5 recursos para resolver problemas y conflictos - La Mente es Maravillosa

5 recursos para resolver problemas y conflictos

Raquel Lemos Rodríguez 28, Agosto 2015 en Psicología 1538 compartidos

Nuestra vida está plagada de problemas y conflictos que nos sorprenden y de los cuales podemos salir airosos, algunas veces, y otras no.

Esta situación provoca que, en más de una ocasión, ignoremos ese problema o conflicto pasando por encima de él. Pero, esto no implica que el problema desaparezca. Es más, eso no soluciona el enfado que nos causa tanto a nosotros, como a los demás.

Hoy descubriremos qué recursos tenemos a nuestra disposición para resolver estos problemas que, en muchas ocasiones, nos paralizan e impiden avanzar.

1. El problema está ahí, ¡no lo ignores!

Como bien decíamos, en muchas ocasiones ignoramos los problemas que nos abordan en la vida con la esperanza de que con el tiempo desaparezcan.

Hacer caso omiso no nos salvará de los problemas que tenemos
Compartir

Ignorar un problema puede provocar que desaparezca realmente, que desaparezca pero que vuelva a estar presente en un futuro cercano, o que vivamos en un continuo estado de problemas y conflictos.

ignorar los conflictos

Ninguna de las tres soluciones es la correcta. Debemos ver el problema e intentar encontrarle una solución lo antes posible. El proverbio que dice “ojos que no ven, corazón que no siente” no tiene cabida en esto.

2. Sustituye viejas ideas por nuevas

La mayoría de los conflictos y los problemas surgen porque tenemos ideas viejas en nuestra cabeza, que no hacen más que evitar que las nuevas entren en nuestra mente.

Cuanto más tiempo mantengamos en nuestra cabeza una idea fija, sin posibilidad de que dudemos de ella, más problemas tendremos y a más conflictos nos tendremos que enfrentar. Pero, ¿por qué sucede esto?

Estar seguros de la validez de nuestras ideas, no eliminarlas o no sustituirlas por nuevas, provoca que creamos que son verdaderas aunque, en realidad, sean una tontería. Esto, inevitablemente, nos llevará a sufrir problemas por creernos certeros en algo que resulta una idea equivocada.

3. Visualiza tu futuro

Debes ser consciente de que dependiendo de cómo visualices tu futuro así será tu presente. Si visualizamos un futuro negativo, nuestro presente será de todo menos positivo.

Visualizar el futuro

¿Qué debemos hacer? Pensar en positivo, visualizar la situación sin el problema y esforzarnos por encontrarle una solución. No debemos mirar hacia atrás, tan solo debemos mirar hacia delante.

Cambiar la forma de ver las cosas te ayudará a ser más positivo
Compartir

No permitas que los problemas dirijan tu vida y determinen si ésta irá bien o mal. Tú tienes el poder para visualizar una recuperación, para enfrentar los conflictos y encontrarles una solución.

4. ¡Sal del automaltrato!

No podemos negar que los problemas y los conflictos que se originan entre las personas resultan violentos, en todos los sentidos. Pero, ¿qué ocurre con nuestra violencia interior?

No solo es violenta la situación, no solo hay malentendidos y enfados. Nosotros mismos ejercemos una violencia contra nuestro ser al reprimir emociones como la ira, el enfado o no verbalizar ciertas opiniones para evitar caer mal…

El automaltrato no es más que una bomba de relojería
Compartir

Tu violencia interior no será beneficiosa para los conflictos que pretendes solucionar. Tarde o temprano toda esa ira contenida y ese afán por agradar a los demás saldrá de alguna u otra manera generando aún más conflictos.

Esto no quiere decir que debas empezar a gritar y a mostrar tu ira cuando así la sientas. Pero, sí debes dejar de intentar agradar a todo el mundo y ser tú mismo.

5. Felicita y felicítate siempre que puedas

Muchos conflictos se nos hacen verdaderamente duros y requieren un gran esfuerzo debido a que estamos tratando con personas a las que queremos.

Si este es el caso, la solución es muy fácil. Sabes que todo el mundo comete errores y lanzar una palabra sincera y de aliento como “sé que te has esforzado”, “lo has logrado por ti mismo” podrá ser una solución a los problemas que se puedan producir.

Pero, estas son palabras que tú mismo debes decirte. No esperes que nadie te las diga, ¡hazlo tú! Tú eres consciente de tus esfuerzos y de tu trabajo. Además, esto te ayudará a ser consciente también del trabajo que realizan los demás, de su propio esfuerzo.

Reconocer tu esfuerzo te hará comprender el de los demás
Compartir

Un estado de conflictos y problemas te perjudica tanto a ti como al resto. Las relaciones se verán dañadas, el enfado ocupará tu vida y tu salud puede verse perjudicada. No ignores nunca los conflictos, plántales cara.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »