cómo se podría mejorar la educación de los niños, centrando su atención en aquellos que tenían alguna dificultad de aprendizaje.

Con la motivación de que pudiesen disfrutar de una educación adaptada, Binet se propuso crear una prueba estandarizada que identificara de manera rápida y precisa a los niños que presentaban este problema. Alrededor de esta inquietud desarrolló su carrera y construyó un valioso legado del que sus contemporáneos, de una manera u otra, podemos disfrutar.

Cerebro iluminado con puntos

1. La inteligencia y la capacidad de adaptación

“La inteligencia es la habilidad para tomar y mantener una determinada dirección, adaptarse a nuevas situaciones y tener la habilidad para criticar los propios actos”.

En la primera de las frases de Albert Binet que hoy recogemos, el propio autor nos ofrece, como punto de partida para comprender su obra, la definición de inteligencia con la que él trabajó.

Si bien, actualmente, es muy posible que tu concepción de inteligencia esté relacionada con una persona brillante o que destaca entre los demás, Binet la valoraba desde otro punto de vista.

Poder tomar una decisión y mantenerla, adaptarse a las nuevas situaciones por muy difíciles que estas sean y ser capaz de ser consecuente con los propios actos engloban un conjunto de habilidades que identifican, para Binet, a una persona inteligente.

2. La inteligencia no es fija

“Algunos filósofos modernos afirman que la inteligencia de un individuo es fija, tiene un nivel que no se puede aumentar. Debemos protestar y reaccionar contra este brutal pesimismo…”.

Esta segunda de las frases de Albert Binet es una crítica a aquellos que defendían que la inteligencia no podía ni disminuir ni aumentar. Binet señala que esta es una visión muy pesimista y afortunadamente equivocada.

Según Binet, con la práctica, el entrenamiento y un método específico era posible mejorar la inteligencia. En esta meta, nuestro protagonista pensaba que la memoria, la atención y el empleo de la lógica constituían los tres pilares de la inteligencia que se podían entrenar y por los que esta podía mejorar.

3. Triunfar en la vida

“Parece probado que en la vida se triunfa gracias a tres factores: la salud, la inteligencia y el carácter; añadamos un cuarto factor, un poco de suerte”.

Alfred Binet consideraba que la inteligencia formaba parte de otra serie de elementos que hacían posible que una persona llegase a triunfar. Junto con la salud y el propio carácter, se pueden llegar a alcanzar objetivos que uno se proponga.

No obstante, también añade a la lista un elemento muy interesante: la suerte. Binet entendía que la suerte es una fortuna que se nos presenta a todos, pero que solo aprovechan aquellos que trabajan para estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Dicho de otra forma, la trasformación de las oportunidades en éxito estaba en manos de aquellos que eran capaces de hacer una inversión inteligente de sus recursos.

4. La cabeza de un jugador de ajedrez

“Si pudiéramos observar la cabeza de un jugador de ajedrez, encontraríamos ahí un mundo lleno de sentimientos, imágenes, ideas, emoción y pasión”.

En esta cuarta frase, Alfred Binet habla sobre el interior de la cabeza de un jugador de ajedrez. Este juego en el que la lógica es importante, Binet asegura que en la mente de quien juega también hay sentimientos, imágenes (visualización), ideas, emoción y pasión.

Todos estos elementos son esenciales para poder llevar a cabo el juego de manera satisfactoria. Sin ellos, sería imposible que un jugador ganase. Es más, Binet está relacionando estas características, indirectamente, con la inteligencia.

Mujer con cerebro iluminado

5. La escala no mide la inteligencia

“La escala, hablando propiamente, no permite medir la inteligencia porque las calidades intelectuales no son comparables y, por lo tanto, no pueden ser medidas por comparación”.

Finalizamos con una de las frases de Alfred Binet más significativas sobre la escala de la inteligencia. Si bien se considera que el test sirve para saber si alguien tiene mayores capacidades que otra persona, Binet afirmó que esto no era así. La escala no mide la inteligencia porque no compara.

Por eso, el resultado del test era la identificación de una serie de puntos que debían servir de referencia para adaptar el proceso de enseñanza a cada alumno. Al igual que en una prueba de nivel de un idioma nadie aprueba o suspende, de forma similar concebía Binet el test de inteligencia.

¿Cuál de estas frases de Alfred Binet ya conocías? ¿Sabías que había sido el creador del test de inteligencia? Esperamos que este artículo te haya sido de interés y que te haya permitido conocer, un poco más, a este pedagogo, grafólogo, psicólogo y pionero en el estudio de la inteligencia.