5 pasos para superar la timidez

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la psicóloga Gema Sánchez Cuevas el 7 marzo, 2018
Eva Maria Rodríguez · 3 marzo, 2019
Tu timidez te limita y eso te está afectando. Aquí te vamos a explicar el porqué de la timidez y qué hacer al respecto

La timidez implica sentirse un poco asustado cuando hay gente alrededor, especialmente si las personas son desconocidas. Es algo que puede pasarnos a todos, aunque a algunos les pasa con mucha frecuencia y se sienten incómodos cuando están con personas con las que no tienen confianza o en grupos numerosos. Superar la timidez es un elemento clave en nuestro desarrollo personal, emocional y social.

«La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.»

-Pablo Neruda-

Pero hay que ser consciente de algo importante: ser tímido no tiene por qué implicar ningún tipo de problema o enfermedad, ni implica fobia social ni nada por el estilo. De hecho, muchas personas tímidas desean ser capaces de superar esa timidez.

Eso es de lo que vamos a hablar aquí, de cómo superar la timidez en cinco sencillos pasos. Se necesita fuerza de voluntad, constancia y, sobre todo, no dejarse vencer por el desaliento. Tarde o temprano, se conseguirá dominar esa timidez.

¿Qué pasos dar para superar la timidez?

No ocurrirá de la noche a la mañana, pero poco a poco podrías superar la timidez con estos pasos que te harán salir de tu zona de confort

1. Para superar la timidez, pon el foco hacia el exterior

superar la timidez

La timidez provoca ensimismamiento. Las personas tímidas suelen sentir que no tienen nada que decir porque que no tienen algo increíble que contar o no pueden ser el centro de la fiesta.

Para superar la timidez es necesario deshacerse de este pensamiento centrado en uno mismo. Además, hay que olvidarse de eso de “yo no puedo” y centrarse en lo que pasa fuera. El mejor conversador no siempre es el que más habla, sino el que mejor escucha y hace las preguntas adecuadas.

¿Te da vergüenza hablar? ¡Pues que hablen los demás! Inicia un tema de actualidad o relacionado con el momento, o, simplemente, dale al otro la oportunidad de hablar sobre sí mismo. En palabras de E. Canetti (1982) “Lo más importante es hablar con desconocidos. Pero hay que ingeniárselas para que ellos hablen, y el papel de uno es hacerles hablar. Cuando esto resulta imposible, ha empezado la muerte”.

2. Prepara lo que vas a decir o preguntar

No es fácil iniciar una conversación o improvisar una pregunta. Si sueles sentir esos momentos de timidez lleva siempre un as -o varios- en la manga. En lo que coges práctica para iniciar una conversación, prepara algunas preguntas o temas de conversación.

Recordar lo que las personas han dicho en ocasiones anteriores también ayuda a relacionarse con gente que has visto ya. Es una buena forma de dar un primer paso para conseguir vencer la timidez.

superar la timidez

«La causa más frecuente de la timidez es una opinión excesiva de nuestra propia importancia.»

-Samuel Johnson-

3. Enviar las señales adecuadas

Pero superar la timidez, no es solo hablar. Las personas tímidas se las suele ver como gente hostil y distante, e incluso inaccesible. Eso es una cuestión de actitud.

De esta manera, es mucho más probable que los demás quieran hablar contigo si les sonríes y te muestras afable. No des señales de querer abandonar la conversación. Mira a la persona, atiende a sus gestos y palabras. De esta manera, mostrarás interés por lo que está diciendo. De hecho, tu interlocutor lo valorará.

«Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.»

-William Shakespeare-

4. Ayuda a otros a superar la timidez

Esto, que puede parecer una tontería, no lo es en absoluto. Pero, ¿Cómo vas a enseñar a otro a superar algo que tú mismo no eres capaz de afrontar? Desde fuera es mucho más fácil observar lo que ocurre y encontrar un punto de vista más amplio.

Ayudar a otro nos da la oportunidad de salir de ese ensimismamiento del que hablábamos al principio y descubrir que es más fácil de lo que parece. Sin querer, es fácil que nos encontremos haciendo eso de lo que hablábamos y que no éramos capaces de aplicar por falta de naturalidad o convicción.

5. Aprende a manejar la ansiedad

La timidez es un tipo de ansiedad social. Relajarse y aprender a confiar en uno mismo es fundamental para manejar efectivamente la situación.

Puedes probar diferentes técnicas de relajación hasta que encuentre una que te resulte fácil poner en práctica. Pueden se técnicas de respiración, de visualización o de repetición de pensamientos positivos. También es eficaz practicar deporte.

En conclusión, sabemos que superar la timidez no es fácil. Sin embargo, hay muchas cosas que puedes hacer para alcanzar este objetivo. No obstante, está claro que al principio no será fácil y tendrás que «obligarte». Pero, con varios intentos, las cosas te irán saliendo con naturalidad. Finalmente, y si a pesar de todo, te sientes incapaz, te quedará el recurso de la ayuda psicológica.

  • Burns, D. (2006). Adiós ansiedad: cómo superar la timidez, los miedos y las fobias. Editorial Pardos. España.
  • Canetti, E. (1982). La provincia del hombre. Taurus.
  • Desberg, P. (1997). Estrategias para superar la timidez y el miedo a los demás. Integral.
  • Martin, M. A. (2012). Como superar la timidez y el miedo a hablar en público. Barcelona: AMAT.