5 hábitos para comer con conciencia - La Mente es Maravillosa

5 hábitos para comer con conciencia

Óscar Dorado 22 julio, 2018 en Hábitos saludables 0 compartidos
Mujer oliendo fresas

Para comer con conciencia es necesario volver la mirada hacia los hábitos alimentarios, además de controlar los pensamientos y emociones asociados a la ingestión. El hecho de estructurar una dieta con inteligencia te permitirá disfrutar mucho más de las comidas y romper cualquier tipo de relación que puedan tener con la ansiedad y el estrés.

Para conseguirlo, presta atención a las señales de hambre que te manda el cuerpo. Come con conciencia, dejando a un lado los pensamientos negativos que puedan invitarte a ir a la despensa cuando no corresponde.

Pensemos que las emociones influyen que qué y cómo comemos. Por ello, te recomendamos ser consciente de este momento, ya que una alimentación consciente se basa en comer con atención e intención, con el fin de notar y disfrutar la comida, además de ser consecuente de los efectos que tienen los alimentos en el cuerpo.

De hecho, un estudio realizado por The American Journal of Clinical Nutrition sugiere que estar distraído o no prestar atención al acto de comer tiende a hacer que la gente coma más durante las comidas. Esto confirma que la alimentación consciente puede ayudar a perder peso. Así, si te preocupa tu peso, prestar más atención a lo que comes podría ayudarte a controlar la cantidad de calorías que ingieres.

Comer con conciencia: 5 hábitos

Estos son algunos hábitos que te permitirán comer con conciencia. Ten en cuenta que no se trata de llevar a cabo una dieta estricta, solamente consiste en mantener un control de las sensaciones que tienes cuando comes.

1.- Escucha a tu cuerpo

A menudo, escuchamos primero a nuestras mentes, pero al igual que muchas prácticas de atención plena, podemos descubrir cuándo es el momento ideal para comer si mantenemos abiertos los canales de comunicación con nuestro cuerpo.

En ese sentido, te sugerimos que en lugar de solo comer cuando recibas señales emocionales, que pueden ser diferentes para cada uno de nosotros, ya sea estrés, tristeza, frustración, soledad o simplemente aburrimiento, que escuches a tu cuerpo antes de hacerlo. ¿Gruñe tu estómago, tienes poca energía o te sientes un poco aturdido?

Mujer oliendo una naranja

La verdadera alimentación consciente en realidad es la que está conectada con el cuerpo mediante las señales de hambre que lanza el organismo. Debes saber que, la atención plena aplicada a la alimentación es una gran ayuda para reconocer patrones conductuales, a la vez que le prestas atención a las señales corporales asociadas con el hambre y la plenitud.

2.- Planifica las comidas con antelación

La preparación de comidas con antelación también puede ayudar a reducir la alimentación sin sentido. En lugar de preparar una comida en el último minuto, puedes planear una comida para ti, tu familia o amigos que abarque todos los grupos de alimentos.

Planear comidas regulares ayuda a darle al cuerpo un ritmo de alimentación constante. Te recomendamos no comer rápido, trata de comer despacio. Esto permitirá al cuerpo procesar todo lo que está dentro de ti y saborear mucho más los alimentos.

Ciertamente, los platos no deben ser muy elaborados. La clave es incorporar una variedad de nutrientes y texturas. ¡Recuerda disfrutar cada bocado!

3.-Siéntate y disfruta de la comida

Si esto parece una sugerencia simple que ni siquiera debería tener que mencionarse, piensa en la cantidad de veces que comes mientras te desplazas caminando por la cocina o destinas tu atención a otra actividad.

Por ello, te sugerimos que establezcas como regla general no hacer más que comer cuando llegue la hora. Así, intenta comer sin la presencia de distractores.

4.-Trata de identificar cada ingrediente

Tratar de probar e identificar todos los diferentes ingredientes en la comida es otra gran manera de enfocarse en el momento presente y comer con conciencia.

Asimismo, concéntrate en todos los sabores que tienes en la boca y cómo interactúan entre sí, además de los olores y texturas. Esto te beneficiará por partida doble: por un lado, te ayudará a apreciar la comida y, por otro, a comer más despacio. Una ventaja adicional de esta técnica es que también puede ayudarte a ser más creativo en la cocina.

Por ende, te recomendamos tratar de identificar cada ingrediente cuando acudes a los restaurantes. Puede ser un reto muy divertido cuando no eres tú quien ha hecho la comida.

Mujer comiendo un helado

5.-Come despacio

El último hábito que te sugerimos para comer con conciencia es comer despacio. Ten en cuenta que, entre otros beneficios, produce que comas mucho menos durante las comidas. 

Ciertamente, esto sucede porque el cerebro necesita tiempo para registrar que estás comiendo y para comunicarse con tu cuerpo cuando está lleno. De hecho, le toma al cerebro unos 20 minutos saber que ya ha comido suficiente.

Así que te recomendamos comer despacio y escuchar a tu cuerpo cuando ya estés satisfecho. Para hacerlo posible, puedes aprovecharte de las conversaciones en el caso de que estés comiendo con amigos o familiares.

En conclusión, estamos convencidos que si aplicas nuestros hábitos para comer con consciencia, notarás como reduces los niveles de estrés, favoreces los niveles digestión, el control de peso y la cantidad que ingieres en cualquiera de tus comidas.

Óscar Dorado

Soy un apasionado de la comunicación, la escritura y la psicología. Considero, sin ninguna duda, que “la forma en que nos comunicamos con otros y con nosotros mismos, determina la calidad de nuestras vidas".

Ver perfil »
Te puede gustar